¿Las lanchitas amarillas se pueden quedar sin pescar?

Desde la Sociedad de Patrones Pescadores volvieron a negar la posibilidad de que las tradicionales lanchitas amarillas puedan implementar el sistema de posicionamiento satelital.

 

A partir de los primeros días del mes próximo, las lanchas amarillas deberán colocar un sistema de posicionamiento satelital -de acuerdo a la normativa vigente- pero los propietarios de las mismas, nucleados en la Sociedad de Patrones Pescadores, se niegan porque los limitaría a la hora de buscar el recurso pesquero.

 

“Hoy las lanchitas están pescando lo que pueden, cuando pueden y como pueden. Prácticamente estamos tratando de capturar el pescado que se les escapa a los barcos grandes, que se anticipan a la zafra. Con este sistema nos alejaríamos del radio de acción y nos multaría Prefectura”, explicó a LA CAPITAL el titular de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto.

 

Ese radio de acción al que se refiere es de “15 millas, en semicírculo. Apoyas como un compás en el puerto de Mar del Plata y trazas un semicírculo, de ahí no podes pasar”, determinó.

 

Pero la cuestión de la falta de pescado, hace que las lanchas amarillas se arriesguen más allá de ese límite. “No comen vidrio, siempre teniendo en cuenta las condiciones climáticas y la existencia de pescado”, aclaró Ignoto, y puso como ejemplo la zafra de la corvina rubia en la desembocadura del río Salado.

 

Bomba

 

La cuestión no es nueva. En 2007, el Consejo Federal Pesquero había determinado que todas las embarcaciones debían cumplir con la instalación del sistema de posicionamiento satelital, pero una gestión de la Sociedad Patrones Pescadores permitió que la pesca artesanal -como se considera a las lanchas amarillas- quede exceptuada de esa normativa.

 

“Las anteriores administraciones -dijo el dirigente pesquero- fueron pateando la pelota hacia adelante, exceptuando a la flota de la medida a través de distintas resoluciones. Ahora, por un tratado internacional firmado en 2015 con Uruguay quedamos obligados. Dejaron una bomba”.

 

Ignoto abrió un canal de diálogo con las autoridades nacionales y provinciales para llegar a buen puerto con esta problemática. “Tenemos que llegar a una solución”, admitió.

 

Actualmente, la flota de las lanchas amarillas suman 29 embarcaciones que deben ir en busca del recurso ante la ausencia del mismo, como consecuencia del accionar de “los grandes barcos comerciales. Hoy, en nuestro radio de acción hay muy poca pesca por eso debimos migrar hacia el norte”, explicó Ignoto, quien adelantó que serán recibidos en audiencia por el intendente Carlos Arroyo.

Alerta por medida que obliga a instalar un sistema de monitoreo satelital en lanchitas amarillas

Es por una disposición vigente desde 2003, pero de la que habían quedado exceptuadas. Ahora, con el cambio de autoridades, volvieron a instarlos a que cumplan la medida. “Es un exceso reglamentario”, advierten. Pedirán a Arroyo que intervenga ante la Subsecretaría de Pesca de la Nación.

 

Pescadores de las tradicionales lanchitas amarillas se encuentran en estado de alerta ante una intimación de la Subsecretaría de Pesca de la Nación que obliga a los titulares de las 29 unidades de pesca artesanal a instalar en el plazo de 30 días un sistema de monitoreo satelital.

 

Si bien se trata de una disposición vigente desde el año 2003, nuevas resoluciones emitidas en 2004, 2008 y 2011 les permitieron quedar al margen de la normativa. Sin embargo, con el cambio de autoridades, el tema volvió a la agenda y los responsables de este tipo de embarcaciones ratificaron su rechazo a la colocación de los dispositivos.

 

Para el presidente de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto, la medida constituye un “exceso reglamentario” ya que se el pescado que pueden extraer las lanchitas “representa apenas un 0,004% del total”. “Tenemos un radio de acción de 15 millas en el que prácticamente no hay nada; el pescado lo atrapan los barcos más grandes”, subrayó este domingo el dirigente, en diálogo con 0223.

 

En ese sentido, Ignoto resaltó que las embarcaciones “salen a pescar unos cien días al año, de los cuales muchos es imposible porque dependen del clima”. “Es decir, pescan donde, como y cuando pueden”, señaló.

 

Tras señalar que los costos de la instalación y mantenimiento del equipo de monitoreo “son muy importantes”, el dirigente reparó en el “daño” que genera a la actividad este tipo de disposiciones, “sobre todo teniendo en cuenta el contexto macroeconómico y la escalada inflacionaria”.

 

Ante este panorama, anticipó que el martes se reunirán con el intendente Carlos Arroyo, a quien le solicitarán que intervenga ante las autoridades de Pesca, tanto de Nación como de Provincia. “Yo ya estuve reunido con el director de Pesca de la Provincia, Francisco Di Leva, pero el respaldo del intendente es fundamental para reforzar nuestro planteo”, definió.

Lanchas vuelven a rechazar el control satelital

Sus titulares lo califican como “un exceso reglamentario”. Hasta aquí estaban exceptuados, pero la Subsecretaría de Pesca los está intimando para que lo adopten.

Los titulares de las lanchas se oponen a la instalación de un equipo para el seguimiento satelital de la flota. La problemática volvió a cobrar vigencia en estos días a partir de intimaciones enviadas desde la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera.

Mediante notas firmadas por el director del área, Juan Manuel Bosch, se les advirtió individualmente que deben dar cumplimiento a la Resolución 21/08 del Consejo Federal Pesquero, que establece la obligatoriedad del control para la flota artesanal en todas las jurisdicciones.

 

“Nos intimaron para que en treinta días tengamos un equipo instalado a bordo. De lo contrario, amenazan con suspendernos del registro de armadores”, explicó el presidente de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto, en diálogo con Pescare.com.ar.

 

Historia de excepciones

 

Desde 2003 este sector está exento del llamado “Monpesat” por normativa de la propia Subsecretaría de Pesca de la Nación. La misma decisión fue ratificada en 2008 por las autoridades de la provincia de Buenos Aires ante un pedido del Consejo.

 

Sin embargo, una vez más el propósito de la Subsecretaría es que desde este año las apenas 28 unidades locales de rada/ría que quedan operativas se incorporen al seguimiento satelital, en sintonía con la flota de mayor porte.

 

En la decisión pesa la Resolución 3/15 de la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo, la cual establece que desde el 1° de enero de 2016 es obligatorio el monitoreo satelital en todos los barcos que operen en su jurisdicción (Área del Tratado del Río de la Plata y Zona Común de Pesca).

 

“Nos parece un exceso reglamentario. Nosotros siempre trabajamos de la misma forma. Nuestro radio de acción es acotado (15 millas) y el tiempo de ausencia 24 horas; no se justifica este gasto; no lo vamos a poder sostener”, es uno de los argumentos que esgrime Ignoto.

 

Diálogo con la Provincia

 

El dirigente ya abrió un canal de diálogo con el director de Pesca de la Provincia, Francisco Di Leva, para trasladarle la preocupación del sector. Para el próximo lunes está previsto que haya una reunión entre ambos dirigentes.

 

Ocurre que el artículo 2 de la 21/08 fija que quedará en manos de las provincias coordinar y reglamentar las condiciones que “deberán observar los buques de la flota artesanal en el sistema de posicionamiento”. Un detalle: el resto de las pequeñas embarcaciones que operan a lo largo de la franja costera bonaerense no ha recibido intimación alguna.

 

Prensa y redes sociales

 

El lunes, a las 10, también se realizará una conferencia de prensa en la banquina, donde los pescadores expondrán su postura ante los medios. Por otra parte, en la red social Facebook ya se creó un grupo denominado “No a la desaparición de las lanchas amarillas de Mar del Plata”.

 

“Realmente sería un crimen imperdonable no cuidar una parte muy importante de la historia y tradición de Mar del Plata, en muchos o casi todos los países del mundo cuidan los patrimonios. Cuidémoslo”, expresa allí uno de los usuarios.

Langostino: Comenzaron a descender las capturas en el paralelo 42

Sitio de Internet – Mar y pesca noticias patagónicas

De acuerdo a los partes de pesca y al aporte brindado a M&P por armadores de algunos barcos que operan sobre el langostino en el paralelo 42 , las capturas han experimentado en los últimos días un marcado descenso con una media de 4 toneladas diarias por lo que muchas empresas sostienen que a la vuelta de marea amarraran sus barcos a la espera de la próxima prospección aguas nacionales.

 

“Era de esperar que las capturas bajaran, la mayoría hizo dos mareas y los que entraron primero ya van por la tercera marea”, contó un armador al agregar que, el rendimiento en la zona de aguas no vedadas para la pesquería fue mejor que el año pasado.

 

De todos modos muchos barcos con asiento en Chubut que operan en la zona se mostraron decididos a probar suerte en la prospección de aguas jurisdiccionales del Golfo San Jorge que se lanzará en un par de días.

 

En tanto la semana pasada arribó al puerto deseadense con 79 toneladas de langostino el Miércoles Santo, buque de Pesquera Santa Cruz que tras un fallido intento en la prospección de Santa Cruz emprendió viaje al norte donde concretó su marea, directivos de la empresas detallaron que ante el abrupto descenso de las capturas aún no saben si el barco volverá a salir a la pesca.

 

De todos modos, firmas como Arbumasa, Empesur y Vieira optaron por no enviar sus buques al paralelo 42 ya que argumentan que el langostino que se captura en esa zona es de dudosa calidad.

“Pescamos lo que podemos, cuando podemos”

Así resumió el titular de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto, la situación que atraviesan las 29 embarcaciones que quedan en la ciudad. Una vez más, luchan contra la resolución que los obliga a fijar el posicionamiento satelital en las embarcaciones.

No es un problema nuevo, pero parece no tener solución. Es que, una vez más, los pescadores de las tradicionales lanchitas amarillas de la ciudad manifiestan su preocupación ante las intimaciones en el marco de la entrada en vigencia de una resolución que los obliga a contar con un sistema de posicionamiento satelital como el de los grandes contenedores para poder realizar sus tareas.

Según indicaron, la medida es “innecesaria” debido al escaso radio de acción (con entrada y salida diaria) de estas embarcaciones y por eso esta imposición podría derivar en su desaparición. “Hoy quedan muy pocas lanchitas, unas 29, que son las que están en la banquina. Actualmente, pescamos lo que podemos, cuando podemos y lo que se le escapa a los barcos”, resumió el titular de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto.

En diálogo con QUÉ, en la radio, el también responsable de la Delegación Puerto de la ciudad recordó el trasfondo de esta cuestión y reparó en que cuando en el 2003 se implementaron los sistemas de control satelital sobre los barcos, la normativa aclaró que quedaban exceptuados de los mismos aquellas embarcaciones de pesca artesanal, como las lanchitas amarillas.

Sin embargo, con el correr de los años la situación cambió. “Recibimos intimaciones de Pesca Nación con respecto a la suspensión del registro de armadores, de los permisos”, aseguró Ignoto, quien destacó lo “innecesario” de esta medida de control para este tipo de embarcaciones, ya que las mismas no tienen gran participación en la pesca a nivel nacional: “No llega al 1% del total del país”.

Al respecto, el dirigente explicó que tras las numerosas presentaciones efectuadas ante las autoridades provinciales, nacionales y del Consejo Federal Pesquero (CFP), nunca fueron obligados a instalar los equipos de monitoreo, “pero en abril de 2015 se firmó una resolución conjunta internacional que fija que en 2016 todas las unidades con radio de acción en cierta jurisdicción deben tener posicionamiento satelital”.

LOS PASOS A SEGUIR

Ante esta situación, el titular de la Sociedad de Patrones Pecadores dijo que han hablado con las nuevas autoridades quienes, pese a entender la situación, deben actuar en base al tratado firmado el año pasado. “Mañana tenemos una reunión con el intendente para explicar los motivos y ver si nos da una mano para ir puertas arriba”, adelantó el dirigente, quien manifestó su preocupación ante el impacto de esta medida.

“Hoy quedan muy pocas lanchitas, unas 29 de las 300 que había, que son las que están en la banquina. Actualmente, pescamos lo que podemos, cuando podemos y lo que se le escapa a los barcos”, reiteró Ignoto, quien consideró indispensable que se retrotraiga esta medida, para preservar, conservar y cuidar el trabajo de las lanchitas amarillas en el Puerto de Mar del Plata.

Pescadores en lanchitas amarillas se encuentran en estado de alerta

Sitio de Internet – Lo que pasa.net – Mar del Plata

 

Realizarán una conferencia de prensa este lunes en busca de mostrar el rechazo a la utilización de un sistema de monitoreo satelital en las embarcaciones.

Una postal de protesta

Pescadores de las lanchas amarillas encabezarán este lunes a las 10, en la banquina de Pescadores, una conferencia de prensa con el fin de demostrar su descontento ante la medida que busca instalar un sistema de monitoreo satelital en las embarcaciones.

Desde el sector portuario señalaron su malestar ante la resolución Nº 21 del 20 de noviembre de 2008 del Consejo federal de pesca en el marco del Estado de Emergencia del sector de pesca artesanal para de Mar del Plata

Indicaron que dichos permisos de pesca están sujetos a la colocación del posicionamiento satelital, lo que llevarán a las tradicionales lanchas amarillas del puerto “a su desaparición”.

Antenao busca crear una asociación de observadores de pesca

El referente de la Marina Mercante, Jorge Antenao cursó sendas notas a las empresas pesqueras y a la Subsecretaria de Pesca anunciando algunos cambios que tendrá la flamante organización formada por observadores de pesca de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Fuentes de la Subsecretaría de Pesca en Río Gallegos confiaron a Mar&Pesca, que Antenao busca que los observadores de Santa Cruz que trabajan como monotributistas paguen una cuota sindical y que el sueldo de los mismos sea depositado en una cuenta de la Asociación y de allí transferido a los trabajadores.

Esta ‘política de trasparencia’ impulsada por Antenao estaría generado sospechas en las empresas armadoras actualmente encargadas de pagar el sueldo a los pocos observadores de Santa Cruz que embarcan ya que la mayoría de los buques congeladores no operan en aguas provinciales, salvo el caso de dos centolleros que tienen permiso tanto en nación como en el golfo San Jorge.

La pesca no tuvo un buen comienzo de año; caen los desembarques

De acuerdo a datos preliminares de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación, en Febrero se desembarcaron en el Puerto de Mar del Plata 36.843 toneladas de pescado, lo que representa una caída de 14,79% en comparación con Febrero de 2015, cuando se habían desembarcado 43.237 toneladas.

De este modo, en el primer bimestre de 2016 se desembarcaron en el puerto local 48.189 toneladas de pescado, 11,74% menos que en el mismo período de 2015.

La distribución por especie de los desembarques (según la información disponible al 11 de Abril de 2016) sigue siendo encabezada por la Merluza Hubbsi, que entre los desembarques al Sur y Norte del Paralelo 41º representa el 48,91% del total con 41.245 toneladas.

Le sigue en orden de importancia el Calamar Illex con 14.793 toneladas y el 17,54% de los desembarques. Ambas especies concentran en el inicio de 2016 el 66% del total de los desembarques, distribuyéndose el resto de los mismos entre diversas especies de menor presencia entre las que se destacan la Merluza de Cola (5,79%), Rayas Nep (5,19%), Corvina blanca (3,49%) y Pez Palo (3,21%) entre otras.

El langostino sostiene las exportaciones en el primer bimestre

En Febrero, las principales partidas pesqueras exportadas a través de la Aduana local ascendieron a 12.819 toneladas por U$S 33,7 millones, lo que representa un crecimiento interanual de 6,48% en volumen pero una caída de 4,10% en valor debido a menores precios promedio de exportación.

Con el dato de Febrero, en el acumulado del primer bimestre de 2016 se exportaron 25.499 toneladas por U$S 70 millones, con un crecimiento interanual de 7,27% en volumen y 3,11% en valor.

El mayor incremento en la comparación interanual se observa en el rubro Crustáceos (langostinos), con un crecimiento de 104,76% en volumen y 81,68% en valor.

El rubro de mayor peso económico, Filetes y demás carnes de pescado, registra una caida interanual de 11,23% en volumen y 17,11% en valor.

El principal destino de las exportaciones pesqueras locales en el primer bimestre continúa siendo Brasil, con U$S 21,5 millones y el 30,67% de los envíos.

Le siguen en orden de importancia China (15,95%), Estados Unidos (15,03%), España (11,97%) e Italia (11,21%).

Fuente: Observatorio Regional Fundación Bolsa de Comercio MDP

Exportaciones de merluza: tres años de números en baja

Desde 2013 vienen cayendo los volúmenes y las divisas generadas por el recurso. Brasil sigue siendo el principal destino; aunque su crisis plantea interrogantes.

La merluza presenta números que colocados en perspectiva sirven para explicar al menos una parte del declive que afectó a la industria pesquera de Mar del Plata en el último tiempo.

Al repasar datos oficiales se advierte que en los últimos tres años viene cayendo el volumen comercializado de hubbsi y las divisas generadas. Se pasó de 119.639 toneladas por 291,8 millones en 2013 a 99.618 toneladas por 245,4 millones en 2015.

2013: 119.639 t. por 291,8 millones

2014: 116.483 t. por 291,4 millones

2015: 99.618 t. por 245,4 millones

La diferencia negativa se estira si la comparación se establece con 2011, cuando se enviaron 132.514 toneladas por 375,5 millones. En tanto, quedan soslayados los datos de 2012, año del importante paro de la flota fresquera.

La Empresa Emdepes deberá pagar una multa de $10 millones

 

El proceso que concluyó con la primera sanción de estas características en la historia del sector pesquero pudo hacerse efectivo por la tenacidad puesta de manifiesto por Juan Benegas.

La Empresa de Desarrollo Pesquero de Chile S.A. (Emdepes) fue sancionada por el Ministerio de Agroindustria a pagar una multa de $10 millones por pescar de forma ilegal en la Zona Económica Exclusiva, en cercanías a las Malvinas, con una licencia otorgada por el gobierno británico de las islas. Es contra el buque “Unión Sur”, perteneciente al grupo japonés Nissui por pescar dentro de las 200 millas de soberanía nacional, pero con permiso inglés.

Buenos Aires.- El proceso que concluyó con la primera sanción de estas características en la historia del sector pesquero pudo hacerse efectivo por la tenacidad puesta de manifiesto por Juan Benegas.

El caso se destapó en 2014 cuando Benegas, por entonces gerente de operaciones de la pesquera Nissui / Pesantar recibió en las oficinas que la compañía tenía en Buenos Aires, un e-mail de un ejecutivo nipón que le informaba a la matriz de Tokio, en inglés y japonés sobre las operaciones de la naviera extranjera, en noviembre de 2014 con el siguiente texto: “No les digan nada de lo escrito más abajo a los colegas de Argentina. Después de zarpar de Punta Arenas el 3 de noviembre, se navegó por la línea de las 200 millas argentinas, llegamos a Puerto Stanley de Falklands el día 7. Después de recibir la licencia, iniciamos la pesca…”.

Se trataba del buque “Unión Sur” de Emdepes SA propiedad del Grupo japonés Nissui, con sede en Tokio por pescar dentro de las 200 millas de soberanía nacional, pero con permiso inglés.

Esta irregularidad pudo haber sido callada por Benegas, quien sin embargo la comunicó a funcionarios nacionales de la Cancillería y de otros ámbitos. Por su patriótico acto, fue despedido de la firma tras 26 años de servicio.

“Si no se concretaba una sanción internacional para esta empresa, no hubiese sido coherente nuestro reclamo por Malvinas ni nuestra defensa de la soberanía. La Secretaría de Pesca que es la autoridad en la materia, aplicó la sanción que correspondía, y para eso realizó una completa investigación en conjunto con Cancillería, Armada y Prefectura”, dijo a Transport & Cargo Juan Benegas.

Impulso

El proceso para emitir sanciones contra Nissui arrancó en marzo, cuando las autoridades argentinas intimaron a Pesantar, antigua filial argentina de Nissui, a que realice su defensa por las presuntas violaciones a la ley de pesca del país.

En ese momento, las autoridades pesqueras argentinas dijeron que el ministerio había reunido toda la evidencia incriminatoria sobre la presunta pesca ilegal en las Islas Malvinas por Pesantar, subsidiaria de Nissui hasta enero de este año, tras la adquisición por la firma argentina Newsan Grupo. “Las autoridades chilenas y japonesas terminaron confirmando la relación jurídica y financiera entre Emdepes y Nissui”, resaltó Benegas.

Según la legislación vigente, las empresas argentinas no pueden tener relación directa ni indirecta si poseen un permiso de pesca nacional, con empresas que pesquen en aguas argentinas con licencia británica.

En mayo de 2008, el Senado aprobó por unanimidad y convirtió en ley un proyecto que grava con mayores penas y establece más controles a la captura ilegal de especies ictícolas en el mar argentino, en las proximidades de las islas Malvinas. La iniciativa, que llegaba modificada desde la Cámara de Diputados sobre un texto promovido por los entonces senadores oficialistas Silvia Giusti (Chubut) y Mario Daniele (Tierra del Fuego) en septiembre de 2006, crea mayores penas a las pesca sin permiso del gobierno nacional en el mar argentino y en la zona en litigio con el Reino Unido en el Atlántico Sur.

Si bien la norma, que modifica el régimen federal, no hace alusión expresa a las islas Malvinas, la misma fue presentada originariamente a los pocos días de que los kelpers del archipiélago comenzaran a dar permiso de pesca por 25 años en la zona, en un claro desafío a la posición argentina. Estas licencias muchas veces son otorgadas a buques denunciados por pesca ilegal. Las imágenes satelitales nocturnas muestran una gigantesca mancha luminosa, mucho mayor que la que produce la ciudad de Buenos Aires, en aguas de exclusiva competencia argentina, entre las islas Malvinas y la costa patagónica.