Category Archives: Diario La Opinión Austral

Martínez a favor de una Ley Nacional de Pesca Marítima

El senador Alfredo “Freddy” Martínez acompaña una iniciativa para establecer la Ley Nacional de Pesca Marítima. Por la cual se fomentará el máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos en la industria pesquera, y de la industria naval pesquera nacional. Promoverá la protección efectiva de los intereses nacionales de estas actividades y garantizará la sustentabilidad de la actividad pesquera y la conservación a largo plazo de estos recursos, favoreciendo una mayor distribución de los recursos pesqueros entre los industriales y los puertos pesqueros de todo el país, y la transformación total de las materias primas en plantas industriales radicadas en el territorio continental o insular nacional, mediante procesos de calidad, sanitaria y ambientalmente apropiados, que aseguren la obtención del máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina.

El proyecto, que es de autoría del senador Fernando “Pino” Solanas, también destaca que “son del dominio de las provincias con litoral marítimo y ejercerán esta jurisdicción para los fines de su exploración, explotación, conservación y administración, a través del marco federal que se establece en la presente ley, los recursos vivos que poblaren las aguas interiores y mar territorial argentino adyacente a sus costas, hasta las 12 millas marinas medidas desde las líneas de base establecidas por la Ley 23.968”.

En tanto que son de dominio y jurisdicción exclusivos de la Nación, los recursos vivos marinos existentes en las aguas de la Zona Económica Exclusiva argentina y en la plataforma continental argentina a partir de las 12 millas. La República Argentina, en su condición de estado ribereño, podrá adoptar medidas de conservación, explotación y regulación en la Zona Económica Exclusiva y en el área adyacente a ella sobre los recursos transzonales y migratorios, o que pertenezcan a una misma población o a poblaciones de especies asociadas a las de la Zona Económica Exclusiva Argentina, la Zona Contigua o el Mar Territorial”.

Además se plantea la creación del Consejo Nacional de Pesca, el que estará integrado por 17 miembros, entre ellos un representante por cada una de las provincias con litoral marítimo (Buenos Aires; Chubut; Río Negro; Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur). Y las funciones serán las de establecer en forma anual la política pesquera nacional, y en especial los aspectos relativos a la investigación; la sustentabilidad del recurso, la planificación y el desarrollo equilibrado de la actividad pesquera en todo el territorio nacional.

El senador Alfredo Martínez (UCR) señaló que “el marco jurídico existente para el ejercicio de la pesca y su regulación es inadecuado e insuficiente para asegurar la sustentabilidad del recurso, distribuirlo adecuadamente entre los distintos actores de la pesca, generar mayor valor agregado y empleo, aumentar el consumo interno y generar desarrollo industrial, ocupación territorial continental y marítimo”.

En este sentido, remarcó que hay que fijar una norma que “logre el máximo desarrollo sustentable de los recursos vivos marinos, efectuar una protección efectiva de los intereses nacionales relacionados, garantizar la conservación a largo plazo de los recursos, favorecer el desarrollo de la industria pesquera en tierra, obtener el máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina, cuidar el medio ambiente marino”.

Martínez a favor de una Ley Nacional de Pesca Marítima

El senador Alfredo “Freddy” Martínez acompaña una iniciativa para establecer la Ley Nacional de Pesca Marítima. Por la cual se fomentará el máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos en la industria pesquera, y de la industria naval pesquera nacional. Promoverá la protección efectiva de los intereses nacionales de estas actividades y garantizará la sustentabilidad de la actividad pesquera y la conservación a largo plazo de estos recursos, favoreciendo una mayor distribución de los recursos pesqueros entre los industriales y los puertos pesqueros de todo el país, y la transformación total de las materias primas en plantas industriales radicadas en el territorio continental o insular nacional, mediante procesos de calidad, sanitaria y ambientalmente apropiados, que aseguren la obtención del máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina.

El proyecto, que es de autoría del senador Fernando “Pino” Solanas, también destaca que “son del dominio de las provincias con litoral marítimo y ejercerán esta jurisdicción para los fines de su exploración, explotación, conservación y administración, a través del marco federal que se establece en la presente ley, los recursos vivos que poblaren las aguas interiores y mar territorial argentino adyacente a sus costas, hasta las 12 millas marinas medidas desde las líneas de base establecidas por la Ley 23.968”.

En tanto que son de dominio y jurisdicción exclusivos de la Nación, los recursos vivos marinos existentes en las aguas de la Zona Económica Exclusiva argentina y en la plataforma continental argentina a partir de las 12 millas. La República Argentina, en su condición de estado ribereño, podrá adoptar medidas de conservación, explotación y regulación en la Zona Económica Exclusiva y en el área adyacente a ella sobre los recursos transzonales y migratorios, o que pertenezcan a una misma población o a poblaciones de especies asociadas a las de la Zona Económica Exclusiva Argentina, la Zona Contigua o el Mar Territorial”.

Además se plantea la creación del Consejo Nacional de Pesca, el que estará integrado por 17 miembros, entre ellos un representante por cada una de las provincias con litoral marítimo (Buenos Aires; Chubut; Río Negro; Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur). Y las funciones serán las de establecer en forma anual la política pesquera nacional, y en especial los aspectos relativos a la investigación; la sustentabilidad del recurso, la planificación y el desarrollo equilibrado de la actividad pesquera en todo el territorio nacional.

El senador Alfredo Martínez (UCR) señaló que “el marco jurídico existente para el ejercicio de la pesca y su regulación es inadecuado e insuficiente para asegurar la sustentabilidad del recurso, distribuirlo adecuadamente entre los distintos actores de la pesca, generar mayor valor agregado y empleo, aumentar el consumo interno y generar desarrollo industrial, ocupación territorial continental y marítimo”.

En este sentido, remarcó que hay que fijar una norma que “logre el máximo desarrollo sustentable de los recursos vivos marinos, efectuar una protección efectiva de los intereses nacionales relacionados, garantizar la conservación a largo plazo de los recursos, favorecer el desarrollo de la industria pesquera en tierra, obtener el máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina, cuidar el medio ambiente marino”.

Podría incrementar esta zafra el proceso de centolla en tierra

Para analizar la situación del recurso y las perspectivas de la próxima temporada, hubo un encuentro entre autoridades de la Subsecretaría de Pesca y empresarios del sector.

 

Participaron de la reunión Lorena Leonett y Carlos Liberman, por la Subsecretaría de Pesca, junto a directivos de la firma pesquera Bentónicos SA.

 

En el marco de incentivar el agregado de valor y la generación de puestos de trabajo, además de la preservación del recurso, hubo un encuentro entre autoridades de Pesca de la provincia y empresarios centolleros.

La directora provincial de Intereses Marítimos y Portuarios, Lorena Leonett, junto al representante de Santa Cruz ante el Consejo Federal Pesquero, Carlos Liberman, ambos de la Subsecretaría de Pesca y Actividades Portuarias del Ministerio de la Producción, Comercio e Industria, se reunieron días atrás con directivos de la firma pesquera Bentónicos SA, con el objetivo de analizar el estado de situación del recurso centolla, de cara al inicio de la temporada.

En ese marco, se explicó que los temas giraron en torno a las prospecciones para el golfo San Jorge y la posibilidad de participar en la pesca exploratoria para pesquería nueva, que la Autoridad de Aplicación se encuentra diagramando para octubre de este año, en lo que respecta a aguas jurisdiccionales por debajo del paralelo 47, oportunidad en la que Mauricio Fort y Jorge Traba comentaron que desde la compañía están evaluando nuevos proyectos, como procesar parte de la captura en tierra y participar en la pesquería nueva.

También en la reunión se analizó la situación de la pesquería a nivel nacional, a través de comparativos de datos de captura, producción y valor de mercado del producto, y se hizo hincapié en el compromiso de la empresa en acompañar a la Provincia en toda gestión, decisión e implementación de planes para desarrollar y continuar con una pesquería sustentable de centolla.

La centolla es un crustáceo del orden decapodo, bentónico que se distribuye en aguas templado-frías de origen subantártico; se localiza en las islas Malvinas y costas de Tierra del Fuego hasta el golfo San Jorge. Habita generalmente los fondos marinos hasta los 700 metros de profundidad, pero las concentraciones comerciales de individuos adultos se encuentran principalmente entre los 30 y los 120 metros.

Finalmente, se resaltó que este tipo de gestiones tiene como objetivo desarrollar las pesquerías sustentables y su ordenamiento, generar mayor rentabilidad a la industria y mantener los puestos de trabajo durante todo el año, además de garantizar la paz social implementando herramientas que reemplacen el otorgamiento de subsidios por la generación de empleo genuino.

Buscan otorgar régimen diferencial jubilatorio a trabajadores de la pesca

La Cámara de Diputados de Santa Cruz aprobó una iniciativa presentada sobre tablas por el diputado por el Pueblo de Puerto Deseado, Carlos Santi. El proyecto de Ley corresponde a la senadora por Chubut, Nancy González. Buscan que los trabajadores accedan a la jubilación a los 55 años de edad, indistintamente del sexo, con la simple acreditación de 30 años de aportes. Aducen que el personal se desenvuelve en condiciones “penosas e insalubres” de medio ambiente de trabajo. En Puerto Deseado se verían beneficiados 400 asalariados.

La Legislatura Provincial aprobó el proyecto, pero debe definirse en la Cámara de Senadores.

 

En la última sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de Santa Cruz, los legisladores sancionaron una iniciativa presentada sobre tablas por el diputado por el Pueblo de Puerto Deseado, Carlos Santi, mediante la cual se adhiere en todos sus términos al proyecto de Ley presentado en el Senado de la Nación por Nancy González, representante de Chubut en la Cámara Alta.

 

En el proyecto se establece la necesidad de generar un régimen diferencial de jubilación que beneficie a los trabajadores de la industria del pescado y subproductos de la pesca, mediante el acceso al beneficio a los 55 años de edad, indistintamente del sexo, con la simple acreditación de 30 años de aportes realizados a uno o más regímenes del sistema de reciprocidad previsional, con al menos un 60% de servicios prestados a la citada industria.

 

Pedido de STIA

 

Dicho apoyo y réplica en la Legislatura Provincial surgió a pedido del gremio del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

 

Pues la entidad sindical tiene la intención de reconocer la particularidad de los trabajadores de un sector en el cual el 70% son mujeres que se dedican al procesamiento de los productos de mar extraídos.

 

De acuerdo a lo precisado por el legislador, ese personal se desenvuelve en condiciones “penosas e insalubres” de medio ambiente de trabajo, pues las bajas temperaturas para conservar la materia prima provocan un impacto negativo directo en la salud de los trabajadores.

 

“Por lo general a partir de los 40 años de edad empiezan a sufrir las consecuencias, como ser envejecimiento prematuro, además se ha detectado que hay un alto número de diagnósticos de artrosis/artritis y lumbalgias según los estudios ergonómicos a los que se someten”, explicó el legislador.

 

En declaraciones a La Opinión Austral, Carlos Santi señaló que con la aprobación en la Legislatura Provincial, “la iniciativa cuenta con un mayor apoyo para que el Senado también le dé el correspondiente tratamiento y esperamos por la aprobación para llevar ese beneficio a los trabajadores de la industria”.

 

En tanto, señaló que este régimen de jubilación diferenciado que se solicita para el personal que trabaja en planta, “ya cuenta con antecedentes, pues los marineros y portuarios lo tienen vigente”, señaló.

 

En este sentido, Carlos Santi anunció que el mismo proyecto también será presentado en el Parlamento Patagónico, y se prevé que también apoye esta iniciativa.

 

Por último, dio cuenta que en la localidad de Puerto Deseado actualmente hay unas 400 mujeres trabajando en las plantas pesqueras allí asentadas

Fuertes expectativas por la temporada del langostino

 

En seis días llegaron a rada cerca de 40 buques tangoneros que descargaron en el puerto de Puerto Deseado. La Subsecretaría de Pesca afirmó que se calificó de “auspicioso” este inicio que “dignifica la labor portuaria y a su vez pone en valor la cultura del trabajo”. SANTA CRUZ Viernes 10 Jun 2016         0

 

Del 1 al 6 de junio ha sido incesante la labor en el puerto de Puerto Deseado. Desde la Subsecretaría de Pesca de la provincia indicaron que llegaron a puerto 39 buques tangoneros, generando trabajo directo para el sector de la estiba, así como indirecto sobre la industria pesquera y por ende la economía de esa localidad.

Alexis Quintana, titular de la Subsecretaría, se encuentra en la localidad portuaria supervisando la descarga del recurso y destacó el movimiento portuario que “da cuenta de que el recurso se encuentra en cantidad y en tallas comerciables, con mareas que duran 10 días aproximadamente, vienen realizando la descarga con este nivel de volúmenes de captura, y vuelven a salir al mar”, por lo que consideró que “nos pone muy contentos que el puerto de Deseado tenga esta intensidad de trabajo”.

En ese sentido, Quintana agregó que “esperamos que las capturas sigan siendo favorables, para mantener la actividad en el puerto”, recordando que “el langostino patagónico es un recurso de exportación, que se cría en aguas de jurisdicción provincial, pero que los últimos años las tallas comerciales y mayores cantidades se capturan en aguas nacionales, por lo que es importante el compromiso de las empresas pesqueras con plantas de procesamiento en Santa Cruz, y que descarguen sus buques en Puerto Deseado”.

Además, el funcionario resaltó que “desde el 10 de diciembre, con el equipo de trabajo de pesca, por indicaciones expresas de nuestra gobernadora Alicia Kirchner, nos propusimos establecer todos los canales de diálogo, tanto con los trabajadores como con las empresas pesqueras, para generar este tipo de mecanismo, que permitan dignificar la labor portuaria y a su vez poner en valor la cultura del trabajo, que creemos es la única herramienta que va a poner a la industria en el lugar que se merece”.

Finalmente, Quintana reveló que “las empresas se muestran conformes con los resultados que está dando esta temporada de pesca de langostino en aguas nacionales, y también porque las descargas de los buques son rápidas, lo que les permite volver a salir nuevamente a pescar”.

Puerto Deseado: cayó la actividad a menos de un tercio

Son números oficiales de la Subsecretaría de Pesca de Nación. El puerto de Puerto Deseado pasó de 19.304 toneladas desembarcadas en el primer cuatrimestre de 2015 a sólo 6.381 toneladas este año. Sin embargo, las exportaciones, gracias al langostino, subieron en dólares y en volumen.

El puerto de Puerto Deseado vio drásticamente disminuido su caudal de desembarcos en el primer cuatrimestre de este año.

 

En la semana que pasó, se presentó el Informe de Coyuntura del mes de abril. La Subsecretaría de Pesca informó que los desembarques tuvieron una caída del 19,3%, pero las exportaciones lograron un importante crecimiento en divisas del 16,2%, con una leve alza en volumen de apenas 1,7%. En los desembarques, el número negativo se debe principalmente a la pésima temporada de calamar y en el caso de las exportaciones, los números positivos se logran gracias a las extraordinarias ventas de langostino.

En la actividad por puertos se muestran caídas en los desembarques de todos, menos en Rawson y Comodoro Rivadavia. Pero una de las más preocupantes se dio en Puerto Deseado.

A nivel país, los desembarques en el período que va desde enero hasta el 30 de abril fueron de 193.419,7 toneladas, lo que representa una caída del 19,3% al compararlo con igual período del año pasado. Esta importante baja puede atribuirse en gran parte al impacto que generaron las magras capturas de calamar, que han caído por tercer año consecutivo; comparándola con el año pasado, la baja fue del 57,6%, al pasar de 75.209 a 31.911 toneladas.

 

A la caída del calamar debe sumarse lo que ha ocurrido con otras especies cuyo volumen de captura no es tan importante, pero que también contribuyeron al número negativo de los desembarques. La merluza de cola disminuyó en un 8,3%, la polaca un 6,3% y las rayas en un 23,7%. De abadejo se descargó un 37,9% menos y la corvina cayó un 9,1%. La merluza negra también debe contarse entre las que disminuyeron sus capturas, en este periodo un 33,6%.

 

Ante la baja tan significativa del calamar y de estas especies que engrosan el número, los resultados positivos de las otras dos especies de mayor importancia comercial se ven opacados. En el caso del principal stock de merluza, al sur del paralelo 41, las capturas crecieron un 9,8% y en el caso del langostino, el crecimiento fue del 13%.

 

Del análisis de capturas por flota, se observa obviamente el reflejo de una pésima temporada para la potera, pero no así para los fresqueros, que se mantienen estables con una disminución de apenas 4.000 toneladas en relación a 2015. Los costeros mantienen los buenos resultados, similares a los del año pasado.

Los tangoneros han reducido sus capturas por segundo año consecutivo, pasando de 4.414 toneladas en 2014 a 2.446 toneladas en 2016. La otra flota destacada es la congeladora, que no para de crecer en la distribución de las capturas: en dos años aumentó 6.000 toneladas.

 

Desembarque en puerto

En cuanto a la participación por puerto, Mar del Plata muestra la peor foto de los últimos dos años con 105.288 toneladas descargadas. Puerto Madryn también ha disminuido su actividad, llegando al 30 de abril con 20.238 toneladas declaradas.

Puerto Deseado, acompañando la pésima temporada de calamar, ha pasado de 19.304 toneladas en 2015 -número que ya era bajo- a 6.381 toneladas, lo cual explica la fuerte preocupación que hay en el sector pesquero santacruceño. Lo mismo se visualizó en Caleta Paula y en el puerto de Ushuaia.

Sólo mostraron números positivos Rawson y Comodoro Rivadavia. En el caso del puerto de Rawson, está cerca de duplicar la actividad de 2014 con desembarques por 21.644 toneladas, gracias a la industria del langostino que allí se ha montado. En tanto, el resurgimiento de Comodoro Rivadavia como puerto procesador de merluza también le ha permitido recuperarse de los guarismos de 2014 con 7.659 toneladas.

 

Exportaciones

Pese a los magros números de los puertos, los tres primeros meses del año cerraron para las exportaciones pesqueras con números positivos. El crecimiento en volumen fue sólo del 1,7%, pero en divisas fue del 16,2%, totalizando 96.010 toneladas exportadas por 359 millones de dólares, arrastrados por la buena performance del langostino, que al 31 de marzo llevaba exportadas 34.158 toneladas por 198.698.000 dólares, lo cual implica un crecimiento del 81,7% en volumen y del 64,7% en divisas, aún pese a la caída del precio que fue del 9,4%, comparado con el año anterior.

En el caso de la merluza hubbsi, también subieron las ventas en un 18,6% en toneladas y sólo un 3,6% en dólares, dado que el precio cayó un 12,7%.

En tanto, el calamar no sólo tuvo una mala temporada de pesca: las ventas fueron muy inferiores a las del año pasado, cayendo un 47,4%; aunque debido a un aumento del precio del 29%, la recaudación solamente cayó un 32,2%.