Exponen avances en el proceso de eco-certificación de la pesquería de langostino de Rawson

Rawson, En el Salón Auditorio de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Chubut, se llevó a cabo un Taller sobre el Proyecto de Mejoras de la Pesquería Costera de langostino patagónico. El encuentro estuvo organizado por CeDePesca, en conjunto con la Secretaria de Pesca de Chubut, y las empresas que participan el proyecto de langostino de Rawson (Pesquera Veraz, Conarpesa, Iberpesca, Cabo Vírgenes, Food Partners Patagonia, Shore NV y Consermar).

Se contó con la presencia de representantes de empresas extranjeras que importan y distribuyen langostino en Europa y Estados Unidos (Shore NV, Direct Source Seafood y Aquastar), así como también con representantes de empresas que participan del proyecto de langostino en aguas nacionales (Frigorífico del Sudeste).

También participaron integrantes del Laboratorio de Hidrobiología de la UNPSJB, observadores que participan en los muestreos a bordo organizados por este proyecto, representantes del Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos Almirante Storni (CIMAS) de Rio Negro, y de la Prefectura Naval de Rawson.

Tras la apertura a cargo del Secretario de Pesca del Chubut, Adrian Awstin, quien expresó el total apoyo gubernamental al objetivo de certificar la pesquería provincial, Ernesto Godelman, director ejecutivo de CeDePesca, presentó los avances del proyecto con vistas a la obtención de la eco- certificación de esta pesquería, y expuso asimismo los problemas que aún faltan por resolver.

Entre los avances más significativos se subrayó el restablecimiento de las campañas de investigación del INIDEP con apoyo de la industria, el inicio de funcionamiento de la Comisión de Seguimiento en el seno del Consejo Federal Pesquero, y el análisis de impactos en el ecosistema, que se mostraron muy bajos. Asimismo, un análisis de abundancia del recurso efectuado por CeDePesca basado en información de INIDEP mostró una tendencia creciente del mismo y descartó que hubiera un incremento de la tasa de explotación hasta 2016.

Por otro lado, se remarcó la necesidad de reglas claras y explícitas con relación a los criterios de apertura y cierre de la pesquería, así como un protocolo para la adopción de decisiones en caso de que la abundancia decreciera por debajo de algún nivel crítico a determinar.

Los representantes de las empresas europeas y americanas intercambiaron opiniones con las autoridades y el resto de los asistentes, y enfatizaron la necesidad que plantean sus clientes con relación a obtener la eco-certificación de la pesquería. Expresaron asimismo su apoyo al proyecto en marcha y su voluntad de apoyar los esfuerzos de los socios del proyecto junto a las autoridades.

Al término del encuentro se confirmó la continuación del proyecto por tercer año, con el foco puesto en lograr las medidas mencionadas en conjunto con las autoridades provinciales.

Para hoy miércoles 27 está previsto en la ciudad de Buenos Aires un Taller similar, más enfocado en el Proyecto de Mejoras de la pesquería de langostino de aguas nacionales.

Llega una nueva empresa al Puerto: aportará 100 fuentes de empleo

Lo anunciaron desde el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata. La nueva firma, que elaborará pro-ductos congelados, se instalará en el predio donde la entidad, donde antes se encontraba una empresa de saladero de anchoas. “Esto aporta capital, inversión trabajo y producción local”, destacaron.

Tal como lo habían anticipado semanas atrás a El Marplatense, las autoridades del Consorcio Portuario Re-gional de Mar del Plata adelantaron que en los próximos meses se radicará en el Puerto local una nueva empresa dedicada a la elaboración de productos congelados. Aportará alrededor de 100 fuentes de trabajo.

“Esta es una proyección que tenemos para los próximos meses. Nosotros ya entregamos el predio y están empezando con los trabajos para adecuar el lugar”, confirmó a El Marplatense el presidente de la entidad, Martín Merlini, quien destacó: “Esto aporta capital, inversión, trabajo y producción local”.

El funcionario precisó que la firma se instalará en el mismo predio del Consorcio, donde antes se encontraba un saladero de anchoas. “Es una empresa que en principio va a colocar en 50 empleados y en el transcurso de 2017 incorporará 100 trabajadores”, afirmó.

Áreas Marinas Protegidas: “Es grave que no se nos haya escuchado”

El secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes, Jorge Frías, criticó que el proyecto no haya considerado la opinión de los capitanes.

El intento por instalar nuevas Áreas Marinas Protegidas (AMP) en el Mar Argentino no sólo encendió luces de alerta en distintas cámaras empresarias, los representantes de los trabajadores también alzan voces críticas hacia la iniciativa oficial.
Una de esas voces es la del secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes, Jorge Frías. El dirigente esbozó una serie de cuestionamientos hacia el proceso que alumbró el proyecto. Fundamentalmente apuntó contra la falta de diálogo.

Consultado por Pescare.com.ar, reconoció la importancia de fijar medidas para resguardar determinados hábitats y ecosistemas, pero con la necesaria participación de todos los actores que operan en esas zonas, incluyendo a los trabajadores.

“Creemos que se debe discutir la definición de Áreas Marinas Protegidas, su establecimiento y administra-ción. Esto obliga a un debate entre los principales actores involucrados”, alertó en primer término.

Frías recordó que autoridades de la Subsecretaría de Pesca de la Nación fueron convocadas por el Ministerio de Ambiente y Parques Nacionales, los dos organismos que ayer presentaron en Casa de Gobierno la intención de generar dos nuevas AMP: en área Yaganes y la ampliación de Namuncurá-Banco de Burdwood.

Ver también Se presentó en Casa de Gobierno el controvertido proyecto de Áreas Marinas Protegidas

“Sin embargo, las autoridades de la Subsecretaría de Pesca no han podido, no han entendido o no han querido dar una opinión que siente bases para hacer entender a los otros participantes del rol protagónico de Pesca en la administración (de los recursos)”, analizó.

La objeción también alcanzó al Inidep: “Mas preocupante ha sido la actitud del instituto, que ha quedado de lado en el proceso o participó con opiniones intrascendentes; a tal punto, que no se dio a conocer su postura sobre el asunto”, agregó.

El gremialista entiende que el Inidep debe jugar un rol clave, ya que es el organismo encargado de evaluar el estado de las especies y sugerir medidas de manejo.

“Los trabajadores no fuimos consultados”

“Crear AMP por el sólo hecho de cumplir con un porcentaje de superficie determinado políticamente, sin la opinión de los idóneos es grave y desprolijo. Por otra parte, una vez más los trabajadores no fuimos consul-tados”.

En ese sentido, subrayó que los capitanes de pesca están 24 horas por día, durante los 365 del año en el mar. Desde la mirada de Frías, esa experiencia debe ser aprovechada en la búsqueda del balance entre actividad y conservación.

“Parece que no podemos aportar para encontrar equilibrio entre la explotación de un recurso natural que genera trabajo y la preservación del ecosistema; lamentable”, juzgó en el tramo final del contacto.

Se presentó en Casa de Gobierno el controvertido proyecto de Áreas Marinas Protegidas

El Ministerio de Ambiente y Parques Nacionales lanzaron una iniciativa parlamentaria para crear dos nuevas AMP. Crece la preocupación en la industria.

Lejos del consenso que requiere una iniciativa de este tipo, el Ministerio de Ambiente y Parques Nacionales presentaron en Casa de Gobierno el proyecto de ley para implementar dos nuevas Áreas Marinas Protegidas (AMP).
Se trata de las áreas Yaganes y la ampliación de Namuncurá-Banco de Burdwood que con su incorporación al Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas llevaría la superficie marina costera protegida a 155.918 km2.

Del acto de presentación tomaron parte el ministro de Ambiente, Sergio Bergman; el presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Eugenio Bréard; y el secretario de Coordinación Interministerial de Jefatura de Gabinete, Mario Quintana.

“Este constituyen el primer paso para lograr la protección del 10 por ciento del Mar Argentino”, informaron las autoridades tras la presentación.

En el mismo comunicado apuntan que Yaganes representa el 0,23 por ciento del esfuerzo pesquero a nivel nacional y sumará a la protección marina costera más de 69 mil km2; mientras que Burdwood; el 0,81 por ciento de la actividad pesquera con una superficie de más de 28 mil km2.

Oposición en la industria

El origen de la medición de ese impacto no está claro, no fue especificado. “Avanzar con esto es una locura. Están queriendo tocar áreas donde se pesca merluza y calamar sin el respaldo técnico necesario y sin consenso”, expresó un actor de la industria ante Pescare.com.ar.

Ver también Áreas marítimas protegidas: alarma en todo el arco empresario

Otra fuente consultada recordó que la propia FAO pone reparos ante proyectos de esta naturaleza: “Las AMP mal estructuradas y con cuya ejecución se persiguen fines demasiado ambiciosos llevarán a menudo a cometer errores resultantes de usos inapropiados, de un diseño imperfecto o de una aplicación defectuosa, o de estos tres fallos a la vez”, concluye un trabajo del organismo de Naciones Unidas llamado “Ordenación Pesquera”.

Según la FAO, es necesaria una planificación cuidadosa, un diseño científicamente fundamentado y un enfoque de gestión eficaz. Además, recuerda que las AMP repercuten tanto en el ambiente biológico como en las personas, en este caso sobre las miles de personas que tienen a la actividad pesquera como sustento.

En el caso argentino, el proyecto de ley en cuestión fue elaborado por Parques Nacionales y el Ministerio de Ambiente, en colaboración con distintos organismos públicos.

“Este compromiso de creación de AMP es el resultado de un proceso de búsqueda de consensos para una política de Estado de conservación y uso racional de los ecosistemas marinos, que incluyó un amplio diálogo intersectorial y participativo”, argumentaron ayer en Casa de Gobierno.

Sin embargo, ningún representante del sector pesquero tomó parte de ese proceso, ni fue consultado formalmente. Tampoco se les otorgó la posibilidad de compartir un estudio sobre el eventual impacto en la actividad extractiva. El Inidep también quedó afuera.

¿Dos autoridades?

Por otro lado, asoma la debilidad legal del proyecto. Es el Consejo Federal Pesquero el organismo encargado de fijar las medidas de manejo que tocan al sector. No puede haber dos autoridades en esta materia, se parte un error conceptual grave.

Exponen avances en el proceso de eco-certificación de la pesquería de langos-tino de Rawson

Rawson, En el Salón Auditorio de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Chubut, se llevó a cabo un Taller sobre el Proyecto de Mejoras de la Pesquería Costera de langostino patagónico. El encuentro estuvo organizado por CeDePesca, en conjunto con la Secretaria de Pesca de Chubut, y las empresas que participan el proyecto de langostino de Rawson (Pesquera Veraz, Conarpesa, Iberpesca, Cabo Vírgenes, Food Partners Patagonia, Shore NV y Consermar).

Se contó con la presencia de representantes de empresas extranjeras que importan y distribuyen langostino en Europa y Estados Unidos (Shore NV, Direct Source Seafood y Aquastar), así como también con re-presentantes de empresas que participan del proyecto de langostino en aguas nacionales (Frigorífico del Sudeste).

También participaron integrantes del Laboratorio de Hidrobiología de la UNPSJB, observadores que parti-cipan en los muestreos a bordo organizados por este proyecto, representantes del Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos Almirante Storni (CIMAS) de Rio Negro, y de la Prefectura Naval de Rawson.

Tras la apertura a cargo del Secretario de Pesca del Chubut, Adrian Awstin, quien expresó el total apoyo gubernamental al objetivo de certificar la pesquería provincial, Ernesto Godelman, director ejecutivo de CeDePesca, presentó los avances del proyecto con vistas a la obtención de la eco- certificación de esta pes-quería, y expuso asimismo los problemas que aún faltan por resolver.

Entre los avances más significativos se subrayó el restablecimiento de las campañas de investigación del INIDEP con apoyo de la industria, el inicio de funcionamiento de la Comisión de Seguimiento en el seno del Consejo Federal Pesquero, y el análisis de impactos en el ecosistema, que se mostraron muy bajos. Asimismo, un análisis de abundancia del recurso efectuado por CeDePesca basado en información de INIDEP mostró una tendencia creciente del mismo y descartó que hubiera un incremento de la tasa de explotación hasta 2016.

Por otro lado, se remarcó la necesidad de reglas claras y explícitas con relación a los criterios de apertura y cierre de la pesquería, así como un protocolo para la adopción de decisiones en caso de que la abundancia decreciera por debajo de algún nivel crítico a determinar.

Los representantes de las empresas europeas y americanas intercambiaron opiniones con las autoridades y el resto de los asistentes, y enfatizaron la necesidad que plantean sus clientes con relación a obtener la eco-certificación de la pesquería. Expresaron asimismo su apoyo al proyecto en marcha y su voluntad de apoyar los esfuerzos de los socios del proyecto junto a las autoridades.

Al término del encuentro se confirmó la continuación del proyecto por tercer año, con el foco puesto en lo-grar las medidas mencionadas en conjunto con las autoridades provinciales.

Para hoy miércoles 27 está previsto en la ciudad de Buenos Aires un Taller similar, más enfocado en el Pro-yecto de Mejoras de la pesquería de langostino de aguas nacionales.

Diputada preocupada por la abundante captura de langostino y reclamos del sector

Desde hace algunos días, la actividad pesquera en el muelle Heleno Arcángel de San Antonio Oeste se en-cuentra paralizada por las medidas de protesta que llevan adelante los trabajadores del sector.

Reclaman algún tipo de regulación para la explotación del langostino porque actualmente nadie controla la llegada de buques foráneos que arrasan con esta especie. Además, justamente por el desmedido volumen de extracción, el crustáceo es sacado de la zona sin procesar, incumpliendo la ley que procura el trabajo local en el procesamiento de productos.

Lamentablemente no sorprende la indiferencia con la que, tanto el gobierno provincial como el nacional, han confundido “actividad extractiva” con “saqueo indiscriminado”, sin guardar reparos en los riesgos sociales y ambientales para la población local.

Por eso solicité formalmente al Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Provincia de Río Negro Al-berto Diomedi y al Subsecretario de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agroindustria de la Nación Lic. Tomás Gerpe, que expliquen las gestiones que han realizado para mediar en este conflicto y llevar una res-puesta satisfactoria a este sector económico, que sea asimismo amigable con una gestión sustentable del recurso en cuestión,” indicó la diputada por rio Negro María Emilia Soria a la Agencia Periodística Patagónica.

Seguridad en la navegación: brigada de inspecciones pasó por Mar del Plata

El cuerpo de Prefectura controló a un grupo de buques locales. Además, participaron de los operativos especialistas en lucha contra el narcotráfico.

La Brigada de Inspecciones Técnicas de Buques que opera en el ámbito de Prefectura pasó por Mar del Plata la semana pasada. Según pudo saber Pescare.com.ar, se trabajó entre miércoles y jueves en el puerto local.
La tarea forma parte de una recorrida habitual por distintas terminales del país. Los operativos tienen como objetivo controlar aspectos que hacen a las condiciones de navegación y seguridad a bordo.

Los profesionales de la fuerza, dependientes de la Dirección de Policía de Seguridad de la Navegación, revisan máquinas, equipamiento general, de salvamento, de comunicaciones, instalaciones eléctricas y casco.

Saldo del operativo

“Como resultado, se retuvo el Certificado Nacional de Seguridad de la Navegación a tres buques pesqueros porque no contaban con las condiciones óptimas”, informaron desde Prefectura; aunque evitaron citar nombres propios.

Consultado al respecto, el jefe de Prefectura Mar del Plata, Gustavo Campanini, apuntó: “Este procedimiento lo hace la brigada o la hacemos nosotros también cuando constatamos alguna falencia. Muchas veces no son graves, pero por ahí ante el cumulo de muchas menores se le retira el certificado hasta tanto se regularice la situación”.

En ese lapso de tiempo, obviamente el buque no puede zarpar. Además, de la excursión a los muelles participaron especialistas en lucha contra el narcotráfico, acompañados por perros adiestrados para detectar narcóticos.

Estructura local de control

Por otra parte y ante la inquietud de armadores por falta de personal estable en la ciudad, Campanini destacó que hay inspectores disponibles para todas las especialidades a lo largo del año.

“Hoy tenemos inspectores para todas las especialidades: de casco, armamento, electricidad, comunicaciones, contaminación. Salvo algunas inspecciones de los buques más grandes en el tema máquinas, el resto se hace con inspectores técnicos de Mar del Plata”, dijo.

Al mismo tiempo, recordó que fueron incorporados oficiales del guardacostas “Thompson” para apuntalar la estructura operativa. “En principio, diría que no estamos al 100 por ciento, pero estamos dando respuesta inmediata a todo lo que sea inspección”, concluyó.

Se reactiva el puerto pesquero de sierra grande

La dársena de pescadores de Punta Colorada, en Sierra Grande, reinició su actividad con la llegada del primer buque pesquero cargado de langostinos, luego de años de paralización.

El barco “Don Salvador” atracó en el muelle para abastecer de materia prima a la planta de la empresa Punta Colorada Fishing SRL, de la localidad de Sierra Grande.

“La llegada de este barco muestra la reactivación del muelle de Sierra Grande, luego de años de parálisis, acompañando el impulso que tomó la actividad pesquera localmente”, señaló el subsecretario de Pesca, Jorge Bridi quien añadió que “queda así demostrado que el recurso del langostino en el Golfo de San Matías trae trabajo para los rionegrinos”. (ADN Sur)

Sierra Grande apuesta a la pesca: ya funciona la dársena de Punta Colorada

La pesca en Sierra Grande dio un paso más. La semana pasada zarpó un barco en etapa de prueba a realizar sus primeras capturas desde la reconstruida dársena de Punta Colorada. La reactivación se hace esperar pero está más cerca.

El jueves zarpó el barco Don Salvador, y ese primer recorrido fue con éxito.

Si es como está previsto, como en los años 90, el ejido de Sierra Grande tendrá otra vez un atracadero de buques que llegan con capturas del Golfo San Matías.

La puesta en marcha de la dársena pesquera tuvo una inversión de la provincia de alrededor de $1.500.000, pero a pesar que estaba lista hubo varias idas y vueltas para su habilitación.

En esta oportunidad el barco Don Salvador, de Patagonia Fish, hizo la prueba de 90 cajones con langostinos de buena calidad, que fueron puestos en el mercado local.

El proceso de crecimiento de la actividad no queda acá porque los privados están invirtiendo para que el engranaje de la pesca sea una realidad.

Mientras tanto, en Sierra Grande hay otra planta en construcción por parte de empresarios locales y en mas avance está el conocido Pescador Chocolate, que sólo espera habilitación nacional de Senasa, el resto está todo listo.

Desde hace muchos años funciona la empresa RV, del empresario chubutense Roberto Valle que genera puestos de empleo genuinos todo el año.

La proyección es poder llegar a seis o siete barcos y otra vez se piensa en una decena de lanchas que puedan trabajar con la pesca artesanal, señaló la legisladora Roxana Fernández, exponente en Sierra Grande del gobierno provincial, que en primera persona gestionó la puesta en marcha de la dársena.

Con la dársena habilitada, Punta Colorada recuperará que salgan diariamente embarcaciones a la pesca en la zona marítima de esta parte del Golfo San Matías. Una postal que se había perdido hace años.

En la dársena se realizaron obras que incluyeron el acondicionamiento general y limpieza; adquisición de alambrado perimetral; remoción de construcciones y contenedores destruidos; acondicionamiento y re-construcción de los dos muelles; dragado; acondicionamiento y construcción de bitas de amarre; construc-ción de defensas y tendido eléctrico nuevo en todo el predio.

Además, instalación completa de luminarias y de defensas en los dos muelles y delimitación de sendas pea-tonales; reconstrucción de las oficinas y equipamiento; instalación de equipo contra incendio, incluyendo tanque de reserva y estación de bombeo.

Langostino Santo: pidieron 10 años de cárcel para Omar “Cura” Segundo

El fiscal federal Teodoro Walter Nürnberg solicitó ayer la pena de 11 años para el español Alfredo Aranda Barberá y 10 años de cárcel para el empresario madrynense Omar “Cura” Segundo, en el marco del juicio por el caso Langostino Santo. Para el bróker Seoane requirieron 10 años y 8 años y 6 meses para el taxista Burgos, y no hubo acusación para Pennisi. A más de cuatro años del hallazgo de los 110 kilos de cocaína en la pesquera Poseidón, el mes próximo se conocerá la sentencia del resonante caso.

Transporte y almacenamiento

El pedido de penas para Aranda Barberá es por el delito de “transporte de estupefacientes”, en tanto que a Omar Segundo se le endilga el delito de “almacenamiento” de drogas. En tanto, para otro empresario invo-lucrado, el bróker marplatense Nicolás Seoane, la pena solicitada es similar a la de Segundo y por la misma tipificación penal. Mientras que, para Juan Eduardo Burgos, un taxista de Mar del Plata que figuraba en los papeles como socio de Aranda Barberá, el fiscal requirió 8 años y seis meses de prisión. En tanto, no hubo acusación -por ende, tampoco pedido de pena- para el quinto procesado de la causa, Alejandro Salvador “Gaga” Pennisi.
“Ni el expediente, ni este debate, se ha incorporado una prueba que acredite su acción concreta o aporte, esencial o secundario, en relación hechos”, argumento el fiscal.

Uno sin extraditar

Vale mencionar que por esta misma causa, otro ciudadano español, Salvador Parra Gómez, fue detenido en Europa, pero por la negativa del gobierno de España a la extradición del mismo, no pudo ser enjuiciado en esta oportunidad.
La causa, denominado “Langostino Blanco”, investiga el acondicionamiento y traslado del cargamento de estupefacientes desde Mar del Plata a Puerto Madryn y su empaque para posterior exportación a España en la ciudad chubutense.
La investigación se inició el 10 de junio del año 2013, cuando un llamado alertó a las autoridades judiciales sobre la existencia de un cargamento de drogas en la pesquera “Poseidón” de Puerto Madryn, y derivó en un operativo en el marco del cual se incautaron 110 kilos de cocaína que se encontraban ocultas en cajas de langostinos, preparadas para su exportación a Europa.

Apuntaban al imputado ausente

El julio pasado comenzaron las audiencias del juicio oral y público, y entre las declaraciones prestadas por los imputados, Nicolás Seoane, el contacto comercial entre la empresa marplatense y Poseidón, dijo que la droga en las cajas de langostino fue una maniobra del español Salvador Parra Gómez sin su conocimiento.
En una de las audiencia realizadas en el Casino de oficiales del Penal Federal de Rawson, Nicolás Seoane contó que el empresario español le compró merluza para exportar a África vía España. En febrero de 2013 enviaron 3 contenedores de 66 mil kilos al puerto de Valencia adquiridos a Poseidón, con quien Seoane ya tenía relación comercial.
Detalló la relación comercial que mantuvo con el español y que en uno de los pedidos de mercadería Parra Gómez le pide que incluya en una exportación desde Madryn un empaque de langostino almacenado en Mar del Plata y que no habían podido embarcarlo.
El langostino había sido empacado en la empresa que el español “fundó” en Mar del Plata y que el taxista Juan Eduardo Burgos era “socio fundacional”. Seoane dijo que al llegar a Madryn no pudieron exportarla ya que el permiso del SENASA era trucho y decidieron almacenarlo hasta resolver la cuestión.
Además, relató en su declaración que Parra les hace una nueva compra de merluza para su exportación y es ahí que Seoane, junto a directivos de Poseidón, deciden re empaquetar los langostinos marplatenses con la marca de Poseidón y simular que la carga era de la pesquera y no de Parra.
Para el broker de pescado esa maniobra de cambio de cajas posibilitó que se descubra la droga ya que hasta ese momento desconocían el contenido. De esta manera responsabilizó a Parra Gómez en el intento de traficar droga a España desde la pesquera Poseidón. La fiscalía federal no consideró convincentes esos relatos y ratificó su postura respecto a la organización narcocriminal, ubicado a Aranda Barbera en la cabeza del grupo, y colocó al bróker y al dueño de Poseidón con el mismo pedido de pena de 10 años de cárcel.

Vinculación de los imputados

Tras el hallazgo en la planta, el primer policía en llegar fue el sargento Jorge Chiquichano. Lo llamó Segundo. Se conocían porque el “Cura” lo requería para tareas adicionales, como pagos a los obreros u otros que implicaban manejar valores o dinero.
Los empleados habían encontrado “panes” de una sustancia blanca. La primera caja sospechosa estaba en una mesa de cristal. El narcotest dio positivo. Se abrió el resto. La droga estaba distribuida en pequeñas cajas de cartón en las que había dos paquetes de estupefacientes o uno solo. Esas cajas integraban un grupo de seis unidades de igual tamaño que estaban a su vez, contenidas dentro de una caja más grande.
Cada caja tenía la etiqueta “Gambón crudo congelado”. Eran dos kilos de langostino importado por Royal Peche y exportado por Cooperativa de Trabajo Los Marplatenses. Las cajas con droga estaban mezcladas con otras que tenían sólo langostinos, para sortear controles. En algunos casos fue hallado un solo paquete de cocaína con langostinos. Incluso se completaron con langostinos “pelados” sin cabeza ni carcasa que los recubre.
Luego se sabría que a los empleados les habían ordenado cambiar las tapas de las dos primeras cajas de langostinos, que eran las primeras que se veían al abrir las cajas grandes. Cortaban la cinta y la daban vuelta para que el contenido quedara al revés y así, las cajas de la droga quedaban abajo. Quien acomodó la cocaína tomó la precaución de que quede oculta en las cajas del fondo. Las tapas superiores eran las que controlarían las autoridades sanitarias y de aduana. En 366 cajas se hallaron 96 paquetes de cocaína con una pureza del 88%.
Las cajas con droga tenían etiquetas donde el exportador sería “Cooperativa de Trabajo los Marplatenses”, autorización UE 4351. Según SENASA, esta Cooperativa no está habilitada para exportar a la Unión Europea (siglas UE). Y el 4351 pertenece a Consermar, cuyo responsable es Javier Ortiz, el socio de Segundo en Po-seidón. “Esto demuestra la vinculación entre los sujetos activos de los ilícitos investigados y también el co-nocimiento que tenía Segundo de la maniobra”, describió la acusación