Archivo de la categoría: Sitio Pescare

Financiación: anuncian el armado del Comité del Fondo Pesquero

Se trata del organismo que servirá para canalizar asistencia crediticia al sector. Persisten las dudas entre los armadores y empresarios.

La Subsecretaría de Pesca de la Nación anunció que fue conformado el Comité del Fondo de Asistencia Financiera para la Actividad Pesquera y su reglamento, última instancia de cara a la instrumentación de una asistencia financiera al sector.
Ayer asumieron formalmente como miembros del Cómite el subsecretario de Pesca, Tomás Gerpe, Adrián Cosentino y Ernesto Ambrosetti, por parte de Hacienda y el Ministerio de Agroindustria de Nación.

A ellos se sumaron por Provincia de Buenos Aires Miguel Tezanos Pinto, subsecretario bonaerense de Agricultura, Ganadería y Pesca; y Miguel Dobarro, director de Pesca en el ámbito bonaerense.

Según pudo saber Pescare.com.ar, aún no fue confirmado el representante del sector privado en el espacio. Mariano González, asesor de Cafrexport, era el candidato a ocupar esa silla.

Disponibilidad del dinero

Durante el encuentro también se definieron los términos y condiciones financieras que se aplicarán sobre la línea de financiamiento no bancaria que ofrece el fideicomiso.

Tampoco trascendieron mayores detalles al respecto. Días atrás se habló de un fondo compuesto por 200 millones aportados por el del Ministerio de Hacienda de la Nación, pero en las cámaras empresarias muestran escepticismo.

“La plata todavía no está. Hasta que no veamos los papeles no tendremos confirmaciones de los montos disponibles”, expresó una fuente ligada a los armadores.

De acuerdo a lo informado por Pesca, la asistencia tiene como objetivo las pymes radicadas en la provincia de Buenos Aires. Buscan limar los costos financieros y atenuar el impacto de la crisis económica que atraviesan esos segmentos.

Fundamentalmente está pensado para la compra de combustible y capital de trabajo en los sectores costeros y pymes. En el caso de las lanchas, se instrumentará mediante Coomarpes.

“Esta reducción en los costos financieros es clave para mejorar la competitividad del sector, en especial la de las empresas más pequeñas”, sostuvo Gerpe.

Ver también Mejorar la competitividad de la industria requiere de más y mejores herramientas

Pactar Pesca

La instrumentación de la tarjeta Pactar Pesca es otra de las herramientas complementarias que surgió del acuerdo entre armadores y autoridades luego de varios cortocircuitos, pero también presenta trabas.

Son pocos los comercios que se adhirieron hasta acá, sólo los ligados a la comercialización de combustible, con una tasa de interés del 15 por ciento anual.

Por otra parte, los armadores están buscando la eliminación de impuestos y gravámenes que pesan sobre el costo final del gasoil. Sus representantes mantuvieron reuniones con autoridades de Afip, Ypf, el Ministerio de Energía; por ahora sin resultados palpables.

Financiación: anuncian el armado del Comité del Fondo Pesquero

Se trata del organismo que servirá para canalizar asistencia crediticia al sector. Persisten las dudas entre los armadores y empresarios.

La Subsecretaría de Pesca de la Nación anunció que fue conformado el Comité del Fondo de Asistencia Fi-nanciera para la Actividad Pesquera y su reglamento, última instancia de cara a la instrumentación de una asistencia financiera al sector.
Ayer asumieron formalmente como miembros del Cómite el subsecretario de Pesca, Tomás Gerpe, Adrián Cosentino y Ernesto Ambrosetti, por parte de Hacienda y el Ministerio de Agroindustria de Nación.

A ellos se sumaron por Provincia de Buenos Aires Miguel Tezanos Pinto, subsecretario bonaerense de Agri-cultura, Ganadería y Pesca; y Miguel Dobarro, director de Pesca en el ámbito bonaerense.

Según pudo saber Pescare.com.ar, aún no fue confirmado el representante del sector privado en el espacio. Mariano González, asesor de Cafrexport, era el candidato a ocupar esa silla.

Disponibilidad del dinero

Durante el encuentro también se definieron los términos y condiciones financieras que se aplicarán sobre la línea de financiamiento no bancaria que ofrece el fideicomiso.

Tampoco trascendieron mayores detalles al respecto. Días atrás se habló de un fondo compuesto por 200 millones aportados por el del Ministerio de Hacienda de la Nación, pero en las cámaras empresarias muestran escepticismo.

“La plata todavía no está. Hasta que no veamos los papeles no tendremos confirmaciones de los montos disponibles”, expresó una fuente ligada a los armadores.

De acuerdo a lo informado por Pesca, la asistencia tiene como objetivo las pymes radicadas en la provincia de Buenos Aires. Buscan limar los costos financieros y atenuar el impacto de la crisis económica que atraviesan esos segmentos.

Fundamentalmente está pensado para la compra de combustible y capital de trabajo en los sectores costeros y pymes. En el caso de las lanchas, se instrumentará mediante Coomarpes.

“Esta reducción en los costos financieros es clave para mejorar la competitividad del sector, en especial la de las empresas más pequeñas”, sostuvo Gerpe.

Ver también Mejorar la competitividad de la industria requiere de más y mejores herramientas

Pactar Pesca

La instrumentación de la tarjeta Pactar Pesca es otra de las herramientas complementarias que surgió del acuerdo entre armadores y autoridades luego de varios cortocircuitos, pero también presenta trabas.

Son pocos los comercios que se adhirieron hasta acá, sólo los ligados a la comercialización de combustible, con una tasa de interés del 15 por ciento anual.

Por otra parte, los armadores están buscando la eliminación de impuestos y gravámenes que pesan sobre el costo final del gasoil. Sus representantes mantuvieron reuniones con autoridades de Afip, Ypf, el Ministerio de Energía; por ahora sin resultados palpables.

Los armadores costeros fijaron posición en torno a la seguridad de los buques

Desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera apuntaron que sus unidades están aptas y que son controladas regularmente para realizar una navegación segura.

“Las embarcaciones están siendo regularmente inspeccionadas”, expresaron los armadores. Foto de archivo.
La Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera hizo pública su postura frente al debate abierto en torno a la seguridad de los buques, discusión agudizada tras el reciente naufragio del “Repunte”.
Desde la entidad, que reúne a unas sesenta unidades, resaltaron que sus barcos cuentan con las condiciones técnicas y todos los elementos de seguridad exigidos por la Prefectura Naval Argentina para poder navegar en forma segura.

“Las embarcaciones son sometidas regularmente a inspecciones específicas en forma rutinaria y extraordi-naria. Cada trámite es necesario para mantener y renovar los certificados de seguridad de la navegación que extiende la fuerza”, señalaron.

En ese sentido, detallaron que los controles se enfocan sobre el estado de las estructuras, las condiciones de estabilidad, motores, instalaciones eléctricas, el instrumental de a bordo y la disponibilidad de los elementos de armamento.

La lista incluye diversos instrumentos para actuar ante emergencias: balsa salvavidas, chalecos salvavidas, matafuegos y elementos de lucha contra incendios.

En cualquier caso, en sintonía con lo que indica la FAO también recordaron que la actividad pesquera ha sido y sigue siendo una ocupación que conlleva riesgos. “Nuestros armadores, muchos de los cuales tienen la experiencia de haberse desempeñado como marineros y capitanes, bien lo saben”, dijeron.

Luego, agregaron: “Todos los días renovamos nuestro compromiso por extremar las medidas de seguridad y reducir los riesgos operativos. Esto involucra constantes tareas de mantenimiento, las cuales pese a las dificultades económicas del último tiempo, siempre hemos llevado adelante con mucho esfuerzo”.

Por último, la nota de prensa hace hincapié en la necesidad de atenuar los riesgos mediante el apego a las normas, la incorporación de tecnología y la continua capacitación de los tripulantes: “Reducir los riesgos de accidentes o lesiones en el ejercicio de la pesca es un objetivo que nos involucra a todos los que formamos parte de este sector”, concluyeron.

Hay preocupación en torno a las pesquerías de anchoíta y caballa

Así quedó expuesto en la comisión de seguimiento. Las conserveras necesitan materia prima, pero a la flota le cuesta localizar los recursos y siguen faltando campañas de investigación.

Diversas inquietudes cruzaron el encuentro que la semana pasada mantuvo la Comisión de Análisis y Se-guimiento de las Pesquerías de Especies Pelágicas en el Inidep. El foco estuvo puesto en la merma que vienen registrando tanto anchoíta como caballa.
Fueron los propios representantes de las plantas de procesamiento, que participaron por primera vez de la comisión, los encargados de alertar sobre la falta de materia prima en el circuito productivo como conse-cuencia de menores niveles de captura.

“Las empresas conserveras plantean que actualmente necesitan materia prima y que adicionalmente a las dificultades de financiamiento y de mercado por incremento de importaciones de enlatados, están restrin-giendo la producción”, se reflejó en el acta a la que tuvo acceso Pescare.com.ar.

La síntesis partió de lo expresado por Víctor Inchaurrondo (La Campagnola), Antonio Di Scala (Mar Picado), Miguel Csen (Marbella), Alejandro Pennisi y Sebastián Greco (Cámara de Industriales del Pescado), Marín Di Scala (Delicias) y Damián Delicio (Industria Anchomar).

De acuerdo a la información presentada por la Subsecretaría de Pesca de la Nación, durante 2016 se des-cargaron apenas 8.712 toneladas de anchoíta y 11.987 de caballa. Aunque con atisbos de recuperación in-termedios, ambas vienen cayendo desde 2010 a esta parte.

Fuente: Subsecretaría de Pesca de la Nación.
El panorama es aún más complejo debido a las noticias que llegan desde España, que por su peso impacta en el mercado de la Engraulis. El Cantábrico está registrando la mayor biomasa de los últimos treinta años, asoman allí ejemplares de gran tamaño (hasta 23 piezas por kilo), aunque se mantiene alta la demanda y con precios en alza.

En el ámbito local, se planteó que la falta de información sobre las especies impacta entre los armadores, que desconocen si pudo haberse registrado un cambio en la distribución. “Se genera un problema grave para que la flota sepa dónde encontrarlas”, trascendió.

Sobre ese punto, coincidieron José Ramaci (Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura), Sebastián Agliano (Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera), Césas Ciciotti y Mariano González (Udipa), Franco Boccanfuso y Juan Pablo Buono (Cámara de Armadores de Buques de Rada o Ría y Costeros).

Nuevo pedido al Inidep

Mejorar el conocimiento permitiría reducir los costos. De allí que partió un nuevo pedido para que el Inidep instrumente campañas de investigación específicas. Sin embargo, con sus tres barcos inactivos por proble-mas técnicos el objetivo no parece posible en lo inmediato.

En cualquier caso, desde el instituto informaron que las recomendaciones de captura para este 2017 serán “similares” a las de años anteriores, pero remarcaron también la necesidad de profundizar la evaluación científica. De esa manera, los técnicos podrían incorporar estimaciones de abundancia y actualizar datos.

Por otro lado, los armadores plantearon que el requerimiento de parada biológica para los buques de cuentan con cuota de merluza hubbsi limita sus posibilidades de desviar esfuerzo a especies pelágicas, que no interfieren con la pesquería de merluza.

Cupo para costeros

El Consejo Federal Pesquero finalmente le otorgó a la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera un cupo extraordinario de 10 mil toneladas de especies pelágicas para ser distribuidas durante 2017 entre todos los buques que forman parte de la entidad, tal como lo habían solicitado.

El volumen deberá ser pescado en la zona ubicada al norte del paralelo 41° Sur por las embarcaciones de rada/ría y/o costeras que no hayan participado de la temporada de langostino. La Dirección Nacional de Coordinación Pesquera será la encargada de establecer el mecanismo de distribución.

Aprueban prospección de langostino entre los paralelos 45° y 44°

Comenzará el próximo 25 de julio, tendrá una duración de cuatro días y participarán diez buques tangoneros congeladores.

 

Durante la sesión de este jueves, el Consejo Federal Pesquero dio su autorización para llevar adelante una prospección comercial de langostino entre los paralelos 45° y 44° de latitud Sur y los meridianos 64° y 61°30’ de longitud Oeste.

Parte de la flota incursionará en esa franja a partir de las 8 del próximo 25 de julio. La pesca exploratoria para evaluar la abundancia y la talla de los ejemplares se llevará adelante a lo largo de cuatro días efectivos de trabajo, aunque divididos.

 

Los primeros dos días se operará entre los 44° 30´y el 45° S; mientras los otros dos días, entre los 44° y 44° 30´S. Participarán diez buques congeladores tangoneros a designar por sorteo.

 

El objetivo es evaluar la posible apertura de la zona al resto de la flota. Días atrás y con matices, desde el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (Cepa), la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa) y la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca) habían pedido prospectar el norte.

 

En ese sentido, el representante de la Provincia de Buenos Aires, Francisco Di Leva, dejó en claro que su propuesta era realizar la prospección en forma inmediata y no dentro 22 días, como finalmente se determinó.

 

Actualización de datos

 

Por su parte, a partir de los informes que envían los observadores, el Inidep actualizó los datos sobre los rendimientos que está obteniendo la flota al sur del 45°. La información se enfoca del 19 de mayo al 5 de julio.

 

En ese período, dentro de la jurisdicción nacional, se capturaron 40.817 toneladas de langostino, sobre un total de desembarque declarado hasta la fecha para la especie en todos los puertos de 84.948 toneladas.

 

“Los rendimientos obtenidos en kilos de langostino por hora de arrastre se han mantenido generalmente superiores a los logrados el año pasado, siendo la estructura de las categorías comerciales similares en ambos”, se informó.

 

De los informes también surge que del 17 al 30 de junio la relación merluza/langostino osciló entre 0.10 en la primera parte y del 0.12 en la segunda. El nivel total de captura incidental de merluza del 19 de marzo al 30 de junio fue de 6.400 toneladas.

Se frustró en el Senado la discusión por reembolsos patagónicos

Por falta de quórum, se cayó la sesión donde se iba a discutir la validez del decreto presidencial que eliminó esos beneficios regionales e igualó las condiciones entre los puertos.
Pese a que desde distintos sectores se mostraban confiados en obtener un rechazo hacia el decreto que eliminó los reembolsos a las exportaciones por puertos patagónicos, el Senado aún no se pronunció sobre el tema.

La sesión de esta tarde, donde se suponía iba a someterse a votación la validez del decreto 1199/16 firmado por el presidente Maurcio Macri en diciembre del año pasado, se quedó sin quórum y finalmente fue levantada.

El momento de tensión llegó cuando el senador por el Pro, Federico Pinedo, pidió una moción de orden para devolver el decreto a comisiones, un trámite para que el Ejecutivo retome el diálogo con los gobernadores del sur.

Sin embargo, la votación nunca llegó a concretarse debido a que varios legisladores del bloque mayoritario (PJ – Frente para la Victoria), sin explicación previa, comenzaron a levantarse de sus bancas con la creencia de que perdían la votación.

De acuerdo a lo informado por Parlamentario.com, al momento de votar la moción, ya no estaban en su banca el jefe de la bancada del PJ-FpV, así como tampoco sus pares, Juan Manuel Abal Medina y José Mayans.

Los senadores que se pararon en ese momento fueron Marcelo Fuentes, Virginia García, Teresita Luna, María Ester Labado, Nancy González, Hilda Aguirre, José Aperovich, Beatriz Mirkin, María de los Ángeles Sacnun y María Teresa González, todos del PJ-FpV.

Igualdad de condiciones

Las provincias patagónicas, vale recordarlo, están buscando que caiga el texto firmado por Mauricio Macri y así recuperar entre el 8 y 13 por ciento sobre el valor de las exportaciones realizadas desde sus puertos.

Mientras tanto, todas las cámaras empresarias de Mar del Plata vienen planteando que en el caso de volverse a un esquema con reembolsos u otro tipo de incentivo a la producción más conveniente, debe abarcar al conjunto de la industria pesquera.

Desde las entidades empresarias locales sostienen que los puertos bonaerenses y patagónicos deben estar en un pie de igualdad, ya que las condiciones operativas así lo requieren.

“Los puertos de la Provincia de Buenos Aires, que no recibían el beneficio de esos reembolsos, fueron perdiendo por diversas circunstancias la mejor situación que tenían respecto a los puertos patagónicos”, explicaron en varias oportunidades.

La industria podrá incorporar un segmento de pescados y mariscos “larga vida”

La ANMAT autorizó cambios en el código alimentario que permitirá irradiar productos. La técnica mejora la conservación y no demanda necesariamente refrigeración.

Un nuevo segmento de productos “larga vida” podrá sumar la industria pesquera a partir de los cambios que introdujo la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en el Código Alimentario Argentino.
Cuando en breve la normativa sea publicada en el Boletín Oficial, las empresas del sector quedarán habilitadas para aplicar técnicas de irradiación, un procedimiento que extiende la conservación de los productos y no demandará necesariamente refrigerarlos.

La durabilidad de los productos dependerá de los ensayos de estabilidad que se lleven adelante, pero por estimaciones previas se estima que podría llegar hasta el año.

Detalles del tratamiento

La irradiación es un tratamiento que emplea radiaciones ionizantes, generalmente electrones de alta energía u ondas electromagnéticas. El proceso involucra exponer los alimentos a cantidades controladas de exposición sin generar efectos adversos para la salud del consumidor.

El objetivo es controlar los microorganismos patógenos, la inhibición de la brotación, la desinfestación por insectos y el retraso de la maduración de los alimentos. Las dosis limitadas no alteran las propiedades nu-tricionales, sabor u olor, según exponen los científicos.

Hasta el momento, en el nivel interno este tratamiento de conservación solo estaba permitido en papa, ce-bolla, ajo, espárragos, champiñones, frutillas, especies y condimentos; pero con los cambios se incluirán diversos tipos de carnes, incluyendo a los pescados.

Uso en la industria

Consultado sobre la aplicación que podría tener en la industria, el presidente del Consejo de Empresas Pes-queras Argentinas (Cepa), Oscar Fortunato, expuso ante Pescare.com.ar: “Se puede hacer. Si el mercado lo pide, la industria pesquera lo va a aplicar. Veremos también cómo impacta la idea en la gente, en el consu-midor”, evaluó.

El directivo recordó, además, que ya hacia la década del sesenta la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) trabajó una iniciativa de conservación de este tipo sobre pescado y que involucró a la especie merluza hubbsi.

“En su momento, Harengus también hizo un proyecto grande para aplicar radiación en los barcos que des-pués no pudo continuar. La realidad es que esto se conoce hace mucho tiempo y ya hay muchos países que lo aplican fundamentalmente sobre productos como la papa”, añadió.

En el mundo

En el mundo hay aproximadamente unas 200 plantas en 32 países donde se irradian alimentos. El que más lo aplica es China. Luego, asoman Estados Unidos, Francia, India, Australia, Brasil, Chile, México, Japón y Sudáfrica. Actualmente, en la Argentina hay tres plantas habilitadas para hacerlo.

Todas las instalaciones de irradiación deben tener una licencia y son inspeccionadas periódicamente por el organismo gubernamental correspondiente.

Las capturas de langostino se han sostenido en un excelente nivel

Las descargas del marisco alcanzan las 82 mil toneladas, un 38,5 por ciento más respecto a la temporada récord 2016.

La abundancia del langostino se ratifica semana tras semana en el monitoreo de muelles y flotas. Pese a ciertos altibajos, presumiblemente atribuibles a condiciones climáticas adversas, la pesca del marisco se ha sostenido en un alto nivel.
Distintas fuentes consultadas por Pescare.com.ar coinciden en señalar que los más de 140 buques de distin-tos estratos que se han volcado a la pesquería están configurando una excelente temporada.

El primer y más notorio reflejo de ese rendimiento se aprecia en los desembarques. Hasta el pasado 7 de julio se habían desembarcado 82.026 toneladas, de acuerdo a la estadística que elabora la Subsecretaría de Pesca de la Nación.

La cifra representa un salto del 38,5 por ciento respecto al mismo período 2016, cuando el recurso alcanzó su máximo volumen histórico. Durante junio de este año se alcanzó el picó de actividad mensual 2017: en apenas treinta días llegaron a tierra 26.762 toneladas.

Durante esos días, el nivel promedio de captura rondó los 14/15 toneladas diarias en aguas nacionales, según la estimación de los armadores.

Para poner en perspectiva los números, vale señalar, que promediando el año y con cifras oficiales que aún son provisorias debido al continuo procesamiento de partes de pesca, el volumen obtenido ya superó la línea de todo 2012 (79.926 toneladas).

Captura por Unidad de Esfuerzo

El nivel de la pesquería también fue analizado durante la última reunión del Consejo Federal Pesquero (CFP). Los consejeros recibieron un informe de asesoramiento por parte del Inidep que actualiza la información biológico-pesquera disponible.

“Los rendimientos de langostino obtenidos en kilos por hora de arrastre se han mantenido generalmente superiores a los logrados el año pasado”, expresa uno de los párrafos centrales del trabajo elaborado por los científicos y reflejado en el Acta CFP 18/17.

Por caso, los rendimientos de la semana que fue del 3 al 10 de junio han sido los mejores desde que comenzó la temporada. La Captura por Unidad de Esfuerzo (CPUE) se ubicó en torno a los 9.148 kilógramos por hora. Aunque luego de esa fecha y hasta el 18 de junio la CPUE tendió a disminuir en coincidencia con el desmejoramiento del clima.

En tanto, por estos días, la flota se concentra más hacia el norte, parte en una porción del cuadrante esta-dístico 4564 y la otra en 4563.

Relación langostino-merluza

La estructura de las categorías comerciales se muestra similar para el período 2016-1017: entre el 93 y el 95 por ciento los ejemplares de este año corresponden a las más grandes; es decir, L1, L2, y L3.

Asimismo, para el período que va del 19 de marzo al 16 de junio, desde el Inidep se estimó de manera pre-liminar una captura incidental de merluza de 3.800 toneladas, tanto dentro como fuera del área de veda. “En las semanas del 3 al 16 de junio la relación merluza/langostino fue del 0.06”, se indicó.

Renovación de flota: preocupan las trabas burocráticas

Desde la Cámara de Armadores y Udipa alertaron sobre los obstáculos que se deben enfrentar a la hora de reemplazar un buque.
Genera inquietud en algunos sectores de la industria la demora que sufren los trámites para traspasar el permiso de pesca de una vieja embarcación a una nueva.

En particular, alertan sobre el impacto de las trabas burocráticas impactan en la estrategia comercial de los armadores y el trabajo de los astilleros.
La problemática fue puesta de manifiesto por la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura y la Unión de Intereses Pesqueros Argentinos (Udipa) mediante un comunicado. Desde esas entidades definieron como crítica la situación.

“Al margen de la crisis y de la falta de créditos, la principal causa por la cual la flota no se renueva es porque el propio Estado pone obstáculos”, expresaron y colocaron como ejemplo el traspaso de los permisos.

“Limitar el alcance del permiso de pesca original, restringiéndolos o extendiendo indefinidamente la duración de dichos trámites, hace que el armador termine desistiendo”, aseguraron.

El rol del Consejo

En ese sentido, recordaron que en la última reunión del Consejo Federal Pesquero no se trataron varios expedientes que llevan meses de presentados; aún cuando el reciente naufragio del “Repunte” actualizó la discusión pública sobre el estado general de la flota.

Un informe de la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata apuntó que la antigüedad promedio de la flota local se ubica en torno a los 36,6 años, con algunos segmentos que superan 50 años.

“Hay rumores de todo tipo: que el Subsecretario de Pesca, (Tomás Gerpe), los estaría frenando, que el Se-cretario (de Agricultura, Ricardo Negri) quiere revisar personalmente los expedientes, que se formaría una comisión especial para analizar los casos de reemplazos, etcétera”, reconocieron los armadores.

Mientras tanto, subrayaron que algunos barcos van quedando paralizados en el muelle con presiones sobre sus responsables para salir a pescar y otros son sometidos a inspecciones extraordinarias o a denuncias anónimas por redes sociales.

Sin botaduras

“La situación es más grave aún desde el punto de vista de los astilleros. La última botadura en el país de un pesquero nuevo fue en abril de 2016”, evocaron en referencia al costero “Franco José”. Desde esa fecha, el trabajo en las gradas se concentraron básicamente en reparaciones.

Como muestra, el pasado viernes se realizó una asamblea en Contessi, donde, según pudo saber Pesca-re.com.ar, los trabajadores fueron informados del complejo marco operativo.

“El presidente Macri dijo durante la campaña electoral que le daba vergüenza que en la Argentina se tardara más tiempo en los trámites para incorporar un buque que en construirlos. Pareciera que dentro del propio Gobierno hay quienes intentan que a esta gestión le vaya mal, poniéndole un freno a las inversiones, al trabajo argentino, a la renovación de la flota”, cierra el texto de las cámaras.

Mejorar la competitividad de la industria requiere de más y mejores herra-mientas

Es la opinión que cruza a distintos sectores de la pesca local. Aunque reconocen el esfuerzo del Gobierno, demandan medidas superadoras.

Apuntalar la competitividad de la industria pesquera local se presenta como un desafío que hasta aquí ha obtenido respuestas insuficientes. Así lo evalúan distintos representantes de la actividad, mientras mantie-nen un razonable nivel de diálogo con las autoridades.
Desde las empresas reconocen que el Gobierno han instrumentado algunas medidas de aliento, como la quita de retenciones a las exportaciones. Otras están en discusión, como el armado de un fondo de 200 millones de pesos para financiar al segmento costero y pyme.

La “inminente” constitución de esa herramienta financiera fue anunciada esta semana por el director de Pesca de la Provincia de Buenos Aires, Miguel Dobarro. Por otro lado, durante su paso por Mar del Plata, el subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe, trabajó con delegados de la Afip formas para alivianar la carga impositiva.

Un camino posible

“Todos los esfuerzos valen, pero el sector necesita que se profundicen ciertas medidas. Basta con mirar los fondos que acaba de comprometer el Gobierno de Galicia para sus empresas. Son 96 millones de euros de acá hasta 2020 y en condiciones terriblemente ventajosas (…) Son competidores y compradores nuestros que muestran la industria que viene”, definió un empresario ante Pescare.com.ar.

Vale recordar, además, que desde 2009 a esta parte, la Xunta de Galicia puso a disposición de sus pesqueras 260 millones euros, con el objetivo de apoyar la rama transformadora y comercializadora. El objetivo fue y es atender las nuevas demandas de los consumidores.

“Van a la automatización en los procesos de producción, van a lo cambios; no están pensando en seguir con lo mismo. Esto es lo que hay que hacer en la Argentina”, añadió la misma fuente.

De acuerdo a la mirada que predomina en el sector, la actividad necesita de un programa de fomento al crédito que respete su escala de negocios. Así podría emplearse para apuntalar la estructura: desde modernizar la flota, hasta incorporar nuevas líneas de producción en las plantas de procesamiento.

“Eso es lo que en definitiva va a mejorar la competitividad de las empresas. La innovación da competitividad. Hoy en parte no está dada por las condiciones de la macroeconomía argentina y la falta de programas crediticios”, definió otro actor empresario.

Acuerdos comerciales

La otra vía para mejorar la ecuación económica -se ha dicho varias veces ya- pasa por la firma de acuerdos con bloques comerciales y países donde se consumen nuestros productos. En la lista de objetivos están la Unión Europea, China, Méjico y los Estados Unidos.

Tras haber perdido hace algunos años el Sistema General de Preferencias, que le otorgaba a los exportadores locales beneficios arancelarios, urge ir hacia un entendimiento para aceitar el flujo comercial.

Los productos argentinos pagan del 11 al 15 por ciento como arancel de ingreso en algunos de esos merca-dos; mientras que competidores como Nueva Zelanda, Chile, Uruguay y Perú llegan en mejores condiciones a partir de los acuerdos que tienen firmados. Deudas que la industria espera se vayan saldando.