Archivo de la categoría: Diario Crónica

La empresa Bentónicos Argentina se instalará en Puerto Deseado

La firma de capitales rusos anunció que invertirá en la instalación de una planta procesadora de centolla en Puerto Deseado. El Municipio y la Secretaría de Pesca de la provincia resaltaron la importancia de “acompañar cualquier proyecto que genere trabajo en las localidades portuarias del interior”.

“Desde que comenzamos la gestión, estamos impulsando que todas las operatorias pesqueras puedan generar trabajo en planta, en tierra. Sin desmerecer a la actividad congeladora, tenemos que trabajar en la fresquera o en la congeladora que pueda tener un reproceso en tierra. ¿Por qué queremos el reproceso en plantas terrestres? Porque eso genera mano de obra local exclusivamente”, sostuvo el secretario de Pesca, Alexis Quintana, luego de la reunión de ayer con la empresa de capitales rusos Bentónicos Argentina con la que se trabajará en impulsar la instalación de una planta procesadora de centolla.

Del encuentro, además, participaron el ministro de la Producción, Comercio e Industria, Leonardo Álvarez; el intendente de Puerto Deseado, Gustavo González; la subsecretaria de Coordinación Pesquera, Mayra Totaro; uno de los propietarios de Bentónicos, Vitalli Bakulin; y el gerente general la empresa, Jorge Traba.

Bentónicos de Argentina, adquirida por una firma rusa a principio de este año, es propietaria de las embar-caciones centolleras Tango I y Tango II. La decisión de la empresa es realizar “una inversión productiva en Puerto Deseado”. “La diferencia está en que cuando uno abre una planta procesadora en Deseado (o como en el caso de San Julián el año pasado) se genera automáticamente mano de obra local”, agregó Quintana.

En ese marco, el funcionario provincial detalló que desde el año pasado la compañía Food Partner también lleva adelante un proyecto similar al que hoy propone Bentónicos. “Queremos que esta firma -que viene trabajando hace 6 años en la provincia con proceso de congelado a bordo- haga una parte de su proceso en tierra y en la localidad de Puerto Deseado. Por eso también está impulsando esto el intendente de Deseado (Gustavo González) y nosotros, porque acompañamos cualquier proyecto que genere trabajo en las locali-dades portuarias del interior”, enfatizó.

“Esto quiere decir –continuó- que, si se pueden generar 10, 20, 30 ó 50 puestos de trabajo y además una inversión en la localidad, se generará una cadena de proveedores directos e indirectos para ese tipo de ac-tividad”. Por tanto, el secretario de Pescadestacó las políticas de productividad impulsadas desde el gobierno provincial y recordó que el objetivo es “buscar la forma de generar mano de obra genuina”.

Por su parte, el intendente de Deseado señaló que “hace mucho tiempo que no se daba una inversión de este tipo en materia de pesca” y resaltó que tal decisión “generará mano de obra local, no solamente en lo que será la planta de proceso sino en la construcción de ella”. Además, comentó que “la idea es que la planta no solo trabaje en época de centolla, sino que busque otra especie para dar mayor productividad”.

El Concejo Deliberante planteó la necesidad de potenciar los recursos del mar

Durante la última sesión ordinaria el concejal Pablo Martínez llevó el debate al recinto, mostrándose coin-cidente en los pensamientos expresados en varias oportunidades por el viceintendente Juan Pablo Luque, afirmando que “debemos dejar de darle la espalda al mar”, en cuanto a la diversificación económica de la ciudad.

Martínez, que participó en el Seminario del Golfo San Jorge y Mar Austral desarrollado la semana pasada en el Centro Cultural, recordó el Proyecto Pampa Azul, lanzado en el 2014 para investigar el mar Atlántico Sur durante 10 años, el cual brinda herramientas “que repercuten en nuestra cuenca del Golfo San Jorge y nuestro mar”. “El instituto nacional de investigación y desarrollo pesquero (INIDEP) plantea a través de un informe presentado, volver a mirar la pesca como un factor de desarrollo, como generador de riquezas”, explicó el concejal.

Como dato destacado, Martínez expresó que “en el año 2016 se planteó una comparación entre exportaciones pesqueras y las de carne vacuna. El monto global de carne vacuna fue de 1.044 millones de dólares, mientras que la pesca, 1.724 millones de dólares. El langostino solo casi mil millones de dólares”. Por lo tanto el concejal manifestó que “debemos reforzar desde lo institucional lo logrado hasta ahora” ya sea a través de la “reforma estructural de algunas cuestiones como los permisos de pesca”.

El concejal Guillermo Almirón se sumó al debate acotando que “el problema de la pesca es que los recursos van a otro lado, hay que cultivar el mar y darle valor agregado, no solo extraer”. El edil expresó que “hoy no están los recursos y ese es el mal de varias generaciones de dirigentes y la misma comunidad que en época de vacas gordas no han priorizado eso”.

Además insistió en centrarse en el Plan Patagonia, “para incorporar los temas necesarios a la agenda y no solo mantenerlos vivos sino tomar otras decisiones”.

Pedidos de informes de calidad del mar

Por su parte, el concejal Nicolás Caridi aportó al debate recordando los “esfuerzos realizados junto a la Se-cretaría de Pesca de la Provincia para reactivar la pesca artesanal”. Asimismo, Caridi pidió el acompañamiento de sus pares para solicitar mediante nota desde presidencia a la Secretaría de Pesca la presentación de “informes de monitoreo de Caleta Córdova y Bahía Solano, de parámetros físico químico, bacteriológico y de hidrocarburos en la zona”.

El fundamento del concejal para solicitar estos informes radica en que “hay mucha gente que trabaja con los recursos del mar sin saber si cuenta con la calidad necesaria”, ya que desde la misma secretaría “admitieron que no contaban con registros actualizados de informes de calidad ambiental de las playas de Caleta Córdova, sino únicamente en el ámbito del ejido urbano”.

En tanto, el presidente del bloque Cambiemos, José Gaspar recordó que se había solicitado un registro de artesanos pesqueros y que no se cobre el canon de abasto por el pescado que ingresa a esta ciudad para ser fileteado “porque es carísimo. Si pretendemos la diversificación, vamos a tener que implementar una política en este sentido”, sentenció.

La empresa Bentónicos Argentina se instalará en Puerto Deseado

La firma de capitales rusos anunció que invertirá en la instalación de una planta procesadora de centolla en Puerto Deseado. El Municipio y la Secretaría de Pesca de la provincia resaltaron la importancia de “acompañar cualquier proyecto que genere trabajo en las localidades portuarias del interior”.

“Desde que comenzamos la gestión, estamos impulsando que todas las operatorias pesqueras puedan generar trabajo en planta, en tierra. Sin desmerecer a la actividad congeladora, tenemos que trabajar en la fresquera o en la congeladora que pueda tener un reproceso en tierra. ¿Por qué queremos el reproceso en plantas terrestres? Porque eso genera mano de obra local exclusivamente”, sostuvo el secretario de Pesca, Alexis Quintana, luego de la reunión de ayer con la empresa de capitales rusos Bentónicos Argentina con la que se trabajará en impulsar la instalación de una planta procesadora de centolla.

Del encuentro, además, participaron el ministro de la Producción, Comercio e Industria, Leonardo Álvarez; el intendente de Puerto Deseado, Gustavo González; la subsecretaria de Coordinación Pesquera, Mayra Totaro; uno de los propietarios de Bentónicos, Vitalli Bakulin; y el gerente general la empresa, Jorge Traba.

Bentónicos de Argentina, adquirida por una firma rusa a principio de este año, es propietaria de las embar-caciones centolleras Tango I y Tango II. La decisión de la empresa es realizar “una inversión productiva en Puerto Deseado”. “La diferencia está en que cuando uno abre una planta procesadora en Deseado (o como en el caso de San Julián el año pasado) se genera automáticamente mano de obra local”, agregó Quintana.

En ese marco, el funcionario provincial detalló que desde el año pasado la compañía Food Partner también lleva adelante un proyecto similar al que hoy propone Bentónicos. “Queremos que esta firma -que viene trabajando hace 6 años en la provincia con proceso de congelado a bordo- haga una parte de su proceso en tierra y en la localidad de Puerto Deseado. Por eso también está impulsando esto el intendente de Deseado (Gustavo González) y nosotros, porque acompañamos cualquier proyecto que genere trabajo en las locali-dades portuarias del interior”, enfatizó.

“Esto quiere decir –continuó- que, si se pueden generar 10, 20, 30 ó 50 puestos de trabajo y además una inversión en la localidad, se generará una cadena de proveedores directos e indirectos para ese tipo de ac-tividad”. Por tanto, el secretario de Pescadestacó las políticas de productividad impulsadas desde el gobierno provincial y recordó que el objetivo es “buscar la forma de generar mano de obra genuina”.

Por su parte, el intendente de Deseado señaló que “hace mucho tiempo que no se daba una inversión de este tipo en materia de pesca” y resaltó que tal decisión “generará mano de obra local, no solamente en lo que será la planta de proceso sino en la construcción de ella”. Además, comentó que “la idea es que la planta no solo trabaje en época de centolla, sino que busque otra especie para dar mayor productividad”.

Convocados por Awstin, los sectores pesqueros de Chubut llevarán postura conjunta ante el Consejo Federal

El secretario de Pesca de la Provincia encabezó este martes un encuentro en la Casa del Chubut en Buenos Aires. Esta semana se desarrollarán reuniones en el seno del Consejo Federal Pesquero.

El secretario de Pesca de la provincia, Adrián Awstin, encabezó este martes en la Casa del Chubut en Buenos Aires una reunión con todos los sectores representativos del sector pesquero chubutense, en la cual se decidió acordar una postura unificada para defender de manera conjunta los intereses provinciales durante los encuentros que se desarrollarán esta semana en el seno del Consejo Federal Pesquero, particularmente en la reunión de la Comisión de Manejo de Langostino.

Durante el encuentro celebrado en la Casa del Chubut, acompañaron a Awstin representantes de Flota Ar-tesanal, Flota Amarilla, barcos congeladores, plantas pesqueras y empresas que realizan descargas en los diferentes puertos chubutenses.

Awstin indicó “hoy hemos dado un paso muy importante entre todos los representantes del sector pesquero de la provincia para defender juntos los intereses de Chubut, en un ámbito de negociación muy difícil como el Consejo Federal Pesquero, que requiere que vayamos a participar desde una posición firme y decidida en la defensa de los recursos, la producción y las fuentes de trabajo de nuestra provincia”.

El funcionario provincial agregó que “la Pesca representa el tercer recurso económico de Chubut, detrás del petróleo y el aluminio. Genera mucha actividad económica y puestos de trabajo. Por eso hicimos esta amplia convocatoria: para unirnos porque se trata de un tema muy importante que afecta con mucha incidencia a los intereses de nuestra provincia. La estamos peleando todos juntos como siempre nos pide el gobernador Mario Das Neves”.

Awstin señaló que “el punto central pasa por defender nuestros recursos ante quienes pescan en aguas na-cionales frente a las costas de nuestra provincia. En Chubut hemos realizado un esfuerzo y un trabajo muy grande por preservar nuestros recursos, por eso nuestra zona es muy rica y ofrece muchísimas posibilida-des. Pero para que la pesca sea sustentable en el tiempo es fundamental que entre todos cuidemos los re-cursos pesqueros para evitar la depredación. Y este cuidado minucioso que hacemos en Chubut muchas veces afecta a intereses económicos que son ajenos a nuestra realidad provincial”.

El secretario de Pesca de la provincia explicó que “por eso es sumamente importante la unidad de los chu-butenses y también de todas la provincias patagónicas que participamos en el Consejo Federal Pesquero, porque nos encontramos en una situación real de desventaja frente a los representantes del gobierno na-cional y la provincia de Buenos Aires, que tienen mayoría en los votaciones del Consejo”.

Para finalizar, Awstin dijo que “habitualmente esas votaciones arrojan un resultado de 6 a 4, siendo esos 4 votos los representativos de la Patagonia. Si logramos trabajar fuerte de manera unificada para instalar en la agenda de debate estos temas es posible revertir esta situación. Es muy importante generar conciencia a nivel nacional y regional. Se trata de una disputa por intereses y nosotros defendemos a Chubut y a la Patagonia, y a la sustentabilidad en el tiempo de nuestros recursos y de la Pesca como actividad económica generadora de producción y trabajo para nuestra región”, concluyó.

Una tripulante de un buque denunció haber sido abusada sexualmente por sus compañeros en altamar

La mujer de 25 años era parte de los 17 tripulantes del pesquero “Altalena”. La última noche en altamar la joven compartió con cinco de sus compañeros un vaso de vino al terminar las tareas, cuando el barco ya se dirigía al puerto de Comodoro. Aparentemente sus compañeros le habrían puesto alguna droga en el vino, para someterla sexualmente. Apenas desembarcó se presentó en Prefectura y realizó la denuncia por abuso. Hubo pericias en el barco y secuestro de varios elementos que confirmarían los dichos de la joven.

Se trata de una tripulante del pesquero “Altalena” que amarró en el puerto comodorense a las 8 de la mañana del miércoles 30 de agosto. La mujer desembarcó e inmediatamente se presentó en Prefectura para denunciar haber sido abusada sexualmente por otros tripulantes. Al respecto el prefecto mayor Humberto Haunau, jefe de Prefectura local, dijo que se comunicaron con la Fiscalía para que la víctima radicara una denuncia penal.

Así fue como la mujer se presentó en la Fiscalía y le relató al fiscal general Martín Cárcamo lo que le había ocurrido. La mujer dijo que en la noche del 29, después de las 23, ya terminada la tarea y con el barco que volvía al puerto de Comodoro compartió con otros cinco tripulantes después de la cena. Relató que habían tomado vino y que si bien ella le sintió un gusto raro no se percató de nada extraño. Pero en la mañana si-guiente se despertó en el camarote que compartía con otros tres tripulantes y sintió fuertes dolores en la zona vaginal y notó que tenía las prendas forcejeadas y dañadas.

“Ella se presentó a denunciar –explicó Cárcamo- porque entiende que en este contexto fue abusada. En un primer momento se dirigió a Prefectura, apenas desembarcaron. Nosotros aplicamos el protocolo de rigor y se le efectuó la revisación médica, se le tomaron muestras y si bien no se verificaron lesiones genitales, de todas maneras se le suministró toda la medicación de profilaxis como establece el protocolo, para evitar enfermedades de transmisión sexual como el HIV, y otras. Se tomaron muestras así que la semana próxima ya vamos a tener los resultados de ADN”.

Pericias en el barco

Otra de las medidas que ordenó el fiscal Cárcamo fue una serie de pericias en el barco que las hizo personal de Criminalística. “Se hisoparon diferentes zonas del buque, principalmente de la cocina; fueron secuestrados e hisopados los vasos en los que estuvieron consumiendo, la botella de vino y otros elementos. Estimo que esa prueba científica nos va a permitir clarificar el hecho, porque acá no vamos a tener el relato de la víctima, producto de alguna sustancia tóxica que habría ingerido y que la colocó en esa situación de inconsciencia” explicó.

Cabe mencionar que además de todas las muestras biológicas que se le extrajeron se incluyó una muestra de sangre para efectuar una pericia toxicológica, más las pericias toxicológicas que se van a hacer a los hi-sopados, lo que permitirá determinar por lo menos si a la víctima le suministraron alguna sustancia tóxica para quebrar su voluntad y someterla sexualmente.

Ya había estado embarcada en otros buques

El Altalena es un barco fresquero con una tripulación de 17 marineros, el capitán y un inspector de pesca de Nación, que estaba allí en ese momento. “Las sospechas en principio recaen en la totalidad de la tripulación, pero si la limitamos al tiempo en que compartían las bebidas eran solo cinco los tripulantes que estaban con ella. Si bien ella no los conoce por nombre porque es la primera vez que se embarcaba en el Altalena, a partir de los registros que tiene Prefectura pudimos hacer una suerte de recorrido fotográfico en el que ella pudo identificar a estos cinco que estaban con ella en ese momento” aseveró el fiscal.

Cabe mencionar que la joven de 25 años no tiene funciones específicas, sino que revista como marinero y no es esta la primera vez que está embarcada. Ya estuvo en otros pesqueros con otras tripulaciones y no tuvo ningún tipo de inconvenientes, desarrollando las mismas tareas que sus compañeros.

El fiscal confirmó que se presentó en esta ciudad el armador del barco, que se puso a disposición de la víctima para asistirla en todas las cuestiones elementales como estadía, mientras duren las pruebas a las que debió someterse a partir de la denuncia. La víctima se encontraba hasta el viernes último en esta ciudad, manteniendo una entrevista con la psicóloga forense, que ya emitió su informe. Por estas horas regresó a su domicilio en la provincia de Corrientes.

Pesca secuestró 400 kilos de langostinos y 30 de merluza

Durante un operativo de rutina llevado adelante en la Ruta Nacional Nº 25, la Secretaría de Pesca, a través de la Dirección General de Pesca a cargo de Martín Pala, realizó el secuestro y posterior desnaturalización de una importante cantidad de langostinos y merluza.

«En horas de la tarde interceptamos un camión que estaba trasladando 400 kilogramos de langostinos «co-lita» y 30 kilogramos de filet de merluza, que habían sido procesados en un establecimiento no habilitado para tal fin», aseguró Pala.
«En ese sentido, la mercadería tuvo que ser desnaturalizada ya que al desconocer el estado sanitario del lugar donde se llevó a cabo el procesamiento constituye un riesgo para la salud humana en caso de ser consumida», detalló.
«El mercado paralelo trae aparejado importantes consecuencias sobre la salud humana, porque descono-cemos los orígenes de la mercadería, no es conservada con frío y por tanto pierde las cadenas de conserva-ción y es transportada sin habilitación sanitaria, en condiciones que en su mayoría son deplorables, al aire libre», explicó el funcionario.
Además Pala aseguró que «labramos la infracción y vamos a dar curso a todos los pasos legales que co-rresponden en éste tipo de casos» y culminó advirtiendo que «los controles siempre están y van a seguir estando hasta que se cierre el ciclo de los mercados clandestinos».

Pesca secuestró 400 kilos de langostinos y 30 de merluza

En el marco de un operativo de rutina llevado adelante en la Ruta Nacional Nº 25, la Secretaría de Pesca, que conduce Adrián Awstin, a través de la Dirección General de Pesca a cargo de Martín Pala, realizó el secuestro y posterior desnaturalización de una importante cantidad de langostinos y merluza.

“En horas de la tarde interceptamos un camión que estaba trasladando 400 kilogramos de langostinos “colita” y 30 kilogramos de filet de merluza, que habían sido procesados en un establecimiento no habilitado para tal fin”, aseguró Pala.

“En ese sentido, la mercadería tuvo que ser desnaturalizada ya que al desconocer el estado sanitario del lugar donde se llevó a cabo el procesamiento constituye un riesgo para la salud humana en caso de ser consumida”, detalló.

“El mercado paralelo trae aparejado importantes consecuencias sobre la salud humana, porque descono-cemos los orígenes de la mercadería, no es conservada con frío y por tanto pierde las cadenas de conserva-ción y es transportada sin habilitación sanitaria, en condiciones que en su mayoría son deplorables, al aire libre”, explicó el funcionario.

Además Pala aseguró que “labramos la infracción y vamos a dar curso a todos los pasos legales que corres-ponden en éste tipo de casos” y culminó advirtiendo que “los controles siempre están y van a seguir estando hasta que se cierre el ciclo de los mercados clandestinos”.

Se hundió otro buque pesquero frente a las costas de Rawson

Se trata del “Que le importa” un barco de madera, muy viejo botado en 1949 y que había estado en repara-ciones desde marzo, perteneciente a la empresa “Es Posible S.R.L.”.

“El barco salió a las 20:10 del puerto de Rawson y a las 3.53 de la madrugada se declaró en emergencia, le explicó a Crónica el prefecto mayor Humberto Haunau. El hundimiento se produjo a 40 millas del puerto de Rawson, y solo a 30 millas del sitio donde se hundió el Repunte. Tenía siete tripulantes que fueron rescatados por otra embarcación, El Malo I que los llevó hasta el puerto de Rawson al que llegaron a las 10.00 de la mañana, en buen estado”.

“El rescate en este caso se pudo hacer y fue exitoso debido a que las condiciones del mar son buenas y había muchos barcos en la zona pescando” explicó el prefecto.

El barco, que se denomina “Que le importa” pertenece a la empresa “Es Posible S.R.L.” y tiene domicilio en Mar del Plata en la calle Roque Sáenz Peña 145. Llevaba siete tripulantes y el capitán era Miguel Angel Franco, el resto de la tripulación rescatada fue identificado como Andrés Eliseo Rodríguez, Hernán César Quiquinte, Víctor Daniel Lincomán, Walter Maximiliano Milipil, José Sanabria Corbalán y Carlos Javier Altamirano. Prefectura informó que todos permanecían ayer en el Hospital de Rawson siendo evaluados tras el hundimiento.

“Un ingreso muy grande de agua en el casco”

En cuanto a las razones por las que se produjo el hundimiento del “Que le importa”, el prefecto Haunau dijo que “no dieron razones de lo que pasó, solo que en la madrugada informaron que tenían un ingreso de agua muy grande en el casco. En principio el capitán dijo que no pudieron determinar por donde ingresó”. De todos modos esto genera una intervención del Juzgado Federal de Rawson, tal como ocurrió en el caso del Repunte.

Cabe mencionar que las inspecciones debidas estaban hechas, según confirmó Haunau. “En el despacho están todos los certificados en vigencia, la evaluación de seguridad y las inspecciones con respecto al casco, el documento de seguridad de casco, seguridad de armamento que son todos los elementos de seguridad y los aspectos relativos al funcionamiento de las máquinas” expresó.

Pescadores se manifestaron pidiendo justicia por los tripulantes del Repunte

Denunciaron la precariedad de las condiciones en las que operan en alta mar y las habilitaciones que Pre-fectura otorga aun cuando las condiciones del barco son malas. Se solidarizaron con los familiares de las víctimas del Repunte y pidieron que no abandonen la búsqueda y rescate de los cuerpos. “El empresario nunca pierde, nosotros ganamos solo si volvemos. Cada vez que salís al mar te la jugás” dijeron.

Hubo marchas y manifestaciones en cinco ciudades costeras acompañando a los familiares de las víctimas del Repunte, el barco que se hundió el pasado 17 de junio en las frías aguas del mar patagónico, frente a las costas de Rawson, dejando un saldo de dos tripulantes muertos, siete desaparecidos en el mar y dos sobrevivientes. Bajo la consigna #NingúnHundimientoMas las familias y tripulantes de otras embarcaciones pidieron el esclarecimiento del hundimiento, el rescate de los cuerpos y mayores controles a los barcos de pesca que zarpan en muy malas condiciones.

Un grupo de pescadores comodorenses que se solidarizaron con los familiares de las víctimas en lucha ma-nifestaron su bronca por las condiciones precarias en las que zarpan los barcos de pesca. “Lamentamos que hayan abandonado la búsqueda, que a nuestros compañeros ya no los busquen más, entendemos que Pre-fectura no los está buscando, ya no importan y esa es la verdad. Queremos que haya justicia” dijeron.

Con relación a las malas condiciones del barco que según los familiares de las víctimas serían la razón del hundimiento, dijeron “estamos seguros que es así, en mi caso las condiciones eran completamente malas por eso mi barco está en reparación –dijo el capitán Víctor Bustamante. Cada tripulante sabe cómo son las condiciones de su barco, nosotros éramos otro Repunte en potencia” aseveró.

“Prefectura habilita barcos que no están en condiciones de salir a navegar”

“Trabajamos muy expuestos porque nunca están los barcos al cien por ciento –dijo Roberto J. Bruno, un experimentado tripulante jefe de máquinas. Es bastante normal salir con un rumbo (grieta en el casco) o con una entrada de agua por la línea de ejes, o con bombas de achique que no funcionan, eso es lo normal” reveló.

En cuanto a las inspecciones que deben hacerse a los barcos previos a zarpar dijeron: “Prefectura las aprueba porque de alguna manera aparece el sello que dice que el barco está en condiciones de salir a navegar, y nosotros vemos que no están en condiciones. No sabemos cómo es que las aprueban, me lo puedo imaginar. Ese es básicamente el problema” dijeron.

Bruno se preguntó: “¿Cómo es que Prefectura habilita barcos que no están en condiciones de salir a navegar? Después pasan estas cosas, tenemos compañeros que no aparecen y las familias están con la incertidumbre de no saber donde están los cuerpos, no pueden cobrar la miseria de seguro que valemos. Todos los tripulantes tenemos seguros de vida de 5.000 y 10.000 pesos en casos de muerte por accidente” aseguró.

“Les conviene que el barco se hunda”

En este punto fue categórico y dijo: “les conviene que el barco se hunda. Esto funciona así, cuando el barco vuelve completo a puerto, el empresario gana dinero, si el barco no vuelve a puerto, el empresario también gana dinero, es así de simple. El empresario no pierde nunca, todo es ganancia porque tienen asegurado el barco, de modo que si se va a pique ellos tienen un barco nuevo, nunca pierden, nosotros ganamos si vol-vemos” explicó crudamente.

“Con las familias pasa lo que pasó con las familias de los compañeros del Repunte, del Sanantonino y tantos otros que naufragaron, que no se dieron a publicidad y que terminaron con las tripulaciones muertas o desaparecidas”.

“Muchos venimos a poner la cara y sabemos que nos vamos a quedar sin laburo por destapar la olla”

Con relación a la escasa cobertura que el hundimiento del Repunte tuvo en los medios locales, Bruno dijo: “esto es así porque pasó en el mar, porque si cae un avión o choca un tren, o dos colectivos a los cinco minu-tos hay cámaras de todos los medios tomando todo lo que pasó. Se hunde un barco y las cámaras no aparecen fuera de la gente que se relaciona con la marinería no se entera nadie”.

Finalmente Bruno consideró: “no sé si hubo negligencia de Prefectura en las habilitaciones del Repunte, aunque me consta que las hay en las habilitaciones de todos los barcos en los que yo navegué. No tengo temor de salir a navegar ahora, porque toda la vida salí en las mismas condiciones con los mismos barcos ¿me voy a asustar ahora? Pero espero que algo cambie a partir de esto, porque acá somos muchos los que venimos a poner la cara y sabemos que nos vamos a quedar sin laburo por venir a destapar la olla de la podredumbre que hay en la industria de la pesca, pero alguien lo tiene que hacer. En esta industria cada vez que salís al mar te la jugás” concluyó.

Finalmente Bustamante manifestó su solidaridad con las familias de los muertos en el Repunte y dijo: “en-tendemos el sufrimiento que pasan ahora y pensamos que nuestras familias podrían estar en la misma si-tuación. Lo que deben estar sufriendo con tanta incertidumbre es terrible”.

El Repunte era un viejo barco “fresquero” que volvía a puerto cargado de lan-gostinos

La tragedia tuvo lugar el 17 de junio a unas 40 millas (68 kilómetros) de la costa de Rawson, mar adentro. Había zarpado desde Mar del Plata y era un buque “fresquero” de los que no procesan el pescado a bordo, sino que lo almacenan con hielo hasta su llegada a la planta en tierra. De 35 metros de eslora y con 55 años de edad, el Repunte había estado parado y en reparaciones por cuatro años.

En ese, su último viaje, ya presentaba serias fallas en la estructura del casco por debilitamiento debido a la corrosión y los años. El capitán Gustavo Bustamante había comentado a su familia las precarias condiciones en las que estaba. Incluso se sabía de un parche que le habían puesto en el casco por un rumbo que presentó en el viaje anterior.

A media mañana de ese sábado el capitán se comunicó con el pesquero “María Liliana” para decirles que debido a una incontrolable entrada de agua había ordenado el abandono del barco que ya volvía al puerto con la carga completa de langostinos. Lo que sobrevino después fue la tragedia para los doce tripulantes.

A pesar de que Prefectura puso en marcha inmediatamente el Operativo SAR (Search and Rescue) para el que contó con la colaboración del María Liliana, las malas condiciones climáticas imperantes (mar fuerza 8) impidieron que los buques de Prefectura pudieran acercarse. No obstante el avión de Prefectura y el heli-cóptero sobrevolaron el naufragio y el tripulante Julio Guaymas fue rescatado por el helicóptero. Lucas Tri-llo, el otro sobreviviente, fue rescatado por el María Liliana.

Aunque las causas del hundimiento del Repunte aún no fueron establecidas, Prefectura emitió varios co-municados en los que asegura que tanto el barco como la tripulación estaban adecuadamente certificados y con toda la documentación técnica en orden. Las familias de las víctimas señalan a las malas condiciones del barco como causa del naufragio y piden que Prefectura no abandone la búsqueda y recupere los cuerpos que puede haber en el barco hundido.