Archivo de la categoría: Diario La Capital de Mar del Plata

Para la flota costera la anchoíta llegó como “paliativo” en un contexto preocu-pante

En esta temporada hay recurso abundante, de buen tamaño y cerca de la costa al norte de Mar del Plata. Unas 30 embarcaciones se están volcando a ella. Este stock demoró la mudanza de la actividad a la zona de Quequén. Pero alertan que esto no resuelve los problemas del sector.
En una temporada demorada, hay anchoíta en abundancia y buen tamaño, cerca de la costa, al norte del puerto de Mar del Plata. Por este motivo, parte de la flota costera se ha volcado a ese recurso, en viajes de ida y vuelta en el día y ha demorado la mudanza de la actividad a la zona de Quequén, como estaba previsto para estos días.
La situación ha sido bien vista y aprovechada por el sector, pero desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, advierten que sólo es un “paliativo” a una situación preocupante, que la sola presencia y permiso de pesca del recurso, que es temporal, no va a resolver.
“Esto es un paliativo, no una solución. Lo que falta es una planificación seria de la actividad”, indicó en diálogo con LA CAPITAL, el gerente de la Asociación, Sebastián Agliano.
“Estamos pescando anchoíta, un recurso de temporada, que este año viene atrasado, gracias a una medida de excepción del Consejo Federal Pesquero. En ese contexto, unas 300 embarcaciones están yendo a ese recurso. Otras están trabajando con langostino y por ese motivo se demoró la actividad hacia el sur”, apuntó.
El referente aseveró que “la presencia del recurso ha tenido tanta repercusión porque la situación, en general no es buena. Por eso digo que es un paliativo. En realidad está la anchoíta y tenemos permiso para pescarla, pero, por otro lado, los saladeros y conserveras, que son las que compran, como hay abundancia, nos bajan el precio o no tienen capacidad de procesar todo lo que se trae. Además, a otros les está conviniendo importar del Caribe o de Perú. Es algo que hay que revisar. Lo que nosotros pedimos es una planificación seria de la actividad de la pesca costera, no estos parches, porque de esta forma nos están empujando a la desaparición del sector”, advirtió.
En ese sentido, Agliano señaló que “hay una diferencia entre el compromiso de los gobiernos provincial y nacional. El gobierno provincial se preocupa por entender, convoca y trabaja para intenta brindar soluciones dentro de su incumbencia. Pero el gobierno nacional, por ejemplo, no nos tuvo en cuenta para la reunión con el Presidente, solo fueron convocadas las grandes empresas y no la flota costera y los fresqueros son los que más trabajo dan en tierra”.

El buque Víctor Angelescu zarpó de Vigo hacia Mar del Plata

Se trata de una de las embarcaciones de investigación oceanográfica y pesquera de última generación que será utilizado por especialistas del Inidep.

Con un grupo de científicos y técnicos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, el BIP Víctor Angelescu zarpó este lunes a las 6.30 horas de Argentina desde el puerto de Vigo, España. Se estima que el nuevo buque arribe a Mar del Plata el día 9 de octubre.

“Comenzamos una nueva etapa en la investigación marina en Argentina, incorporando un buque con la más avanzada tecnología a nivel mundial”, remarcó el director del INIDEP, Dr. Otto Wöhler.

El nuevo buque de investigación fue bautizado oficialmente el pasado viernes 15 de septiembre en el Astillero Armón de Vigo. Este lunes a las 6.30 horas inició su navegación hacia el puerto de Mar del Plata, adonde se estima que llegue el 9 de octubre.

“El buque Víctor Angelescu se incorporará a la flota del INIDEP para liderar los estudios oceanográficos, pesqueros y ambientales, conjuntamente con la participación de otras instituciones nacionales y extranjeras, afianzando los lazos de cooperación ya existentes”, señaló Wöhler.

El nuevo buque tiene 52,8 metros de eslora y el equipo de cubierta cuenta con guinches de pesca y guinches para manejo de instrumental científico; equipamiento integrado por ecosondas científicas para la detección de organismos marinos, ecosonda multihaz para mapeo del fondo oceánico, equipo oceanográfico de última generación, circuito de circulación de agua de mar no contaminada, estación meteorológica, ROV, equipa-miento para análisis químico de agua de mar, de fitoplancton y equipos biológicos, entre otros.

Por último, el director del INIDEP recordó quién fue el Dr. Angelescu: “Esta magnífica nave de investigación oceanográfica y pesquera lleva el nombre del Dr. Víctor Angelescu, uno de los célebres investigadores que iniciaron el estudio de las ciencias marinas en Argentina”.

Se realizó en España el bautismo del buque “Víctor Angelescu” del Inidep

El “Víctor Angelescu” es una de las embarcaciones de investigación oceanográfica y pesquera de última ge-neración, que será utilizado por especialistas del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero. La vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, es la madrina del buque

Se realizó en Vigo, España, el bautismo oficial del buque que se incorporará a los equipos del Instituto Na-cional de Investigación y Desarrollo Pesquero, dando cuenta del apoyo e impulso que el gobierno nacional lleva adelante para el fomento y desarrollo científico en Argentina.
“Todo ese equipamiento nos abrirá muchas puertas. Es un barco que tiene la particularidad de haber sido diseñado de manera conjunta entre el astillero y la comisión técnica del Inidep, quienes serán sus propios usuarios, por lo que contiene una serie de características que lo hacen muy especial”, resaltó el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, y agregó: “Esto nos va a permitir explorar nuestros recursos pesqueros más allá de donde lo venimos haciendo. Hoy tenemos capacidad de pesca real de entre 350 y 400 metros de profundidad. Por lo tanto vamos a ampliar el ámbito de actuación de investigación con un buque moderno a nivel mundial”.
La vicepresidente Gabriela Michetti ejercerá el madrinazgo del nuevo BIP, construido mediante licitación pública internacional por el Astillero Armón Vigo S.A de España, y fue realizado con fondos aportados a tra-vés de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo.
El BIP, que será incorporado al Inidep después de 34 años, ingresó al mar el pasado 15 de marzo tras su botadura oficial, donde se continuó con el montaje del puente, calibrado del equipo científico y demás ins-talaciones en laboratorios, espacios comunes y sala de máquinas.
Del acto protocolar participó la cónsul general de la República Argentina en Vigo, Silvina Montenegro; el subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Tomás Gerpe; el director del Inidep, Otto Wöhler; así como el director General de Armón, Santiago Martín y su director técnico, Jaime Paz Amado, directivos y personal del Inidep, personal de la Prefectura Naval Argentina e invitados especiales pertenecientes a instituciones internacionales.

BIP Víctor Angelescu

El nuevo buque comenzó a construirse el 16 de marzo de 2016, tiene 52,8 metros de eslora y el equipo de cubierta cuenta con guinches de pesca y guinches para manejo de instrumental científico; equipamiento integrado por ecosondas científicas para la detección de organismos marinos, ecosonda multihaz para mapeo del fondo oceánico, equipo oceanográfico de última generación, circuito de circulación de agua de mar no contaminada, estación meteorológica, ROV, equipamiento para análisis químico de agua de mar, de fito-plancton y equipos biológicos, entre otros.
A través de una consulta interna realizada en el Inidep, se eligió el nombre del doctor Víctor Angelescu para bautizar al nuevo buque. El investigador nacido en Jassy, Rumania, en 1912, fue de los fundadores del Insti-tuto de Biología Marina (IBM), sobre cuya base se fundó el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero.

Como experiencia piloto estudian merluza negra en buques comerciales

Es en el sur, en el área de mayor concentración de ejemplares inmaduros de la especie. Se da en el marco de la Comisión de Seguimiento de la Pesquería de Merluza Negra.

El licenciado Gonzalo Tróccoli y el observador Eduardo Aguilar, ambos integrantes del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, zarparon el pasado domingo 10 de septiembre desde el puerto de Ushuaia en el buque pesquero Centurión del Atlántico con el objetivo de estudiar la fracción juvenil de la población (menos de 82 cm) de la merluza negra (Dissostichus eleginoides).
Esta experiencia en el sur del país prevé realizar 20 operaciones de pesca, con una duración y posición determinada, en el área principal de concentración de ejemplares inmaduros de merluza negra.
El plan de campaña considera también el estudio de los aspectos reproductivos y tróficos de la especie, además de una actividad para analizar la factibilidad de marcar ejemplares que provengan de una operación de pesca por arrastre.
Esta campaña se generó en el marco de la Comisión de Seguimiento de la Pesquería de Merluza Negra y constituye un ejemplo de vinculación positiva con el sector empresarial argentino.

Antecedentes

Antes de llevar adelante la campaña de estudio de la merluza negra, investigadores del Inidep participaron del Segundo Seminario de bacalao Magallanes 2017 realizado por la Asociación de Operadores de Bacalao de Profundidad de Magallanes (Aobac A.G.) en Punta Arenas, Chile.
El objetivo de este seminario fue contribuir al debate técnico y científico respecto a la especie y a su pesquería.
La licenciada Patricia Martínez, directora de Pesquerías Demersales del Inidep, presentó la evolución y el estado actual de la pesquería argentina de merluza negra, los cuales en gran parte son el resultado del trabajo conjunto entre las autoridades pesqueras, las empresas y el sector científico.
Resultaron de gran interés por parte de la Aboac, la Comisión de Seguimiento de la Pesquería de Merluza Negra, la restricción a la pesca de juveniles y el diseño de la campaña de investigación que se inició el pasado domingo 10 de septiembre a bordo del buque Centurión del Atlántico.
En el encuentro realizado en Punta Arenas, Chile, por parte del Instituto también participó el licenciado Emiliano Di Marco.

Fuerte interés en el avance de trámites que alienten la renovación de la flota pesquera

Desde el Astillero Contessi advierten lentos pero positivos cambios, mientras que la Cámara de Armadores asegura que las demoras legales y administrativas continúan. La falta de rentabilidad y financiamiento afectan a la industria naval.

Tras el hundimiento del buque el Repunte, el pasado 17 de junio en las costas de la localidad de Rawson, la antigüedad de las embarcaciones que conforman la flota local y las condiciones de seguridad de las mismas se impusieron en el debate público. El pedido de justicia de los familiares de las víctimas se alzó con potencia y con él, el reclamo de diversos actores del sector que advertían sobre las demoras en trámites legales y administrativos que, sumado a la capacidad de financiamiento, hacen a la renovación de la flota pesquera local.

Algunos de los expedientes sobre los que se hizo hincapié fueron los referentes a las transferencias de los permisos de pesca, lo que frena no sólo la reactivación de la industria naval toda, sino que no alienta la re-novación de la flota.

Según los últimos datos difundidos por la revista Puerto, el promedio de antigüedad de la flota pesquera es de 36,6 años. La flota fresquera de altura, comprendida entre los 15 a 25 metros de eslora, es la más vieja, con 53,49 años de antigüedad, mientras que la fresquera de 15 a 25 metros de eslora es la más “nueva” con 27,09 años.

Sin embargo, especialistas en el tema garantizan que no existe un paralelismo entre antigüedad y mal estado, siempre que el buque haya recibido el mantenimiento adecuado con el correr de los años.

Un cambio de lógica

“Afortunadamente, se han destrabado algunos expedientes de renovación de flota y somos optimista de que algunos trabajos que hemos hechos desde la Cámara de la Industria Naval y desde distintos sectores, estén de a poco dando sus frutos”. La frase, repleta de optimismo y buenas expectativas le corresponde a Domingo Contessi, director del Astillero Contessi, que este martes realizará la botadura de un nuevo barco donde, según indicó, también tendrán lugar importantes anuncios referidos a nuevos proyectos de inversión.

“Estamos intentando cambiar una lógica imperante, que no es de estos últimos dos años, sino que los venimos padeciendo desde fines de la década del 80. La realidad es que nuestra flota es vieja e históricamente fue renovada por barcos usados, con lo cual el promedio de vida es difícil bajarlo”, señaló.

De todas maneras, para Contessi las trabas para alentar la construcción de nuevos buques no sólo se centran en las demoras en los expedientes legales y administrativos. La falta rentabilidad y financiamiento a la producción generan un escenario poco alentador para la industria pesquera.

“Hay una realidad que es la siguiente: la pesca está atravesando una crisis bastante grave desde el 2008 en adelante, con una pérdida de rentabilidad año a año, y el único sector que, de alguna forma, a escapado a esa crisis son algunos sectores de congelado abordo y el sector langostinero. Entonces, aquellos que no se dedican, ni al langostino, ni al congelado abordo, hablar de renovación en un contexto de crisis le es realmente muy difícil”, reconoció.

La falta de una política crediticia adecuada también empeora el panorama, generando, en palabra de Contessi, “un cóctel medio tétrico para encarar el problema de la renovación de la flota”.

Sin embargo, la esperanza se le percibe cuando se refiere al movimiento registrado en los últimos meses.

“Ahora sentimos que las autoridades nos están escuchando y que estamos avanzando. Quizás no lo estamos haciendo a la velocidad que nos gustaría a nosotros, pero creemos que eso va a ser un aliciente para que se sigan dando estos casos y para que se siga avanzando”, sostuvo.

La importancia del mantenimiento

Quien destaca que antigüedad no es sinónimo de mal estado es Diego García Luchetti, presidente de la Cámara de Armadores, quien destaca la importancia de contar con un servicio de mantenimiento adecuado.

“Un buque puede tener sus años de botado pero en el transcurso de su vida pudo recibir actualizaciones, reformas estructurales, modernización de su parque de pesca, incorporación de nuevos propulsores más eficientes y tecnología electrónica y continuar siendo competitivo”, sostuvo, pese a reconocer que “siempre es positivo, y en algunos caso necesario, que se construyan nuevos buques de pesca y la flota se renueve”.

Al igual que Contessi, Luchetti pone el acento en la falta de financiamiento y pero si diferencia del empresarios al asegurar la continuidad de algunas “limitaciones y restricciones que se imponen de parte de la Sub-secretaria de Pesca y del Consejo Federal Pesquero”.

“En caso de construirse un buque pesquero en reemplazo de otro implica limitaciones en el permiso de pesca y pérdidas de derechos de captura, cuando en realidad si construyo un nuevo buque, al menos, debería mantener los permisos de pesca y derechos de captura del buque saliente. Y además, y sumado a ello. tenemos las demoras administrativas en resolver las transferencias en un tiempo razonable. Todo ese combo es que desalienta a los armadores y reparan su viejo barco en lugar de construir uno nuevo”, aseguró.

Sin embargo, Luchetti sostuvo que “la flota cuenta con todo lo indispensable de acuerdo a las normas inter-nacionales y reglamentaciones de Prefectura Naval Argentina para mantener una navegación segura” y que su estado de conservación es, en general, “bueno”.

Fuerte interés en el avance de trámites que alienten la renovación de la flota pesquera

Desde el Astillero Contessi advierten lentos pero positivos cambios, mientras que la Cámara de Armadores asegura que las demoras legales y administrativas continúan. La falta de rentabilidad y financiamiento afectan a la industria naval.

Tras el hundimiento del buque el Repunte, el pasado 17 de junio en las costas de la localidad de Rawson, la antigüedad de las embarcaciones que conforman la flota local y las condiciones de seguridad de las mismas se impusieron en el debate público. El pedido de justicia de los familiares de las víctimas se alzó con potencia y con él, el reclamo de diversos actores del sector que advertían sobre las demoras en trámites legales y administrativos que, sumado a la capacidad de financiamiento, hacen a la renovación de la flota pesquera local.

Algunos de los expedientes sobre los que se hizo hincapié fueron los referentes a las transferencias de los permisos de pesca, lo que frena no sólo la reactivación de la industria naval toda, sino que no alienta la re-novación de la flota.

Según los últimos datos difundidos por la revista Puerto, el promedio de antigüedad de la flota pesquera es de 36,6 años. La flota fresquera de altura, comprendida entre los 15 a 25 metros de eslora, es la más vieja, con 53,49 años de antigüedad, mientras que la fresquera de 15 a 25 metros de eslora es la más “nueva” con 27,09 años.

Sin embargo, especialistas en el tema garantizan que no existe un paralelismo entre antigüedad y mal estado, siempre que el buque haya recibido el mantenimiento adecuado con el correr de los años.

Un cambio de lógica

“Afortunadamente, se han destrabado algunos expedientes de renovación de flota y somos optimista de que algunos trabajos que hemos hechos desde la Cámara de la Industria Naval y desde distintos sectores, estén de a poco dando sus frutos”. La frase, repleta de optimismo y buenas expectativas le corresponde a Domingo Contessi, director del Astillero Contessi, que este martes realizará la botadura de un nuevo barco donde, según indicó, también tendrán lugar importantes anuncios referidos a nuevos proyectos de inversión.

“Estamos intentando cambiar una lógica imperante, que no es de estos últimos dos años, sino que los venimos padeciendo desde fines de la década del 80. La realidad es que nuestra flota es vieja e históricamente fue renovada por barcos usados, con lo cual el promedio de vida es difícil bajarlo”, señaló.

De todas maneras, para Contessi las trabas para alentar la construcción de nuevos buques no sólo se centran en las demoras en los expedientes legales y administrativos. La falta rentabilidad y financiamiento a la producción generan un escenario poco alentador para la industria pesquera.

“Hay una realidad que es la siguiente: la pesca está atravesando una crisis bastante grave desde el 2008 en adelante, con una pérdida de rentabilidad año a año, y el único sector que, de alguna forma, a escapado a esa crisis son algunos sectores de congelado abordo y el sector langostinero. Entonces, aquellos que no se dedican, ni al langostino, ni al congelado abordo, hablar de renovación en un contexto de crisis le es realmente muy difícil”, reconoció.

La falta de una política crediticia adecuada también empeora el panorama, generando, en palabra de Contessi, “un cóctel medio tétrico para encarar el problema de la renovación de la flota”.

Sin embargo, la esperanza se le percibe cuando se refiere al movimiento registrado en los últimos meses.

“Ahora sentimos que las autoridades nos están escuchando y que estamos avanzando. Quizás no lo estamos haciendo a la velocidad que nos gustaría a nosotros, pero creemos que eso va a ser un aliciente para que se sigan dando estos casos y para que se siga avanzando”, sostuvo.

La importancia del mantenimiento

Quien destaca que antigüedad no es sinónimo de mal estado es Diego García Luchetti, presidente de la Cámara de Armadores, quien destaca la importancia de contar con un servicio de mantenimiento adecuado.

“Un buque puede tener sus años de botado pero en el transcurso de su vida pudo recibir actualizaciones, reformas estructurales, modernización de su parque de pesca, incorporación de nuevos propulsores más eficientes y tecnología electrónica y continuar siendo competitivo”, sostuvo, pese a reconocer que “siempre es positivo, y en algunos caso necesario, que se construyan nuevos buques de pesca y la flota se renueve”.

Al igual que Contessi, Luchetti pone el acento en la falta de financiamiento y pero si diferencia del empresarios al asegurar la continuidad de algunas “limitaciones y restricciones que se imponen de parte de la Sub-secretaria de Pesca y del Consejo Federal Pesquero”.

“En caso de construirse un buque pesquero en reemplazo de otro implica limitaciones en el permiso de pesca y pérdidas de derechos de captura, cuando en realidad si construyo un nuevo buque, al menos, debería mantener los permisos de pesca y derechos de captura del buque saliente. Y además, y sumado a ello. tenemos las demoras administrativas en resolver las transferencias en un tiempo razonable. Todo ese combo es que desalienta a los armadores y reparan su viejo barco en lugar de construir uno nuevo”, aseguró.

Sin embargo, Luchetti sostuvo que “la flota cuenta con todo lo indispensable de acuerdo a las normas inter-nacionales y reglamentaciones de Prefectura Naval Argentina para mantener una navegación segura” y que su estado de conservación es, en general, “bueno”.

El puerto volverá a operar en horario nocturno

Desde el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata confirmaron que las obras de dragado y balizamiento concretadas ofrecen condiciones de seguridad para la plena navegabilidad.

Además de brindar un pormenorizado detalle de la obra de dragado que se completó durante el primer semestre y dejó en óptimas condiciones de navegabilidad los canales de acceso y espacios interiores, el presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, Martín Merlini, confirmó que ya están dadas todas las condiciones para que esta terminal marítima pueda tener plena operatoria también en horario nocturno.

“El puerto activo 24 horas es una realidad”, aseguró este lunes durante su exposición como invitado al 2° Encuentro Regional de Logística Portuaria y Comercio Exterior que se desarrolló en instalaciones del She-raton Mar del Plata Hotel.

Valoró que las tareas realizadas entre fines de febrero y julio últimos se financiaron con fondos propios del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata y con costos (U$S 4,87 por metro cúbico) que resultaron los más bajos que se hayan pagado aquí para recuperar profundidad y ancho de canal. Además ratificó el compromiso para ejecutar un plan de mantenimiento entre octubre y noviembre del año próximo que también se afrontará con recursos propios y mecanismo de financiación que se está definiendo con la Casa de la Producción Nacional en Mar del Plata y el Ministerio de Producción bonaerense que conduce Javier Tizado (h) y la Subsecretaria de Actividades Portuarias, a cargo de Marcelo Lobbosco.

“Un trabajo serio y responsable en la utilización de recursos provinciales es el encargo de la Gobernadora María Eugenia Vidal a todos los que formamos parte del equipo de puertos de la Provincia”, recordó Merlini sobre esta línea de acción con la que se apunta a “generar más trabajo y producción para los habitantes de Mar del Plata y la región”.

Ante funcionarios, empresarios de rubros vinculados a la actividad portuaria y pesquera, dirigentes gre-miales y prensa, el administrador de la terminal marítima marplatense enfocó su presentación en la rele-vancia de las obras de dragado y su resultado en el tiempo. En particular hizo hincapié en el valor de mantener condiciones de navegabilidad segura a partir de un plan programado, tal como se está logrando en la actualidad, por sobre las acciones de coyuntura y emergencia. “En los últimos quince o más años, el dragado del Puerto Mar del Plata se realizó con criterio de urgencia y no de previsión”, cuestionó.

De esos tiempos también lamentó que nunca se contó con equipos propios entrenados para realizar bati-metrías ni estudios serios y profesionales de la deriva litoral para conocer la dinámíca de los sedimentos que se acumulan en el espejo portuario local y adyacencias.

“La improvisación constante nunca garantiza buenos resultados”, advirtió Merlini al recordar que dragados anteriores se afrontaron con fondos provinciales y nacionales, aportes siempre atados a tiempos políticos “y no tanto a la necesidad técnica operativa real” de este puerto. Dijo que el resultado directo de este escenario fue incertidumbre de operadores y falta de inversiones productivas en el ámbito portuario.

El reciente dragado lo ejecutó la firma española Canlemar, ganadora de la licitación con una oferta superior a los U$S 3.466.650. Al término de la obra se lograron profundidades promedio de 11,3 metros en el canal exterior; 9,8 en canal interior; 9,5 en zona de giro; 9,30 en muelles 8 y 9 y 8,5 en posta de inflamables. “Los portacontenedores que ingresan a Puerto Mar del Plata nunca superaron los 8,5 metros de salida cargados”, precisó Merlini para resaltar las condiciones de seguridad en las vías navegables locales ratificadas por Prefectura Naval Argentina y los prácticos.

Anunciaron inversiones por $300 millones para construir una terminal de contenedores

La idea es construir cámaras frigoríficas, una espacio para congelar secos, entre otras obras para potenciar el espacio portuense marplatense.

Terminal de Contenedores Dos (TC2), la UTE que opera la carga de importaciones y exportaciones que se realizan desde el puerto de Mar del Plata, anticipo su nuevo proyecto de inversión para construir una nueva terminal multipropósito de contenedores en el actual predio de los silos, con una inversión de 300 millones de pesos.

El anuncio fue realizado por Emilio Bustamante y Alberto Ovejero, directores de TC2, en el marco del 2º Encuentro Regional de Logística Portuaria y Comercio Exterior que se realizó en el Sheraton Mar del Plata Hotel con la presencia de autoridades, funcionarios, legisladores, empresarios cargadores e invitados espe-ciales.

“Pensamos en la construcción de cámaras frigoríficas para almacenar 10 mil toneladas de producto conge-lado, un espacio para consolidar secos y reefers, un scanners para que funcione como depósito fiscal, de modo de poder duplicar la actividad que tenemos actualmente en el espigón dos”, dijo Bustamante durante el encuentro.

El predio de los silos ha sido traspasado a la Nación luego que el propio estado a través del Ministerio de Agroindustria tomara posesión del área y rescindiera la concesión con el permisionario por reiterados in-cumplimientos. Resta ahora que desde la órbita de la Nación pase a Provincia y desde ahí, pase a dominio del Consorcio Portuario.

Generar empleo

“Creemos que será una oportunidad para generar empleo y absorber puestos de trabajo de otros sectores que no pasan un buen momento”, dijo el directivo, que no pidió ayuda al Estado para la iniciativa. “Es una iniciativa junto con Hipocoop, la cooperativa de servicios y las empresas de la pesca que cargan por el puerto. Es una sociedad abierta a otros participantes. No necesitamos dinero, solo que aporten la carga que generan, sea exportación o importación”, reveló Bustamante.

TC2 opera con las navieras MSC y Maersk, que llegan periódicamente a Mar del Plata con sus buques de porta contenedores para dejar importaciones y subir exportaciones. Desde hace un mes se comenzó a exportar harina de pescado como carga seca y también se exportó papa semilla.

“Respetamos los tiempos del Estado y lo presentamos como una iniciativa privada. Nos gusta la productivi-dad y pensamos que es la mejor manera para el crecimiento de la logística portuaria montar una nueva terminal que facilite la operatoria”, dijo Bustamante.

Martín Merlini, presidente del Consorcio Portuario, se refirió a la obra de dragado de mantenimiento de los canales de acceso y espacios interiores. “Después de las últimas batimetrías estamos en condiciones de in-formar que el puerto vuelve a estar operativo las 24 horas para grandes buques”, dijo Merlini.

Dentro del programa hubo espacio también para que operadores habituales del comercio exterior desde Mar del Plata cuenten su experiencia. Mariano Pérez (Grupo Valastro), Ruben Burkard (Coomarpes) y Marcos Cabrales (Café Cabrales) coincidieron en destacar la decisión de priorizar la operatoria por el puerto local más allá que las navieras no contribuyen a fomentar su crecimiento y mantienen tarifas promocionales por el puerto porteño.

“Todos los cargadores debemos unirnos y discutir con las navieras en otras condiciones. Tenemos puerto, tenemos servicios pero necesitamos una plataforma que no tenemos y un acuerdo claro con las navieras que nos permitan tener costos competitivos”, dijo Mariano Pérez.

Emiliano Galli, periodista especializado en Comercio Exterior y Logística Portuaria, brindó un panorama sobre “Navieras, puertos y cargas”, el comercio exterior que se viene. “La mayor eficiencia de las navieras no implica una reducción en el costo del flete”, dijo el especialista.

Armadores expresan su “rotundo rechazo” a la creación de Areas Marinas Pro-tegidas

La cámara sostuvo que la medida tendrá un efecto social y económico “devastador en toda” la industria. Además advirtió que el plan “entra en abierta colisión” con las normas de administración pesquera.
A través de una nota dirigida al subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe, la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura hizo saber su “más rotundo rechazo” al proyecto del Ministerio de Ambiente de la Nación de restringir la actividad pesquera mediante la creación de “Areas Marinas Protegidas”, cuyo manejo quedaría en manos de la Administración de Parques Nacionales.
“Tenemos una gran preocupación por el futuro del sector con esta pretensión de incorporar “Areas Marinas Protegidas” en zonas de operatoria de los buques pesqueros. “, le dijo a LA CAPITAL el presidente de la en-tidad, Diego García Luchetti.
La Cámara de Armadores nuclea en la actualidad a unas 16 empresas propietarias de 65 buques fresqueros de altura con asiento en el puerto de Mar del Plata, cuya principal actividad se relaciona con la captura de materia prima que es procesada en tierra.
Días atrás la entidad había hecho llegar su postura al Consejo Federal Pesquero a través de una nota firmada junto a cámaras locales y de la Patagonia.
En el texto, además de la de Armadores, se expresaron el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa), la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, la Cámara de Armadores de Porteros Argentinos (CAPA), la Cámara de Armadores de Pesqueros Congeladores de la Argentina (Capeca) y la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (Capip).
Si bien algunas otras entidades aún no lo hicieron, se sabe que la inquietud es generalizada.
En la nota dirigida al Consejo, las entidades advirtieron sobre el efecto “social y económico” que tendría la implementación de esta medida y exigieron que antes de avanzar con el tema se “lleve a cabo un análisis exhaustivo de los parámetros biológicos y de los fundamentos científicos que sustentan la definición de las áreas”.
Para García Luchetti, “amén de que el proyecto no tiene fundamento científico alguno” la ley N° 27.037 -que es la que establece la creación de las Areas Marinas Protegidas- “entra en abierta colisión con la administración de los recursos pesqueros” y el contenido de la ley 24.922, que es la que define el Régimen Federal de Pesca.
“Ya le hemos hecho saber, tanto al Consejo Federal Pesquero como al subsecretario de Pesca, nuestro más rotundo rechazo a la implantación de estas áreas que generarán un impacto socioeconómico devastador en toda la actividad pesquera”, remarcó el dirigente.
La propuesta impulsada por el Ministerio de Ambiente de la Nación tiene su origen en las metas interna-cionales del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 suscritas años atrás por la Argentina, a través de las cuales los países se comprometieron a proteger al menos el 10% de sus mares mediante la figura de las Areas Marinas Protegidas.
El acuerdo dio lugar a la sanción de la ley 27.037 que instituyó el Sistema Nacional de Areas Marinas Prote-gidas destinado a “proteger y conservar espacios marinos representativos de hábitats y ecosistemas de im-portancia”.
La norma define distinto tipos de áreas, estableciendo en cada una de ellas diferentes restricciones, llegando en algunas de ellas a vedar por completo la actividad humana, tal como sucede en el ámbito de los Parques Nacionales.
De hecho la norma le otorga a la Administración de Parques Nacionales la autoridad de aplicación, lo que generó también una queja del Consejo Federal Pesquero, el cual ya advirtió que de este modo se producirá una “interferencia” en la actuación de ambos organismos.

Genera preocupación en la pesca la propuesta de crear “áreas marinas prote-gidas”

El plan impulsado por el Ministerio de Ambiente de la Nación plantea crear nuevas áreas donde se prohíba ejercer la actividad. Las cámaras advirtieron sobre el impacto social y económico de la medida. El Consejo Federal Pesquero también planteó su preocupación.

La industria pesquera teme que cientos de miles de kilómetros cuadrados del Mar Argentino queden defini-tivamente vedados para continuar ejerciendo la pesca comercial.

La medida viene siendo impulsada por el Ministerio de Ambiente de la Nación que conduce el rabino Sergio Bergman, con el propósito de cumplir con las metas internacionales del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020.

La implementación de este acuerdo suscrito años atrás por Argentina supone crear Areas Marinas Protegi-das, es decir amplias zonas marítimas en las que serían impuestos estrictos criterios de manejo, idénticos a los que rigen en el ámbito de los Parques Nacionales.

De este modo, en esas áreas quedaría prohibida cualquier actividad humana, entre las cuales además de la pesca, figuran la actividad hidrocarburífera, de defensa, deportiva o turística.

La inquietud del sector quedó formalmente planteada la semana pasada en una nota que las principales cámaras del país le enviaron al Consejo Federal Pesquero (CFP).

En el texto las empresas reclamaron que antes de avanzar con este plan se “lleve a cabo un análisis exhaustivo de los parámetros biológicos y de los fundamentos científicos que sustentan la definición de las áreas” y que se considere “el impacto social y económico” que la medida provocará en la industria.

Fuentes del sector advirtieron que actualmente el área en la que se ejerce la actividad pesquera es mucho más reducida de lo que muchos suponen ya que comprende menos del 50% de la superficie del Mar Argentino. La cifra surge de excluir todos los lugares a los que los buques ya no tienen acceso: la zona ocupada por Gran Bretaña en torno a las Islas Malvinas, las áreas de reserva ya existentes y los amplios sectores de veda que protegen el desove, la cría y el apareamiento de la mayoría de las especies objetivo.

“Con las Areas Marinas Protegidas (AMP) habría una nueva y significativa disminución del área operativa”, se indicó.

El plan del Ministerio de Ambiente, cuyos documentos ya circulan por diversos despachos, subraya que su objetivo es el de “proteger al menos el 10%” del Mar Argentino mediante los mismos criterios que se aplican en los Parques Nacionales.

Incluso menciona a algunos posibles sitios a proteger entre los cuales figuran El Rincón, Corredor Chubut, Agujero Azul y el Talud de Burwood, algunos de los cuales, registran una intensa actividad pesquera.

A partir de la nota presentadas por las cámaras, el Consejo Federal Pesquero (CFP) planteó su propia postura crítica frente al proyecto.

En el acta de su última sesión, el organismo destacó “la importancia que posee la actividad pesquera nacional” por “la mano de obra ocupada y por el ingreso de divisas por exportación provenientes de este sector”.

Por otra parte, el Consejo advirtió que la creación de toda una estructura burocrática para aplicar las Areas Marinas Protegidas generaría una “interferencia” con las autoridades responsables de implementar el Ré-gimen Federal de Pesca.

“Este Consejo afirma que la administración de los recursos pesqueros debe hacerse, necesariamente, en el ámbito natural de la pesca, normado por la Ley 24.922″, destacó, subrayando que entre sus funciones ya figuran la de trabajar en “aspectos relativos a la biodiversidad y el enfoque ecosistémico”.