Archivo de la categoría: Sitio Pescare

Sigue firme la pesca del calamar

Algunos buques poteros ya están completando la segunda marea de la temporada. También mejora el tamaño de los ejemplares.

La zafra de calamar continúa desarrollándose con buenos rendimientos. Varios barcos poteros ya están completando la segunda marea del año después de treinta y cuatro días de trabajo al sur del paralelo 44° de latitud Sur.
Se trata en muchos casos de unidades con capacidad para almacenar entre 600 y 700 toneladas. En quince días lograron completar la carga, lo que da un promedio diario de captura por encima de las 40 toneladas.

“El Xin Shi Ji 95 entró por segunda vez el lunes pasado a Mar del Plata y cálculo que la semana que viene vamos a tener a varios más ingresando”, refirió un operador del muelle consultado por Pescare.com.ar.

Tamaño de los ejemplares

Pero no sólo los poteros están por la buena senda, también los arrastreros advierten la abundancia del calamar en sus redes. Por otra parte, mejora el tamaño de los ejemplares; aunque aún con predominio de S y doble SS y muy poco de M.

El arranque de la temporada, además, estuvo acompañado por buenos precios. El valor promedio de la tonelada del entero perforó la barrera de los 2.600 dólares frente a un mercado internacional ávido de cefalópodos.

La zona de pesca estuvo localizada en los últimos días sobre el paralelo 46°, al norte de Puerto Deseado, según la imagen que devuelve el sistema de control satelital. Sin embargo, el grueso de la flota opta por descargar en Mar del Plata.

Descarga en Mar del Plata

“Los armadores prefieren resignar un par de días de pesca y el costo del combustible al subir hacia nuestro puerto para descargar que hacerlo en puertos patagónicos. Acá tenemos vacíos, buena logística y precios del 2017”, resumió el directivo de TC2, Emilio Bustamante.

La lista de los que ya descargaron en la estación marítima local incluye a “Millenium”, “Gloria del Mar I”, “Coral Blanco”, “Taisei Maru N° 8”, “Nanina”, “Natalia”, “Chokyo Maru 18”, “Navegantes III”, “Minta” y “Vieirasa Dieciocho”.

A esos nombres se sumaron los de “Aurora”, “Don Luis I”, “Mishima Maru N° 8”, “Abrumasa XXVII”, “Patagonia Blues” y “Asudepes II”, entre otros. En tanto, para las próximas horas está previsto los ingresos del “Xin Shi Ji 89” y “Vieirasa 17”.

El volumen de carga dinamiza la operatoria con contenedores. Durante este último fin de semana extendido por efecto del feriado se realizaron 333 movimientos en menos de 36 horas de trabajo.

De comprobarse la infracción, el armador del “Playa Pesmar Uno” deberá pagar una multa irrisoria

La Ley Federal de Pesca prevé montos en pesos que no se actualizan desde el año 98 y van desde los cinco a los diez millones de pesos.

El caso del buque español “Playa Pesmar Uno” expone con crudeza la necesidad de actualizar la normativa que castiga las conductas ilícitas tipificadas en la Ley Federal de Pesca; en este caso, pescar sin permiso en aguas argentinas.
La infracción está prevista en el artículo 51 de la mencionada Ley 24.922: “Cuando la infracción de que se trate sea la de pescar sin permiso, la multa mínima no podrá ser inferior a pesos cinco millones ($ 5.000.000) y la máxima de pesos diez millones ($ 10.000.000)”, se establece.

Ocurre que esto fue estipulado en 1998, cuando todavía regía la convertibilidad; es decir había una paridad cambiaria entre el peso y la moneda norteamericana.

Luego, los sucesivos procesos devaluatorios que sacudieron a la moneda local transformaron el piso de 5 millones de dólares en 250 mil y el máximo de 10 millones en 500 mil dólares. Desde entonces que no se actualizan.

“Se debería tomar el valor dólar de aquella época para hoy corregir y hacer una actualización que respete lo establecido en la ley”, sugirió una fuente empresaria del sector consultada por Pescare.com.ar. La tarea es del Congreso y debería ser impulsada como política desde la Subsecretaría de Pesca.

Claramente es necesario intervenir sobre la banda monetaria que castiga la pesca ilegal; de lo contrario, de poco servirá el esfuerzo que hacen Prefectura, la Armada y la propia Subsecretaría para controlar y evitar incursiones furtivas en la Zona Económica Exclusiva (ZEE).

En este caso, incluso, un inspector que responde a la cartera viajaba a bordo del guardacostas “Fique” de Prefectura y su trabajo puede resultar clave.

También es cierto que el articulado prevé el eventual secuestro de la carga hallada a bordo del buque o el pago equivalente a su valor de mercado. Esto siempre que resulte probada la infracción en el sumario, hoy impulsado por el subsecretario Juan Manuel Bosch.

Aún así, a la luz del espíritu original de la norma, en suma se llegaría a una “pena” menor. En el caso del barco español, propiedad del grupo Pesmar, Prefectura informó que lleva en sus bodegas unas 320 toneladas que reúne a merluza, calamar, abadejo y rayas, entre otras especies.

La embarcación fue interceptada desde el guardacostas cuando faenaba a la altura de Comodoro Rivadavia. Los europeos aseguran que no se encontraban trabajando dentro de la ZEE; sin embargo, las autoridades no tienen dudas que que lo hacían dentro de las 200 millas.

Según pudo saber Pescare.com.ar, hay un dato que en principio fomenta esa línea de trabajo: el “Playa Pesmar Uno” operaba con el sistema de posicionamiento satelital apagado.

Moscuzza ya cuenta con el flamante “José Américo”

El buque fue entregado a la empresa en una ceremonia realizada en el astillero Armon Vigo. Llegará a Mar del Plata en menos de un mes.

El grupo Moscuzza sigue apostando a la renovación de sus herramientas productivas. Con la mira puesta en la calidad final del producto, la empresa está incorporando al buque congelador “José Américo”.
En el mediodía de este jueves, la embarcación fue bautizada y entregada a la firma marplatenese. La ceremonia se realizó en el astillero español Armon Vigo, de España, donde fue construida durante los últimos doce meses.

Del acto participó el presidente de la empresa, José Moscuzza, y su hijo Pedro, junto con el delegado de Armón, Laudelino Alperi, entre otros invitados. “Mira papá lo que hemos logrado”, lanzó el empresario local antes de que el casco fuera bendecido.

La imponente proa de la nueva embarcación.
La unidad tiene una eslora de 39,8 metros y un sistema de pesca diseñado por los ingenieros de Ferri. Estará básicamente dedicada a la pesca del langostino. Su arribo a la Argentina está previsto para finales de febrero: “Llegará en veinte o veinticinco días”, reveló una fuente consultada por Pescare.com.ar.

El barco presenta un diseño y atributos tecnológicos de última generación, que le permitirán optimizar la navegación, la seguridad y las operaciones en las siempre complejas aguas del Atlántico Sur.

Desde agosto, tras su bajada a la ría europea se había venido trabajando sobre la puesta a punto general de los equipos y las correspondientes pruebas de mar. Ahora, llegó el momento de emprender la travesía de cruzar el Océano Atlántico.

Al buque le espera una travesía de veinte o veinticinco días antes de llegar a Mar del Plata.
Contando esta incorporación, Moscuzza exhibe una flota de trece barcos: cuenta con tres fresqueros, cinco tangoneros congeladores, tres congeladores arrastreros y dos poteros dedicados a la pesca de calamar.

Mediante el “José Américo” se busca optimizar la calidad final del producto, siguiendo las exigencias de los mercados internacionales a los que el grupo abastece en los cinco continentes. Sobre esa línea, en los planes de la empresa figura incorporar al menos dos más de su tipo en el futuro mediato.

“Debemos enfocarnos sobre toda la cadena productiva del langostino”

El representante bonaerense ante el Consejo Federal Pesquero, Francisco Di Leva, entiende necesario discutir el manejo del recurso con una mirada abarcativa.

El manejo de langostino sigue siendo discutido en el ámbito del Consejo Federal Pesquero. Esta vez el cuerpo se trasladó hasta Puerto Madryn. La ciudad patagónica fue sede del encuentro donde volvieron a cruzarse distintas miradas.
Consultado por Pescare.com.ar, el representante bonaerense, Francisco Di Leva, resumió cuál es la postura de la Provincia. El funcionario entiende que es necesario debatir el manejo del recurso con una mirada amplia, que no sólo ponga la lupa sobre los barcos.

“Debe primar un enfoque sobre toda la cadena productiva, sin creer que la implementación de políticas restrictivas en su primer eslabón -la flota- resolverá toda la temática de la calidad del producto final”, señaló.

De todas maneras, destacó que en la mesa de discusión se están escuchando las voces de todos los actores que participan de la pesquería. Como muestra, el Consejo ya había sesionado en Mar del Plata sobre el cierre del año pasado.

“En todo caso, se debe profundizar la fiscalización, tanto en puertos como en plantas, y generar una política de estímulos mediante, por ejemplo, reintegros a las exportaciones a los productos con mayor valor agregado”, agregó.

En la mira de diversos sectores de la industria están los envíos de langostino en bloque, productos que luego son reprocesados en terceros países como Guatemala o Thailandia, cuando bien podrían apuntalar el trabajo en distintas plantas locales.

Reunión de trabajo en Madryn.
“La baja del costo laboral vía la reducción gradual en cargas sociales puede ser otra opción porque se comercializa el producto en mercados altamente competitivos y con una asimetría muy importante en los costos”, expuso Di Leva.

España, China, Japón e Italia son los principales destinos, pero también aparecen Estados Unidos, Francia y Rusia, entre otros, según datos del Senasa. Durante 2017, las ventas del marisco superaron los 1.200 millones de dólares.

Por último, el consejero recordó que gran parte de la flota fresquera de Mar del Plata se ve obligada a migrar hacia la pesca del langostino en aguas nacionales a partir de que encuentra una ecuación económica menos favorable en la captura de merluza y demás especies asociadas a la elaboración en tierra.

Esta migración es vista con recelo desde algunas provincias patagónicas, aún cuando se trata de una jurisdicción que excede sus facultades directas de manejo. De allí la necesidad de acentuar una administración federal.

“Nuestra flota cumple un rol protagónico en la pesca de langostino en aguas nacionales, aunque debemos seguir trabajando, como ya lo venimos haciendo junto a las autoridades de la Provincia y la Nación, para solucionar la problemática de tierra (…) Es muy probable que si se mantienen los índices de captura, este año comience a llegar más langostino para elaborar en las plantas de Mar del Plata y en cierta forma ayudar a amortiguar la caída de la actividad”, proyectó.

Los desembarques se recuperaron durante 2017

Crecieron un 8,6 por ciento en relación a 2016. El langostino y el calamar fueron claves. Pero la caída de otras especies coloca al balance en un nivel similar al de 2015.

El volumen acumulado en los muelles tendió recuperarse durante el año pasado. Entre enero y diciembre se desembarcaron 766.617 toneladas, lo que permitió un crecimiento interanual del 8,6 por ciento.
Las cifras pertenecen a la Subsecretaría de Pesca de la Nación y está teñidas por el exponencial salto del langostino. En doce meses se descargaron 233.146 toneladas del marisco, un 30,7 por ciento más en com-paración a 2016.

Las descargas también estuvieron apuntaladas por el calamar. La temporada pasada marcó un repunte de la pesquería gracias a las 98.965 toneladas obtenidas. Comparado con 2016, se trató de un aumento del 65,2 por ciento.

Por su parte, la merluza hubbsi proveniente del stock sur, localizado por debajo del paralelo 41° S, transitó una zona de leve baja. El efectivo entregó 234.295 toneladas (-2,5 por ciento); pero alguna compensación llegó desde el norte.

De la Zona Común de Pesca se desembarcaron 16.634 toneladas (+108 por ciento). La aparición del recurso en el área compartida favoreció la operatoria de los buques fresqueros de altura, cuyos armadores siguen atravesados por problemáticas de costos.

Sin embargo, cayeron otras especies como merluza de cola (21.612 toneladas / -38,1 por ciento), abadejo (2.999 toneladas / -2,1 por ciento), y caballa (8.778 toneladas / -26,8 por ciento) junto a varios recursos que integran el variado costero.

Las especies del variado en retroceso comprenden a corvina (19.801 toneladas / -38 por ciento), lenguado (3.738 toneladas / -19,6 por ciento) y rayas (17.785 toneladas / -3,5 por ciento), entre otras. Naturalmente, el rendimiento de cada recurso se refleja en la producción obtenida por los distintos tipos de flota.

Puertos

En relación a los puertos, Mar del Plata volvió a concentrar la mayor parte de las descargas, más precisa-mente el 48,8 por ciento del total, por encima de las terminales patagónicas.

Evolución 2013-2017

En términos globales, la combinación de variables hace que el balance de 2017 se acerca al de 2015, cuando se desembarcaron 767.649 toneladas, pero que se ubique por debajo, por caso, de 2013; año el que se acu-mularon 822 mil toneladas.

Proyectos de obras e inversiones en el puerto

Un repaso por la agenda que maneja el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata. Desde el dragado de mantenimiento hasta los permisos de uso.

Una ambiciosa carpeta de proyectos y obras de inversión exhibe el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata de cara a 2018. Algunas de las iniciativas tendrán una segura ejecución en los próximos doce meses; otras podrían recién iniciarse.
El presidente del ente, Martín Merlini, se encargó de enumerarlas durante las presentaciones públicas que realizó tanto en Mar del Plata como en Buenos Aires sobre el cierre del año pasado y que Pescare.com.ar se encargó de registrar.

Dragado

La principal tarea de 2018 será el mantenimiento de la vía navegable y algunas zonas interiores de la estación marítima, como la zona de giro que utilizan los portacontenedores, y la posta de inflamables en la Escollera Sur.

“Se prevé el mantenimiento de las zonas intervenidas de modo de conservar los perfiles en las condiciones tanto para el ancho, profundidades, soleras y taludes por el término de un año a partir de la recepción de la obra”, invoca la iniciativa.

El trabajo lo ejecutará la empresa española Canlemar S.L. entre septiembre y octubre. Se trata de la misma firma que el año pasado ejecutó el mantenimiento con la draga “Omvac Diez”. El monto de la inversión ronda los 1,9 millones de dólares.

Espigón N° 3

Más ambicioso es el plan para demoler los silos y en esa zona construir una nueva Terminal de Contenedores, tras el pase del predio a manos de la administración provincial. Se proyecta la obra para el ciclo 2018/2020 con una inversión aproximada de 350 millones de pesos.

Todo está en etapa de revisión y adecuación. En el Consorcio apuntan hacia la necesidad de reorganizar zonas improductivas e ir hacia la conformación de un área específica de contenedores que facilite y amplíe el movimiento de cargas.

Espigón N° 9

También asoma la posibilidad de construir en el período 2018/2020 un nuevo espigón para la flota pesquera en la Escollera Sur. Se trata del Espigón 9, que serviría para aliviar la congestión que sufren los restantes espacios de amarre. El ante proyecto está en etapa de revisión y mejora de costos.

Sin embargo, se proyectan sombras sobre la iniciativa a partir de los 350 millones de pesos que se necesitarían para llevarla adelante y debido a la reciente cesión de la Escollera Norte al Consorcio para justamente descomprimir la operatoria.

Nuevos permisos de uso

Respecto a los nuevos permisos de uso, se destacan los siguientes:

. Fubao Food Company Argentina S.A.

Está en marcha la readecuación de la ex Centauro para erigir una planta de elaboración de alimentos en base a pescados y verduras de la región. Es una superficie de 4.400 metros cuadrados, donde los capitales chinos prevén un desembolso de 5 millones de dólares.

. Materia Hermanos

La tradicional firma marplatense de oleoquímicos programa la instalación de tanques para acopio y oficinas operativas sobre una superficie de 10.260 metros cuadrados mediante una inversión de 2,7 millones de dólares.

. Wanchese Argentina S.A.

A través de una colocación de 10 millones de pesos, la pesquera tendrá su centro logístico con deposito, oficinas y un sector dedicado a las artes de pesca y el abastecimiento de su flota sobre una superficie de 1.611 metros cuadrados.

. Astillero De Angelis S.A y otros

En el rubro naval, este astillero construirá una nueva nave de 760 metros cuadrados para la instalación de maquinarias, oficinas, depósito y servicios de personal, lo que permitirá amplificar sus actividades. Se espera un desembolso de 1,5 millones de pesos.

Una apuesta similar hará la firma Servicios Navales La Bita S.R.L en un área de 368 metros cuadrados; mientras que Propulsión VN S.R.L explotará un espacio de 232 metros cuadrados para la comercialización de motores marinos.

Gerpe quedó como delegado en la Comisión Técnica Mixta

El ex subsecretario mantiene un lugar en el organismo binacional junto al director del Inidep, Otto Wöhler, entre otros. Sigue faltando una voz del sector privado.

La Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo (CTMFM) informó el nuevo listado de autoridades. La nómina incluye al ex subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe, que mantiene su lugar como asesor en el organismo.
El funcionario le confirmó la designación a Pescare.com.ar: “Mi designación es por el Poder Ejecutivo Na-cional”, dijo en comunicación telefónica.

Tradicionalmente el puesto quedaba en manos del subsecretario de Pesca; pero a partir de ahora con la inclusión de Gerpe queda desdoblado en dos funcionarios.

Bajo la presidencia de Roberto García Moritán, la delegación Argentina también cuenta con el director del Inidep, Otto Wöhler; el ministro, Roque Roque Bourdieu; y el capitán de navío retirado; Jorge París.

Por su parte, como asesores están el representante de la Provincia de Buenos Aires ante el Consejo Federal Pesquero, Francisco Di Leva, y el diplomático Eduardo Rodríguez. Sin embargo, continúan faltando repre-sentantes del sector privado.

Cuadro de autoridades oficializado por la CTMFM.
Desde hace tiempo las empresas vienen planteando la necesidad de contar con un sillón en el ámbito de la CTMFM para aportar la mirada del armador y/o de las plantas que operan con recursos compartidos entre la Argentina y Uruguay.

Empresarios le plantearon al intendente su oposición al cobro de la tasa por exportaciones

Arroyo escuchó quejas en relación al proyecto que pretende gravar el comercio exterior. Desde el Municipio argumentan que es para financiar la fiscalización.

Representantes de distintos sectores empresarios se reunieron ayer con el intendente, Carlos Arroyo, y el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle. Según pudo saber Pescare.com.ar, la mira estuvo puesta en el controvertido proyecto del Municipio que pretenden gravar las exportaciones realizadas desde Mar del Plata.
La idea que maneja el Ejecutivo, vale recordarlo, es que los exportadores paguen la tasa de Seguridad e Hi-giene, de la que hoy están excluidos por un mecanismo de deducción. La propuesta integra el proyecto de ordenanza fiscal que deberá ser discutido en el Concejo Deliberante.

Las empresas entienden que la iniciativa haría aún más pesada la carga tributaria que soporta la actividad. Así se lo hicieron saber al Jefe Comunal en primer turno los dirigentes de Cafrexport, la Asociación de Em-barcaciones de Pesca Costera y Udipa, y luego, en segundo turno, los de Caipa.

Los armadores costeros y fresqueros junto a las pymes exportadoras de tierra estuvieron representados por Sebastián Agliano, Juan Greco, Mariano González, Fernando Mellino y Oscar Poletti, entre otros. Al cón-clave llevaron un documento para exponer algunos rasgos de la actividad que desarrollan y, además, señalar problemáticas puntuales.

“Hoy una actividad como la extracción y procesamiento del langostino, concentrada en establecimientos de provincias patagónicas, arroja resultados económicos favorables mientras la estructura de procesamiento de la actividad en la provincia de Buenos Aires es deficitaria”, resumieron.

También remarcaron que si bien los indicadores muestran valores generales en alza a partir del rendimiento creciente del marisco, obvian los problemas de costos que atraviesa la industria que depende de otras especies y que se concentra en Mar del Plata.

Desde Cafrexport, la Asociación y Udipa consideran que si bien gran parte de los temas deben ser abordados en el ámbito nacional y provincial, el Municipio no contribuye a mejorar la coyuntura gravando el comercio exterior en su jurisdicción.

Planteo de Caipa

Por su parte, desde Caipa, representada por Antonio Solimeno, José Moscuzza, Fernando Rivera, Lisandro Belarmini, Mariano Pérez y Diego Mastragostino también manifestaron su oposición a la tasa por exporta-ciones.

“Nos parece que es un error. Se está ingresando en un campo que toda la doctrina tributaria considera que no se debe ingresar porque los impuestos no pueden trasladarse al comercio internacional”, dejaron como mensaje.

En esa dirección, recordaron que la tasa viola el pacto fiscal de 1994, la Ley de Cooparticipación Federal, y un fallo de la Corte Suprema, el de Pesantar contra Tierra del Fuego. Esto porque al querer aplicarla sobre el valor de la exportación (uno por ciento) y no como contraprestación por un servicio, pasa a ser un impuesto.

Por otro lado, las pesqueras ven como contradictorio que mientras Nación y Provincia reconocen un cuadro económico complejo, se instauran reintegros a las exportaciones y subsidios al personal del Soip, el Muni-cipio pretende acrecentar los costos operativos.

Sin embargo, Mourelle y Arroyo aseguraron que tienen la decisión de aplicar la tasa. El Ejecutivo está con-vencido que corresponde hacerlo y que servirá, según argumentan, para financiar el obsoleto sistema de fiscalización; sobre todo para poner la lupa en las plantas que operan de forma irregular.

Antes, claro, el proyecto tendrá que pasar el filtro del Concejo Deliberante, donde incluso el radicalismo votaría en contra. Como telón de fondo asoma la necesidad de equilibrar las cuentas que tiene la Comuna; es decir, reducir el déficit vía el aumento de la recaudación.

Empresarios le plantearon al intendente su oposición al cobro de la tasa por exportaciones

Arroyo escuchó quejas en relación al proyecto que pretende gravar el comercio exterior. Desde el Municipio argumentan que es para financiar la fiscalización.

Representantes de distintos sectores empresarios se reunieron ayer con el intendente, Carlos Arroyo, y el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle. Según pudo saber Pescare.com.ar, la mira estuvo puesta en el controvertido proyecto del Municipio que pretenden gravar las exportaciones realizadas desde Mar del Plata.
La idea que maneja el Ejecutivo, vale recordarlo, es que los exportadores paguen la tasa de Seguridad e Hi-giene, de la que hoy están excluidos por un mecanismo de deducción. La propuesta integra el proyecto de ordenanza fiscal que deberá ser discutido en el Concejo Deliberante.

Las empresas entienden que la iniciativa haría aún más pesada la carga tributaria que soporta la actividad. Así se lo hicieron saber al Jefe Comunal en primer turno los dirigentes de Cafrexport, la Asociación de Em-barcaciones de Pesca Costera y Udipa, y luego, en segundo turno, los de Caipa.

Los armadores costeros y fresqueros junto a las pymes exportadoras de tierra estuvieron representados por Sebastián Agliano, Juan Greco, Mariano González, Fernando Mellino y Oscar Poletti, entre otros. Al cón-clave llevaron un documento para exponer algunos rasgos de la actividad que desarrollan y, además, señalar problemáticas puntuales.

“Hoy una actividad como la extracción y procesamiento del langostino, concentrada en establecimientos de provincias patagónicas, arroja resultados económicos favorables mientras la estructura de procesamiento de la actividad en la provincia de Buenos Aires es deficitaria”, resumieron.

También remarcaron que si bien los indicadores muestran valores generales en alza a partir del rendimiento creciente del marisco, obvian los problemas de costos que atraviesa la industria que depende de otras especies y que se concentra en Mar del Plata.

Desde Cafrexport, la Asociación y Udipa consideran que si bien gran parte de los temas deben ser abordados en el ámbito nacional y provincial, el Municipio no contribuye a mejorar la coyuntura gravando el comercio exterior en su jurisdicción.

Planteo de Caipa

Por su parte, desde Caipa, representada por Antonio Solimeno, José Moscuzza, Fernando Rivera, Lisandro Belarmini, Mariano Pérez y Diego Mastragostino también manifestaron su oposición a la tasa por exporta-ciones.

“Nos parece que es un error. Se está ingresando en un campo que toda la doctrina tributaria considera que no se debe ingresar porque los impuestos no pueden trasladarse al comercio internacional”, dejaron como mensaje.

En esa dirección, recordaron que la tasa viola el pacto fiscal de 1994, la Ley de Cooparticipación Federal, y un fallo de la Corte Suprema, el de Pesantar contra Tierra del Fuego. Esto porque al querer aplicarla sobre el valor de la exportación (uno por ciento) y no como contraprestación por un servicio, pasa a ser un impuesto.

Por otro lado, las pesqueras ven como contradictorio que mientras Nación y Provincia reconocen un cuadro económico complejo, se instauran reintegros a las exportaciones y subsidios al personal del Soip, el Muni-cipio pretende acrecentar los costos operativos.

Sin embargo, Mourelle y Arroyo aseguraron que tienen la decisión de aplicar la tasa. El Ejecutivo está con-vencido que corresponde hacerlo y que servirá, según argumentan, para financiar el obsoleto sistema de fiscalización; sobre todo para poner la lupa en las plantas que operan de forma irregular.

Antes, claro, el proyecto tendrá que pasar el filtro del Concejo Deliberante, donde incluso el radicalismo votaría en contra. Como telón de fondo asoma la necesidad de equilibrar las cuentas que tiene la Comuna; es decir, reducir el déficit vía el aumento de la recaudación.

Las exportaciones pesqueras alcanzaron los 1.959 millones de dólares durante 2017

El dato fue informado por el Inidep. Representa un incremento del 16,4 por ciento respecto a 2016. La in-fluencia del langostino, una de las claves.

Volvieron a crecer las exportaciones del sector pesquero a lo largo del año pasado. De acuerdo a datos reve-lados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), durante 2017 alcanzaron los 1.959 millones de dólares.
Considerando que en 2016 el sector había acumulado operaciones de comercio exterior por 1.682 millones, el crecimiento interanual trepa al 16,5 por ciento. Los datos están contenidos en el reciente informe “Inter-cambio Comercial Argentino”, al que accedió Pescare.com.ar.

Se trata de cifras estimadas a diciembre de 2017, que además aparecen discriminadas según la elaboración del producto con el siguiente esquema:

. Pescados y mariscos sin elaborar: 1.707 millones de dólares
Contra los 1.422 de 2016; aumento del 20 por ciento en este segmento.

. Pescados y mariscos elaborados: 252 millones
Contra los 260 millones de 2016; retroceso del 3,1 por ciento en este segmento.

Evolución total de las exportaciones pesqueras entre 2013 y 2017. Fuente de datos: Indec.

Las cifras están atravesadas por el gran año que tuvo el langostino. Estimativamente las ventas del marisco explican más de 1.300 millones de dólares. Se exportaron cerca de 200 mil toneladas entre enero y diciembre pasado.

Por su parte, también contribuyó el repunte que experimentó el calamar, no sólo en volumen, sino también en precios. Se comercializaron cerca de 80 mil toneladas de illex a cambio de 190 millones de dólares.

La otra columna de las exportaciones se constituyo a través de la relativa estabilidad que mostró la merluza hubbsi. Las proyecciones de los últimos datos disponibles señalan que fueron enviadas cerca de 103 mil toneladas por 245 millones.