Fuertes expectativas por la temporada del langostino

 

En seis días llegaron a rada cerca de 40 buques tangoneros que descargaron en el puerto de Puerto Deseado. La Subsecretaría de Pesca afirmó que se calificó de “auspicioso” este inicio que “dignifica la labor portuaria y a su vez pone en valor la cultura del trabajo”. SANTA CRUZ Viernes 10 Jun 2016         0

 

Del 1 al 6 de junio ha sido incesante la labor en el puerto de Puerto Deseado. Desde la Subsecretaría de Pesca de la provincia indicaron que llegaron a puerto 39 buques tangoneros, generando trabajo directo para el sector de la estiba, así como indirecto sobre la industria pesquera y por ende la economía de esa localidad.

Alexis Quintana, titular de la Subsecretaría, se encuentra en la localidad portuaria supervisando la descarga del recurso y destacó el movimiento portuario que “da cuenta de que el recurso se encuentra en cantidad y en tallas comerciables, con mareas que duran 10 días aproximadamente, vienen realizando la descarga con este nivel de volúmenes de captura, y vuelven a salir al mar”, por lo que consideró que “nos pone muy contentos que el puerto de Deseado tenga esta intensidad de trabajo”.

En ese sentido, Quintana agregó que “esperamos que las capturas sigan siendo favorables, para mantener la actividad en el puerto”, recordando que “el langostino patagónico es un recurso de exportación, que se cría en aguas de jurisdicción provincial, pero que los últimos años las tallas comerciales y mayores cantidades se capturan en aguas nacionales, por lo que es importante el compromiso de las empresas pesqueras con plantas de procesamiento en Santa Cruz, y que descarguen sus buques en Puerto Deseado”.

Además, el funcionario resaltó que “desde el 10 de diciembre, con el equipo de trabajo de pesca, por indicaciones expresas de nuestra gobernadora Alicia Kirchner, nos propusimos establecer todos los canales de diálogo, tanto con los trabajadores como con las empresas pesqueras, para generar este tipo de mecanismo, que permitan dignificar la labor portuaria y a su vez poner en valor la cultura del trabajo, que creemos es la única herramienta que va a poner a la industria en el lugar que se merece”.

Finalmente, Quintana reveló que “las empresas se muestran conformes con los resultados que está dando esta temporada de pesca de langostino en aguas nacionales, y también porque las descargas de los buques son rápidas, lo que les permite volver a salir nuevamente a pescar”.

Fijan captura máxima de pescadilla en la Zona Común de Pesca

Se determinó en 19 mil toneladas; aunque con una reserva de hasta el 10 por ciento de ese límite. Los desembarques del recurso, en baja.

 

La Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo y su par administradora del Río de la Plata establecieron la Captura Total Permisible (CTP) de pescadilla en 19 mil toneladas para el área geográfica del Tratado y su Frente Marítimo.

El número replica el establecido el año pasado. Al igual que entonces, las autoridades establecieron una reserva adicional de hasta el 10 por ciento de la CTP, que podría utilizarse mediante resolución fundada.

 

Las medidas están contenidas en la Resolución Conjunta 1/16, publicada hoy en el Boletín Oficial. Según se argumenta en el texto, el límite emergió de una recomendación dada por el Grupo de Trabajo de Recursos Costeros.

 

Al igual que corvina, la especie atraviesa un período de menores rendimientos. Hasta abril, la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera registró 2.695,6 toneladas de pescadilla provenientes del área compartida.

 

La cifra marca una baja interanual del 44,6 por ciento. Una curva descendente similar afecta al volumen general acumulado en los muelles durante el primer cuatrimestre: 3.340,6 toneladas (-50,6 por ciento).

Puerto: aseguran que la flota costera “podría quedar paralizada”

 

Los armadores exigen un marco viable para la fiscalización de los desembarques. “No nos oponemos a los controles; pero así no podemos trabajar”, alertan los pescadores.

costeros

Desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera indicaron que al menos setenta buques costeros de Mar del Plata corren riesgo de no poder seguir operando, “con el impacto laboral que esto tendría en toda la cadena de una industria que emplea no menos de diez mil personas en la ciudad”.

Armadores nucleados en la Asociación denuncian que la inacción del Gobierno nacional y, en particular, la arrogancia del subsecretario de Pesca de la Nación Tomás Gerpe, los está llevando a la inactividad.

Los titulares de los barcos exponen que la problemática se origina en el esquema dispuesto por Gerpe para controlar los desembarques de la flota. “Como está planteado es de imposible cumplimiento; queremos que nos escuchen y generar una alternativa viable. Así no podemos trabajar”, aseguraron.

Sostuvieron que los funcionarios tienen la intención de clasificar y controlar en el muelle las más de 35 especies que capturan estos tradicionales barcos amarillos de entre 15 y 27 metros de eslora (largo).

“Que quede bien claro: no nos negamos a que nos controlen; sólo queremos trabajar como lo indica nuestra historia desde 1901. En los últimos años no hemos tenido ningún problema”, expusieron los pescadores. Además, explican que la tarea de clasificar y pesar siempre se realizó en las plantas de procesamiento.

“Ya en enero le advertimos a Gerpe mediante una nota cómo trabajábamos. Un mes después nos respondió con la implementación de un protocolo muy confuso y distante de la operatoria regular”, describieron.

“La falta de respuestas hizo entonces que los armadores costeros le enviaran una carta al presidente, Mauricio Macri. Desde el Ejecutivo les respondieron que se dirigieran al Ministerio de Agroindustria, cartera de la cual depende la Subsecretaría de Pesca”, agregaron

“Del laberinto burocrático surgió finalmente esta amenaza a la continuidad operativa: Le pedimos al presidente Macri que haga que sus funcionarios tengan menos soberbia y más compromiso con la producción. Necesitamos del acompañamiento necesario para poder seguir trabajando”, concluyeron.

Prefectura evacuó ayer a un marinero lesionado en alta mar

El incidente ocurrió en el buque pesquero “Lunes Santo” cuando navegaba a 121 millas náuticas de Comodoro Rivadavia. Prefectura de esta ciudad destinó un helicóptero con médico a bordo y un avión de apoyo. El marinero fue luego trasladado al Hospital.

A través del accionar de un helicóptero de la Prefectura Naval Argentina se evacuó de urgencia a un tripulante del buque pesquero “Lunes Santo”, cuando navegaba a 121 millas náuticas (aproximadamente 224 kilómetros) de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut.

 

El marinero, de 54 años, sufrió un golpe en cubierta a la altura del hombro izquierdo producto de una caída mientras realizaba tareas de rutina, lo que le produjo un traumatismo de cráneo, pérdida de conocimiento, convulsiones y vómitos.

 

Ante esta situación, el capitán del pesquero se comunicó con la Prefectura y realizó una primera radio consulta con el médico de la institución quien indicó el suministro de analgésicos y aconsejó su inmovilización.

 

Pero, y ante la persistencia de los síntomas como consecuencia del golpe recibido, el profesional ordenó su aeroevacuación para trasladarlo de urgencia a un centro asistencial.

 

Inmediatamente, desde la estación aérea de Comodoro Rivadavia, despegaron un helicóptero con médico a bordo y nadadores de rescate y un avión para brindar apoyo durante la operación.

 

Una vez que la aeronave se posicionó sobre el pesquero, los efectivos iniciaron las maniobras de rescate. El personal descendió la canasta sanitaria donde se colocó al marinero y se lo izó lentamente hasta tenerlo a bordo, luego de lo cual se inició el vuelo hacia el puerto local.

 

Al arribar a la ciudad, la ambulancia que aguardaba al paciente, se procedió al traslado del pescador al Hospital Regional para su mejor atención, esperándose que en las próximas horas se conozca algún parte médico para conocer la evolución del hombre lesionado.

Ex Alpesca: Denunció que trabajó 79 días mantenimiento el Promarsa III “sin cobrar”

Un experimentado hombre de mar, de nombre Carlos M. denunció que fue contratado durante dos meses para trabajar en el mantenimiento del Promarsa III, perteneciente a la ex Alpesca, pero que nunca le mostraron el contrato de trabajo, a la vez que le indicaron que debía convertirse en monotributista para poder cobrar sus sueldos.

El hombre trabajó en el navío desde el mes de marzo, pero hasta la fecha aún no percibió el dinero que le correspondería y viajó a la ciudad de Rawson, para exigir ser recibido por la interventora del Comité de Administración de los bienes de Alpesca, María Pía Ibarra.

Por su parte, Carlos montó una carpa frente a la oficina en cuestión y sostuvo que “hasta que no vea el dinero no me voy a ir de acá”.

 

“Ni siquiera me dieron un adelanto”

 

En diálogo con El Diario, el designado oficial de máquinas del barco mencionado sostuvo que fue contratado “por intermedio del Sindicato de Conductores (SICONARA), pero después apareció este problema, ya que me hicieron ser monotributista”, agregando que “si no lo hacía, literalmente no cobraba”.

A su vez, el trabajador relató que “el 23 de marzo fui convocado por el sindicato para que embarque en la Agencia Marítima ‘Charly’, al barco Promarsa III, la ex Alpesca, el cual tenía el Gobierno (Provincial) y, en ese caso, habían quedado en firmar un contrato, el cual finalmente no firmaron, y después de un mes y medio me dicen que tenemos que hacernos monotributistas porque sino directamente no cobramos, por lo que finalmente debí hacerme monotributista y tengo la boleta, pero todavía no puedo cobrar porque están esperando la fecha de pago, y así estoy hasta el día de hoy, ni siquiera un adelanto me han dado”.

De este modo, Carlos sostuvo que desde que comenzó a trabajar nunca le fue mostrado el contrato de trabajo, lo cual se constituyó en uno de los motivos de su protesta.

 

Dos meses de trabajo

 

“Estuve con la gente del Sindicato de Conductores, quienes me dieron el trabajo, pero después desaparecieron, se borraron”, sostuvo el trabajador, agregando que no volvió a reclamar a través de dicho espacio porque “prácticamente no han hecho ni harán nada”.

Alrededor del 12 de mayo fue notificado de que debía convertirse en monotributista y “de ahí en más, estuve esperando y haciendo los trámites, pero me dieron vueltas”

Sobre el objetivo de su labor, Carlos explicó que “yo no pertenecía ni pertenezco a Alpesca, sino que fui contratado para mantener el barco y que el mismo tenga un buen funcionamiento, para cuando haya una emergencia y que tengamos que salir a fondear, a navegar o llevarlo a dique”, y remarcó que “desde el 23 de marzo en adelante que estaba trabajando todos los días ahí por la mañana, en jornadas de ocho horas, y después de un mes y tantos días me dijeron que tenía que tener el monotributo para poder cobrar”.

 

Acampe “exitoso”

 

Horas después de que el trabajador se manifestara en Rawson “me recibió la interventora de Alpesca, y van a realizar una serie de trámites para que pueda cobrar el dinero”, sostuvo el empleado, agregando que “están muy duros con este tema, no es tan fácil y me dijeron que recién en unos 15 días podría recibir la plata que me corresponde”.

El hombre detalló que “celebramos el contrato que irá desde el primero de abril por seis meses, hasta el 31 de septiembre, ahora el mismo irá al área de Contaduría y habrá que esperar unos días más”, aunque criticó que el mismo “estaba hecho desde el 15 de abril y ni lo habíamos visto”, lo que originó que otra de las personas que estaba en la misma situación, “el capitán, se bajara por no haber cobrado”.

Prefectura rescató en altamar a un pescador con convulsiones

La Prefectura Naval Comodoro Rivadavia concretó ayer un salvataje en altamar, el quinto en lo que va del año.

Un pescador se había golpeado la cabeza en un buque y tenía convulsiones a 125 millas de la costa. El helicóptero y el avión de la fuerza volaron con los rescatistas y trasladaron al accidentado al Hospital Regional.

 

El jefe de la Prefectura Naval, Osvaldo Da Porta informó que ayer a las 12:30 una comunicación costera alertó a la guardia de la Prefectura Naval de Comodoro Rivadavia en la que el capitán del buque pesquero “Lunes Santo” de bandera argentina pedía asistencia para uno de sus tripulantes.

 

El capitán del buque, a través de una radio consulta, informó que su tripulante había sufrido un golpe en la cabeza, lo que había derivado en vómitos y pérdida de conocimiento, además de convulsiones.

 

El médico analizó la situación y pidió una evacuación aérea para que el accidentado fuera examinado en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia luego de que la medicación no logró los efectos esperados.

El buque se encontraba a 125 millas de la costa de esta ciudad, por lo que el helicóptero y el avión de Prefectura salieron a su encuentro y con una exitosa maniobra de rescate lograron aterrizar ayer sobre las 14:15 en el puerto.

Prefectura Naval

Una vez que el paciente fue bajado del helicóptero, una ambulancia lo trasladó al centro asistencial en donde fue identificado como Miguel Angel Pascual, de 54 años.

La Prefectura Naval con una división de aviación especializada en rescates de altamar lleva cinco operaciones de este tipo en lo que va del año.

Salió a la pesca uno de los tangoneros arrendados por Iberconsa

Tras largos años de inactividad finalmente salió a la pesca del langostino el tangonero Victoria P, uno de los dos buques de Santa Elena arrendados por la firma española Ibérica de Congelados S.A. Los directivos de la empresa, Juan Pablo Basavilbaso y José Domínguez (foto) apuntaron que la salida del buque fue un reto que tomó Iberconsa y que en los próximos días hará lo propio el Magdalena, la otra embarcación que aún permanece en el astillero local.

 

Apostados en el muelle mientras ultimaban los detalles para la salida del buque que se concretó en horas de la noche, los directivos comentaron a Mar&Pesca que la embarcación fue reparada a nuevo con un contrato de alquiler por 6 años, y que con la firma del acuerdo, el compromiso fue que los buques fueran reparados en el astillero local y continuaran operando en el puerto deseadense.

 

“Hace mas de 4 años que este barco no pescaba, se le hizo íntegra la sala de maquinas, se le hizo la planta nueva se puso más armario de frío para mejorar la capacidad de producción , se le pusieron equipos de puente nuevos , se reparó motor principal, motor auxiliar, y el Magdalena que también estaba en las mismas condiciones también se lo reparó a nuevo y en 20 días podría salir a navegar”, señaló Basavilbaso.

 

Consultado por los términos en que se concretó el arrendamiento de los buques, el Gerente de la firma indicó que “fue una negociación muy larga con los Pott, (propietarios de los barcos) que llevó años, pero al fin llegamos a un acuerdo de un arrendamiento a largo plazo por 6 años que lo aprobó la jueza del Concurso porque porque creyeron en nuestra palabra de que se iban a reparar los buques aquí, que íbamos a operar en Puerto Deseado y que íbamos a dar mano de obra a la gente porque entre los dos buques son 60 personas”, indicó.

 

Apuesta por una mayor producción de langostino

 

En tanto Domínguez el flamante Gerente de Operaciones de la empresa quien se incorporó a la compañía a principios de este año, admitió que Iberconsa tenía una producción moderada de langostino pero con el arrendamiento del Victoria P y del Magdalena y el arribo al país de dos embarcaciones nuevas busca ampliar su producción de langostino en el mercado.

 

“El Victoria P con todas las reparaciones estimamos que estará en una producción diaria de 13 toneladas, lo mismo aspiramos con el Magdalena y de igual modo con los otros dos barcos que llegaron al país y esperamos que se sumen pronto a la pesca”, destacó.

 

Acuerdo con Vieira Argentina

 

Finalmente al relatar el circuito de trabajo con la operación de los barcos en el puerto deseadense, Basavilbaso confirmó que Iberconsa alquiló un galpón para los insumos y selló un acuerdo con Eduardo Vieira para el almacenamiento de la materia prima capturada en el frigorífico de la empresa.

Elida Fernández presentó en Alemania un libro sobre pesca artesanal

La periodista y escritora Elida Fernández, junto a la fotógrafa alemana Jutta Riegel, presentaron el libro “La Libertad, el Mar, en Alemania“, un ensayo sobre la pesca artesanal en la Península Valdés

 

Una crítica realizada por de Das Blättchen (revista alemana para la poliítica, el arte y la economia) de Wolfgang Brauer manifiesta que Elida escribió un maravilloso ensayo sobre la Península Valdés y su gente, los pescadores artesanales, que trabajan con sus manos, una labor fuerte, artesanal. Fernández les canta un himno con un toque romántico. Jutta Riegel imparte con sus fantásticas fotografías una imagen de amplitud, mezclada con la severidad y la belleza natural de aquellos lugares. Sus fotos no documentan situaciones dramáticas; sólo muestran la estupenda sencillez de esta región. Muestran la gente, sus casas, de manera muy sencilla pero con mucho sentimiento y afecto.

 

Elida relató que “fue editado en Berlín por la editorial Corso y fue presentado en la Embajada Argentina en Berlín el 2 de junio; el libro no está acá en Madryn, sólo en Alemania; yo quiero ver si hay interesados o sponsor porque este es un libro que habla de Península Valdés y de Puerto Madryn; mi interés es ver si este libro se puede publicar acá“ detallando que es es un trabajo en colaboración con la fotógrafa alemana Jutta Riegel, que fue quien me propuso el trabajo; nosotros recorrimos los campamantos de pescadores, hicimos entrevistas, se sacaron fotos, también con científicos del Centro Nacional Patagónico; es decir es un paneo general en torno a la pesca y a la vida de la gente; no es libro científico; es un libro de la gente que se dedica a esta tarea“.

Decreto sobre puertos provinciales genera preocupación en los gremios

Los trabajadores de la Subsecretaría de Puertos de la provincia realizaron un paro al asegurar que se iban a privatizar. Desde el gobierno afirman que se trató de una confusión.

 

Un decreto publicado en el boletín oficial sobre los puertos de la provincia de Buenos Aires generó ayer una fuerte preocupación entre los gremios del sector por lo que el gobierno de María Eugenia Vidal aclaró que se trató de una confusión.

 

La situación generó una medida de fuerza de la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos Administración General de Puertos y Puertos Argentinos (Apdfa) y la convocatoria a movilizar a la Casa de Gobierno en La Plata.

 

La polémica comenzó con la publicación del boletín oficial del decreto 511 en el que la gobernadora dispuso en su artículo 9 que “el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología dictará las resoluciones que resulten necesarias para posibilitar una adecuada administración y explotación de Unidades y Delegaciones Portuarias”. Y luego en el 11: “Las Unidades Portuarias serán otorgadas en concesión al sector privado. A dichos fines el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología fijará las modalidades y procedimientos para su otorgamiento de conformidad a la normativa vigente en la materia y los respectivos planes reguladores”.

Estos dos artículos provocaron que Apdfa denunciara que se estaba intentando privatizar los puertos de la provincia por lo que dispuso la realización de un paro de los trabajadores de la Subsecretaría de Puertos de la provincia. “De la sola lectura del decreto se desprende la falta de idoneidad en materia portuaria de Elustondo y sus asesores ya que su redacción contiene errores que la hacen pasible de nulidad”, dijeron los sindicalistas en un comunicado donde anunciaban la medida de fuerza. Y agregaron: “Exigimos derogar este decreto y la convocatoria a una mesa de diálogo”.

 

Ante esta situación, LA CAPITAL se comunicó con fuentes cercanas al ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Jorge Elustondo, quienes aseguraron que la interpretación realizada por los sindicalistas se trató de una confusión. “El Decreto N° 511 de fecha 18 de mayo de 2016 dispuso modificar del Decreto Nº 1.579/92, reglamentario de la Ley Nº 11.206 ratificatoria del Convenio de “Transferencia de Puertos Nación Provincia” de 1991.

 

A su vez, la nueva ley de Ministerio pone en cabeza de Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología las tareas de dirigir, fiscalizar y promover las actividades portuarias y de la industria naval, Ministerio éste que no existía en 1991 cuando se promulgó el Decreto que se actualiza”, explicó la fuente. Y agregó: “El Decreto N° 511/16 coloca a la actividad portuaria en el rango más alto de la administración, inferior a la gobernadora, jerarquizándola, al disponer que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Producción, el que podrá delegar sus atribuciones en la Subsecretaría de Actividades Portuarias cuando razones de eficiencia y eficacia lo determinen, demostrando que la temática portuaria constituye una de las preocupaciones primordiales de esta administración, por ser una de las bases de una política tendiente al efectivo progreso de la comunidad y la actividad”.

Condrictios: marcha atrás con la flexibilización de límites en los desembarques

Por ahora, sólo se aplicará sobre la captura obtenida fuera de la Zona Común de Pesca. Fastidio entre los armadores costeros.

 

No termina de configurarse con claridad el marco que las autoridades quieren imponer a la captura de condrictios, el conjunto que incluye rayas, tiburones y pez gallo; todas especies sensibles para la flota costera de Mar del Plata.

La flexibilización temporal de límites en los desembarques que había trazado el Consejo Federal Pesquero en el Acta 14/16 ahora sumó un detalle no escrito: sólo se aplicará sobre la captura obtenida fuera de la Zona Común de Pesca.

 

Según pudo saber Pescare.com.ar, la novedad fue comunicada en la sede del Inidep durante la reunión que ayer mantuvieron armadores costeros, investigadores y el director de Administración Pesquera en la Subsecretaría de Pesca de la Nación, Juan José Buono.

 

Los armadores habían sido convocados para ver cómo se instrumentaba la medida del Consejo y se encontraron con esta “sorpresa” bajada desde la Subsecretaría. “¿En Pesca no saben que la flota costera opera en la Zona Común? Acá la confusión es muy grande”, analizó uno de ellos en diálogo con Pescare.com.ar.

 

Vale recordar que en el Acta 4/16, el Consejo modificó los alcances de la Resolución 4/13, convirtiendo los límites de desembarques por marea en límites de desembarques por seis viajes conjuntos, siempre que sean consecutivos y despachados a variado.

 

En principio, esta nueva forma de contabilizar estará vigente hasta el 31 de agosto con el fin de evaluar su impacto. Se trata de una “experiencia piloto”, de acuerdo a la calificación que le otorgaron las propias autoridades.

 

Los topes siguen siendo los mismos: 40 por ciento en conjunto para rayas, tiburones y pez gallo respecto del total de las especies capturas y del 30 por ciento para rayas y tiburones; aunque cambia la forma de computarlos.

 

Atento a esta cuestión aparece borrosa la necesidad buscar una autorización de la Comisión Técnica Mixta para aplicarlos al área compartida con Uruguay; sobre todo cuando hay barcos que salieron días atrás desconociendo esta condición y que ahora podrían ser infraccionados.

 

Por otro lado, la flota uruguaya no está abocada a esta pesquerías, fundamentalmente busca corvina.

 

El fastidio es notorio entre los titulares de los buques costeros locales, que además vienen enfrentando marchas y contramarchas generales en las reglas que determinan la fiscalización en los muelles.

 

Desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera ya dejaron claro que urge adecuar las normas a la dinámica de la actividad, donde los condrictios forman parte de un conjunto de recursos que no pueden ser clasificados o separados en las redes de arrastre.

Resumen de noticias