Se le terminó el sueño de armador

Envuelto en un escándalo por marineros que se quejan por la falta de pago de las mareas efectuadas, el em-presario de la estiba Carlos Alanís,(foto,centro) decidió acordar la entrega del fresquero Norman a su pro-pietario, el marplatense Renato Alewa, a quien se lo había rentado con el firme propósito de convertirse en “armador”, pero no pudo ser: Al parecer la merluza esquiva y la falta de experiencia en el rubro, lejos de ayudarlo a cumplir su sueño lo convirtieron en “deudor”, acarreándole pérdidas millonarias que amenazaban con romper su estabilidad económica.

Alewa, quien todavía se presenta como el dueño de Alpesca había desembarcado en Deseado a principios de año junto a su hijo Lenk Alewa para ofrecer en alquiler 3 barcos, Alaniz aceptó el reto, pero cuando ya estaba todo listo para firmar el arriendo surgió un problema que Alewa minimizó: dos barcos no tenían permiso, pero dijo que no se preocupara que se podía solucionar “en dos patadas”, pero Alewa no pudo dar esas dos patadas y la solución nunca llegó y Alaniz se tuvo que conformar con el Norman, un buque con serios problemas técnicos y judiciales que se encuentra amarrado en el muelle de Caleta Paula.

“Tardé mas de la cuenta, el negocio no salió bien, el barco estaba roto y entre las reparaciones para que Prefectura lo certifique se pasó año, el barco hizo una pocas mareas y después la merluza se fue muy adentro y no se pudo seguir pescando. Ahora me había salido un flete para ir a sacar unas trampas de centolla pero como no consigo maquinista, y la gente no quiere trabajar y entonces decidí bajar a toda la tripulación y entregar el barco, pagué todo lo que tenía que pagar si debo algo serán 3 mil pesos, pero no se puede seguir perdiendo plata” dijo Alaniz a Mar&Pesca al describir la situación.

De todos modos no explicó si devolverá las 260 toneladas de merluza hubbsi que le otorgó en Consejo Federal Pesquero en el acta 25/ 17 en concepto de Reserva Social.

Por su parte dos trabajadores marítimos que se comunicaron con Mar&Pesca confirmaron que el buque se encuentra “con muchos problemas técnicos y de habitabilidad” y que la mayoría de los embarcados ni bien suben la escalera optan por bajarse del buque porque “es una chatarra flotante”.

“Hicimos dos viajes y no nos pagaron, dicen que el barco está alquilado pero los recibos de sueldos de la gente estaban a nombre de la empresa Doble A de Alewa , que es un hombre que en Mar del Plata y en Chubut tiene muy mala fama”, señalaron por último los trabajadores .