El especialista en pesquerías marinas, Ernesto Godelman, analiza la perspectiva de Sturzenegger

Sitio de Internet – Pescare – Mar del Plata

Tres ejes centrales. Se pagan derechos de extracción. Existe una brecha cambiaria que funciona como un impuesto extra a la exportación. La carga impositiva total sobre la actividad pesquera es alta.

Días atrás, el asesor presidencial Federico Sturzenergger, durante una conferencia en Miami (Estados Unidos), se expresó sobre la actividad pesquera argentina, acusó al sector de lobbysta y mostró una visión muy particular en referencia a una actividad que sigue con mucha preocupación, a pesar de haberse eliminado el capítulo de la pesca, del proyecto de Ley Bases.

Una de las miradas con un profundo estudio y conocimiento en la materia es la del Ing. Ernesto Godelman, especialista en Pesquerías Marinas y fundado del Centro Desarrollo y Pesca Sustentable, quien diálogo con PESCARE, desde donde le pedimos su punto de vista al respecto.

“En principio prefiero no cuestionar ningún tipo de intenciones. Puedo asumir que algunas intenciones en las declaraciones del señor Sturzenegger, que en definitiva está planteando un tema importante, que es el tema de la recuperación de la renta pesquera. Y también otro tema que aparentemente le resulta muy importante, supongo que conectado con los lineamientos generales del Gobierno, es el tema de la competitividad, el tema del acceso a la actividad y que la pesca no sea un coto cerrado”, planteó en el comienzo del diálogo Godelman.

“Pareciera que esas son las preocupaciones que atraviesan los puntos de vista de Sturzenegger. Por un lado me da la impresión que en algunos aspectos hay algunas distorsiones, en cuanto a la visión que se tiene del desarrollo histórico de la pesca en Argentina. Yo me imagino que Sturzenegger tendrá que meterse en tantos temas, que no puede ser especialista en todos. Me imagino que alguien a su vez lo asesorará en algunos temas específicos, no lo sé. Sí lo que he notado es que hay una visión un poquito distorsionada de cómo la pesca llega a la situación actual. Pareciera que hay un planteo de exclusividad o una anomalía argentina en cómo se ha ido desarrollando la historia de la pesca, la historia de los derechos de acceso a los recursos pesqueros, y en realidad esa anomalía no es tal, no existe.”

Con una visión global, el presidente de la ONG puntualizó que “esa anomalía no es tal, es un desarrollo muy similar al de prácticamente todos los países con cierta importancia. En la pesca hay una primera etapa de derechos de acceso libre, donde los recursos son libremente accesibles a todo el mundo. Eso es paralelo al desarrollo inicial de las pesquerías, luego en la medida que más actores van ingresando, se va agregando esfuerzo, porque se ve como una actividad rentable.”

“Eso obliga, sobre todo en la etapa en que comienzan a notarse la sobreexplotación de los recursos, a producir ciertos cierres y restricciones. Se crean limitaciones, que a su vez son también derechos Hay todo un desarrollo histórico natural de las pesquerías que, es absolutamente común de Argentina con el resto del mundo. No hay ninguna cosa extraña”, puntualizó en la extensa y rica charla.

“En la conferencia dijo que le asombraba que a nadie en la Argentina le llamara a la atención que los recursos fueran gratis. Ahí hay un desconocimiento un poco de la historia de la pesquerías en todo el mundo, donde han sido gratis históricamente, hasta que a partir de cierto momento, allá por la década del ’70, se comienza a hablar de poner capturas máximas permisibles y en los 80, con otro tipo de límites, de otra clase, incluyendo cuotas, son procesos relativamente nuevos, incluso a nivel mundial, asociados generalmente con situaciones de sobrepesca”.

“En ese momento el administrador de la cosa pública, se da cuenta que algo hay que hacer, porque el valor intrínseco del recurso natural se está perdiendo.”

¿Pero en la Argentina se pesca gratis como dijo el asesor?

A partir de eso años comienzan a plantearse la asignación de derechos, el cobro de cánones y en los ’90 se produce una larga discusión en el Congreso, que culmina con la aprobación de la Ley de Pesca en el año 1997, donde se consagra el tema de las cuotas individuales en algunas pesquerías, y el cobro oficialmente de un derecho de extracción. Reflejando un debate similar que existía en otras partes del mundo, donde en esos lugar y en Argentina era una conceptualización nueva.

“Eso se puso en marcha en el 2001”, rememora Godelman, ya que en aquella ocasión estuvo como funcionario de la Secretaría de Pesca y participó en la puesta en marcha de los aranceles de extracción que era un concepto novedoso por ese tiempo.

“En la Argentina se cobran los derechos de exportación, que es un impuesto prácticamente y no se aplica en ninguna parte del mundo, por lo menos en ninguno de los países pesqueros importantes. Solo hay entre cinco y diez países, donde se cobran derechos de exportación, pero ninguno de esos es un país pesquero, ni tiene la actividad pesquera tan importante como la Argentina. Ninguno de los países que ‘compiten’ con la Argentina se aplica un derecho de exportación, y si lo aplican no va más allá del 1% o 2%. Sumado a esto tenemos que tener en cuenta la brecha cambiaria, que de hecho es otro impuesto. Es un impuesto extra que se cobra a la exportación también. Hay empresas que afirman que en total su carga impositiva sobre el producto sobre el valor exportado oscila entre el 35% y el 40%, evidentemente hay un retorno hacia el Estado muy importante sobre la actividad pesquera”.

El titular de la ONG que se fundó hace más de dos décadas, describió en el mismo sentido que “hay otros impuestos que todas las actividades pagan: el impuesto las ganancias, las retenciones de IVA, hay una serie de impuestos que todas las actividades pagan, pero como esta es una actividad exportadora, tiene los derechos de exportación. Y como además está la brecha cambiaria, que es una carga muy importante, ahora menos, pero todavía sigue siendo una carga distorsionante.”

Continuando sobre su apreciación a los dichos de Federico Sturzenegger, Godelman relató: “cuenta una historia que no sabemos bien de dónde sale, cuál es la fuente. Aparentemente los militares habrían repartido licencias de pesca gratis para ocupar para el Mar Argentino. Es la primera vez que escucho esa interpretación de la historia y no se ajusta a la realidad. El proceso de evolución de las licencias en la Argentina, es exactamente el mismo que en cualquier de los otros países.”

Esto marca que en la Argentina no se pesca gratis.

Hay un concepto instalado a través de la Ley Federal de Pesca, que es un concepto de vanguardia, es el concepto de los derechos de extracción (DUE). Esos derechos se pueden ajustar perfectamente a través del Consejo Federal Pesquero. No hay ningún inhibitorio legal para eso, no hace falta modificar la ley, no hace falta implementar un sistema de licitaciones.

Obviamente se puede generar también un derecho de extracción, que conceptualmente tenga alguna relación con la renta pesquera, no la renta propia del recurso natural.

¿Qué es la renta pesquera desde su óptica?

La renta pesquera, como cualquier recurso natural, es el valor intrínseco previo a su extracción. Es un valor muy difícil de estimar, de cuánto vale una merluza que está nadando en el agua, cuánto vale un langostino que está nadando en el agua, es muy difícil poder estimar ese valor. Sí con alguna metodología se logra estimar ese valor le corresponde al Estado, que es el titular de esos recursos antes de ser pescados.

Hay una intención aparentemente también cobrar una regalía sobre los recursos pesqueros,  perfecto, pero hay que ver bien cómo se hace, con qué metodología, y sobre todo que no se cargue la ‘romana’ de tal manera, que una actividad se transforme inviable desde el punto de vista económico.

Todo tipo de imposición tiene que tener una razonabilidad, y tiene que tener una proporcionalidad con la renta de esa actividad. Si se quiere ir más allá de eso, ya estamos hablando de una expropiación. Ese es el cuidado que hay que tener, hay que hacer los estudios económicos correspondientes. No son cosas que se pueden hacer en forma así superficial, o aplicando teorías generales, hay que hacer estudios particulares, y en base a eso, y logrando consensos, se puede lograr.

El consenso es algo que parece ser hoy en día que está presente y que puede continuar, al menos entre los actores del sector, algo en lo que coincide el Ing. Godelman. “Creo que en el sector pesquero hoy hay consenso de que se genere un pago de la renta pesquera, pero siempre y cuando sea algo que tenga razonabilidad, que tengan fundamentación y razonabilidad”.

¿Qué opinión le merece las licitaciones que se habían propuesto?

Me parece que en el famoso tema de las licitaciones, se buscó como la salida rápida, la salida fácil. Teóricamente desde el punto de vista de la teoría económica, hay un recurso natural que es propiedad del Estado, de todos los argentinos, hay una renta, ¿cómo recuperamos esa renta?,  lo más fácil, lo más rápido es llamar a licitación de todas las cuotas y el valor lo que se pague por esa licitaciones, va a atender a representar el valor de esos recursos antes de ser pescados.

Esa sería la teoría, ¿y en la práctica?

La pesca no es una actividad virgen, no es que el recurso está ahí y nunca nadie lo pescó y queremos iniciar esa explotación. La pesca ya es una actividad centenaria, con décadas y décadas y décadas de acción, con una cultura, con un capital social, con un montón de familias que viven de eso. El capital que está asociado a bienes fijos, que además asociado con una cultura, un oficio, un conocimiento específico del metier, no se mueve de esa manera.

Hay un montón de gente que desde hace décadas ha invertido en la pesca, que ha apostado por la pesca durante décadas y basados en ciertas reglas del juego, además establecidas desde hace más de 20 años, no le pueden decir, “Ah bueno, si te presentás a una licitación y la perdés, mala suerte, son las leyes de la movilidad del capital de acuerdo a la tasa de retorno». La vida real no funciona así.

Entiendo por lo que no resiste análisis la modificación del Régimen Federal Pesquero, no es necesario ni viable.

Todo régimen legal, puede sufrir aggiornamiento y modificaciones, obviamente el tiempo va pasando, pueden aparecer nuevos temas que no se habían considerado, pero no pareciera que la esencia de cómo está estructurado el sistema, haya que cambiarlo.

Se habían establecido parámetros de distribución de las cuotas, con promedios que hoy han quedado obsoletos. Habría que actualizar un poco los años que se tomen en cuenta, para considerar la historia de captura, con un respeto que tal vez habría que aggiornar, pero en la esencia ya no parece.

No todas las especies, por sus características biológicas, se pueden cuotificar, especie de crecimiento muy rápido, y que hasta ahora no hemos podido encontrar la forma de establecer una Captura Máxima Permisible. ¿Cómo hacemos para cuotificar una especie donde no se puede establecer una captura anual a priori, sino que el sistema de manejo es diferente, como por ejemplo el calamar que se maneja a un criterio llamado de escape, que es una contabilidad inicial del stock. Se va controlando la captura y hay un criterio que es que hay que dejar escapar el 40% de la numerosidad inicial, o dejar en el agua 40.000 toneladas de calamar para el proceso reproductivo y la cohorte siguiente. De acuerdo a esa conceptualización biológica, es imposible establecer una Captura Máxima Permisible, por lo tanto es imposible establecer una cuota, y por lo tanto es algo que no se puede licitar.

En el langostino hay discusiones sobre este mismo punto, y es un recurso súper importante. Al  final también las licitaciones tienen un límite biológico importante, y también el valor intrínseco del recurso depende de su estado de salud biológica. Si un recurso está depredado no tiene el mismo valor que si está saludable.

SICONARA rechaza el proyecto para actualizar el canon de extracción pesquero y amenaza con paro

Sitio de Internet – Mar y pesca noticias patagónicas

Al referente del gremio, Jorge Maldonado no le agradó el proyecto enviado por el gobernador Nacho Torres  porque sostiene que “incide directamente a los trabajadores de abordo, bajando considerablemente los sueldos”

facebook sharing buttontwitter sharing buttonemail sharing buttonwhatsapp sharing button

El titular del Sindicato de Conductores Navales, de los conductores navales advirtió que podrían ir al paro si el proyecto es aprobado, dado que implicaría una reducción en los sueldos de los trabajadores. «Cuando nosotros paramos, paramos, no vendemos humo», sentenció.

Para Maldonado, el proyecto que tomó estado parlamentario este lunes y que podría ser tratado esta semana en diputados “perjudica a los trabajadores”.

Se trata del aumento del canon pesquero, que, desde el Gobierno informaron tiene como objetivo financiar obras para el mejoramiento de los diferentes establecimientos educativos de la provincia.

En este sentido Maldonado indicó en la radio de frecuencia modulada Chubut  que este aumento del canon no impacta solamente en el sector empresarial, sino que repercute en el salario que perciben los trabajadores nucleados en el SICONARA. “Los incrementos del canon pesquero nos inciden directamente a los trabajadores de abordo, bajando considerablemente los sueldos- debido a que- somos un sistema de partes, porque el 50% de los gastos del barco los pagamos nosotros con el sistema de la parte», sostuvo el referente sindical.

«Si el Gobierno quiere aumentar el canon pesquero, nosotros no saldremos a pescar», sentenció. Y reiteró:  «con semejante incremento, en el contexto actual, que nos reduzcan de esta manera el sueldo, no creo que salgamos», detallando que «hoy el canon es el 2% con un valor de $ 320, pero en el proyecto de ley lo llevan al 4% y lo sacan (al canon) del régimen de pesca y lo dan a la parte contable del Gobierno, que podrá dictaminar en cualquier momento del año aumentarlo si lo considera», ya que actualmente se hace una vez al año, a mediados de junio o julio.

«Desde hace 2 años lo repetimos, el bolsillo no da más para que nos saquen. Si aumentan esto será directamente al bolsillo del trabajador y no lo vamos a permitir, no vamos a dejar que nos saquen de esta manera la plata del bolsillo», alertó.

Es por este motivo que el gremio se mantiene expectante ante lo que pueda ocurrir en la Legislatura en los próximos días, dado que «si no sacan esto o estudian otra manera de cobrarlo sin que nos incida a los trabajadores», los trabajadores «no vamos a volver a trabajar hasta que esto no se dé vuelta, porque cuando el SICONARA para, para de verdad no vendemos humo en ese sentido».

«Nosotros venimos corriendo de atrás a la inflación, no tenemos aumentos, tenemos recomposición; entonces que nos metan este gasto extra no lo vamos a dejar. Esto no lo vamos a acompañar y es probable que los barcos sigan parados si esto llega a salir», concluyó. Fuente: El Chubut.

SICONARA en alerta por uno de los proyectos enviados a Legislatura por el Gobierno

Sitio de Internet – Pesca Chubut – Chubut

El titular del SICONARA, Jorge Maldonado, conversó este lunes con FM EL CHUBUT respecto a la situación de la actividad pesquera en la provincia y en este contexto advirtió con un proyecto de ley que este lunes tomó estado parlamentario en la Legislatura y que podría tratarse esta semana por parte de los diputados.

Se trata del aumento del canon pesquero, que desde el Gobierno, informaron, tiene como objetivo financiar obras para el mejoramiento de los diferentes establecimientos educativos de la provincia.

Sin embargo, este aumento del canon no impacta solamente en el sector empresarial, sino que repercute en el salario que perciben los trabajadores nucleados en el SICONARA.

Maldonado explicó que “los incrementos del canon pesquero nos incide directamente a los trabajadores de abordo, bajando considerablemente los sueldos”, debido a que “somos un sistema de partes, porque el 50% de los gastos del barco los pagamos nosotros con el sistema de la parte”.

“Si el Gobierno quiere aumentar el canon pesquero, nosotros no saldremos a pescar”, sentenció.

Sostuvo que “con semejante incremento, en el contexto actual, que nos reduzcan de esta manera el sueldo, no creo que salgamos”, detallando que “hoy el canon es el 2% con un valor de $ 320, pero en el proyecto de ley lo llevan al 4% y lo sacan (al canon) del régimen de pesca y lo dan a la parte contable del Gobierno, que podrá dictaminar en cualquier momento del año aumentarlo si lo considera”, ya que actualmente se hace una vez al año, a mediados de junio o julio.

“Desde hace 2 años lo repetimos, el bolsillo no da más para que nos saquen. Si aumentan esto será directamente al bolsillo del trabajador y no lo vamos a permitir, no vamos a dejar que nos saquen de esta manera la plata del bolsillo”, alertó.

Es por este motivo que el gremio se mantiene expectante ante lo que pueda ocurrir en la Legislatura en los próximos días, dado que “si no sacan esto o estudian otra manera de cobrarlo sin que nos incida a los trabajadores”, los trabajadores “no vamos a volver a trabajar hasta que esto no se dé vuelta, porque cuando el SICONARA para, para de verdad no vendemos humo en ese sentido”.

“Nosotros venimos corriendo de atrás a la inflación, no tenemos aumentos, tenemos recomposición; entonces que nos metan este gasto extra no lo vamos a dejar. Esto no lo vamos a acompañar y es probable que los barcos sigan parados si esto llega a salir”, concluyó.

Una decisión política y un cambio de época

Sitio de Internet – Parte de Pesca – Mar del  Plata

Nelson Saldivia  

La semana abrió con intimaciones desde la autoridad laboral de Chubut hacia el sector gremial y hacia cada una de las empresas con plantas de procesamiento para que acaten la conciliación obligatoria y vuelvan a poner en marcha la cadena productiva de la pesca.

Desde el Gobierno leen que tanto las inflexibles posturas de la conducción sindical han conspirado para encontrar una salida del conflicto, pero también atribuyen responsabilidades a la dirigencia empresarial, tanto de flota como de plantas, por dilatar un entendimiento, ya que no se circunscribe estrictamente a las tensiones laborales y medidas de acción sindical, sino que también hay voluntad de mantener parada la actividad por factores económicos.

Ha sido reiterados los intentos desde la Provincia en propiciar el acercamiento de partes, instándolos a que pauten dar continuidad a las negociaciones, pero con la industria en funcionamiento, los barcos pescando langostino y las plantas con actividad de procesamiento.

A los incumplimientos gremiales a los términos de la conciliación, también interpretan en el Gobierno que la dirigencia empresarial tampoco tiene intenciones de reactivar la pesca, porque tienen las cámaras abarrotadas de mercadería sin vender por el contexto actual de los mercados internacionales.

Durante el fin de semana continuaron los intentos desde el Ejecutivo para que la temporada vuelva a encarrilarse, además de la reunión del domingo con todos los gremios, el gobernador Ignacio Torres llamó ‘empresa por empresa’ para que saquen los barcos y pongan las plantas a funcionar.

A los principales actores de la pesca, el mandatario les ha transmitido que

gobierna sin condicionamientos sectoriales. No accedió a cerrar la temporada anticipadamente, tal como se lo solicitaron las empresas.

Y otra muestra que hoy ‘la lapicera la tiene el Gobernador’, es el envió el Proyecto de Ley N° 029/24 a Legislatura por el cual se prevé actualizar el ‘canon de extracción pesquero’, y sus recursos invertirlos en Educación.

La iniciativa tomó estado parlamentario en la sesión de ayer lunes, y será tratada en comisiones hoy y mañana, y el jueves llegará al recinto para su votación.

La primera reacción fue la del Siconara que salió públicamente a amenazar que no dejará salir ningún barco si se aprueba la ley esta semana. En el sector interpretan que en realidad fue una reacción de la Cafach que, envió a un sindicalista afín y obediente, para que salga a oponerse a la iniciativa oficial y amenace con boicotear la sanción de la actualización del ‘canon de extracción pesquero’ que será destinado a financiar el sistema educativo provincial.

En el argot político, la expresión “usar la lapicera” o “tener la lapicera” hace referencia a quien tiene la última palabra a la hora de tomar decisiones, es decir, aquel que da la orden de ejecutar una acción o medida en particular. Quien “tiene la lapicera” es el que tiene la autoridad.

A diferencia de gestiones anteriores, en la pesca va quedando claro que también hay un cambio de época.

“Paralizar la temporada de Pesca no sería acertado”

Diario Jornada – Trelew

Damián Biss dijo que paralizar la pesca sería una mala decisión.

El intendente de Rawson Damián Biss se refirió a la temporada de pesca que por el momento esta paralizada. Aseguró que la temporada comenzó “complicada desde el mes de noviembre” que se demoró el inicio por conflicto salarial con uno de los gremios. Allí intervino el gobierno provincial y se resolvió “pero en las ultimas semanas, a ese conflicto que había con los gremios se suma un conflicto con el gremio de las plantas que es STIA y eso terminó de complicar toda la temporada. Entiendo que habrá una reunión en estos días porque hay predisposición por parte del sector empresarial y gremios”.

Aseguró que los días que se pierden son muy valiosos y no se recuperan “porque el pescado una vez que se fue se fue. La sociedad en general, los trabajadores, el Estado, toda la logística que implica la pesca en Rawson, esta perdiendo días muy importantes de trabajo. Esperamos que se de esta reunión con todas las partes y el Estado para llegar a una solución porque queda un mes y medio de temporada, ojalá se pueda aprovechar de la mejor manera posible”, continuó el mandatario de la ciudad capitalina.

Si bien, hay sectores que hablaron sobre dar por finalizada la temporada “creo que, en esa disputa, a veces se dicen cosas que no son deseadas, la verdad es que, que se paralice la temporada no le conviene a nadie. Sería una decisión totalmente desacertada, ayer vi declaraciones del presidente de la cámara de la Flota Amarilla que había sido uno de los que había planteado que la temporada termine y me pareció que había mucha predisposición para que el conflicto se resuelva. Me parece que una cosa es antes del conflicto y otra es cuando ya se dio el conflicto y ya se perdió 15 días de trabajo”.

Biss espera que “haya una reflexión en ese sentido, que nos volvamos a sentar todos en una misma mesa y encontremos una solución cada uno de los que tenemos una cuota de responsabilidad en estas decisiones”. “Si bien es un tema regulado por provincia, en Rawson se siente cuando la pesca se para por eso vamos a apostar para que este conflicto se resuelva en los próximos días”, para que se de esta reunión tendrá que pasar la conciliación obligatoria.#

Arbitrarios conceptos al sector pesquero del asesor Federico Sturzenegger desde Miami

Sitio de Internet – Pescare – Mar del Plata

Habló el asesor de gobierno, Federico Sturzenegger, y trajo de nuevo al tapete la preocupación de un sector que debe responder con datos duros de lo que cuesta y paga por extraer peces del mar argentino.

El asesor libertario y cerebro del proyecto de Ley Bases y puntos de partida para la Libertad de los Argentinos, Dr. Federico Sturzenegger, invitado a un simposio en Miami a principios de febrero, hizo algunas manifestaciones donde involucró como ejemplo, al sector pesquero argentino, entre otras profundas apreciaciones respecto a la vida política del país de los últimos 50 años.

Tuvo especial preponderancia en destacar la República Corporativa, otrora la Patria empresaria lobbista, contratista y financiera. En su alocución, Sturzenegger describe un sistema de poder en Argentina donde un grupo de actores privilegiados (sindicalistas, empresarios, políticos y organizaciones sociales) coopta rentas del resto de la sociedad, aprovechándose de viejas leyes cuyo espíritu se han fomentado bajo el orden militar de décadas pasadas, en tal sentido, hace mención a la Ley Federal de Pesca, -cuando la misma fue creada en 1997 distante 14 años del último gobierno militar, y pensada a principios de los ’90, distante 8 años ya entrada la democracia.

El economista en particular, se refirió al proyecto de reforma del régimen federal de pesca, explicando que «se buscaba licitar los permisos de pesca para que el Estado obtenga un mayor beneficio, pero la iniciativa no prosperó en el Congreso debido al lobby de las empresas pesqueras«.

Hizo una fuerte crítica hacia la sociedad argentina por su falta de debate y status quo hacia la pesca en los últimos 50 años, sobre un recurso que debería beneficiar a todos.

Sobre el final, celebró el «reverdecer del debate argentino» y considera que la lucha contra la «República Corporativa» es fundamental para el desarrollo sano y próspero del país.

En su extensa presentación menciona que » Menem, Macri y el kirchnerismo intentaron combatir la República Corporativa sin éxito » y de esta forma justifica el tratamiento de los temas en profundidad a través del DNU 70/2023 y el proyecto de Ley, Bases y Puntos de partida para la Libertad de los argentinos.

Se desprende de su exposición que la estrategia del gobierno de Milei es «empobrecer a aquellos que empobrecen al pueblo» para restarles recursos y poder avanzar con las reformas; es un dato preocupante y no menor; no por el fondo de la cuestión, sino por la aplicación de criterios, en determinadas industrias que carecen del fundamento que origina la premisa, partiendo de una base muy errónea, pues el problema a lo largo de los últimos años no es la Ley Federal de Pesca que se intenta modificar equivocadamente, sino la violación sistemática de la misma, por falta de control u omisión de entes estatales de aplicación ante determinados acontecimientos irregulares, si los hubo.

Por otro lado, nada más desafortunado que pensar que «La Argentina tiene un mar lleno de peces, hay unas empresas que pescan gratis los peces de todos nosotros, en cincuenta años nadie dijo nada, qué cosa extraña…».

Algún ciudadano de bien puede estipular ¿cuál es el costo de un pez a 130 metros de profundidad y a 1300km de Buenos Aires mar adentro?, que además no debiese tener el mismo tratamiento que un bien no renovable como el gas, petróleo o cualquier mineral, puesto que se hace un gran esfuerzo por hacer sostenible y sustentable la pesquería de todas las especies; de hecho no hay ninguna agotada producto de una pésima política de administración pesquera como en otros paises.

Deja perplejo a quienes a diario llevan adelante la costosa tarea de la aventura de la pesca y reabre un capítulo que había quedado en el análisis. El sector se suma a intentar el equilibrio entre lo exigido -que no se sabe cuanto es- y lo que posible pueda pagar por esa explotación.

Siendo una de las actividades que mayor cantidad de mano de obra, emplea, así lo cuentan la cantidad de formularios F.931 todos los meses, y el Estado a través de AFIP, lo puede saber en minutos.

Hay que destacar que para que nuestro país tenga un mar lleno de peces, fue y es como consecuencia de una administración racional de los recursos vivos de nuestro mar, como lo indica el Art.1 de la Ley Federal de Pesca.

En un gran esfuerzo del sector privado empresario por cumplir el Art. 27 de la Ley Federal de Pesca, un trabajo descomunal del INIDEP por establecer las pautas para pescar el máximo posible sin deteriorar la salud de la biomasa identificando la Captura Máxima Permisible (CMP) por especie, por el contrario, hacerla crecer, de ahí surge el cumplimiento del fundamento biológico de la Ley; y por último, y fundamental, el acompañamiento del sector gremial y trabajador, que se sumó a una Ley que en sus inicios también les fue adversa, y lo pudo superar, donde hubo momentos que siquiera tenían la cantidad suficiente de materia prima para elaborar, desarrollar su trabajo y recibir un salario acorde a la necesidad alimentaria de su hogar.

Por otro lado, si la percepción desde el Estado es netamente recaudatoria, y solo si, el Estado no recaudó lo esperado, es como consecuencias de los desacoples de los Derechos Únicos de Extracción (DUE) -Art.45 Ley 24.922- que ajusta semestralmente (ver Resolución CFP Nro.8/2023) ; en un país que tuvo una espiralización inflacionaria que dejó a las Unidades de Pesca (UP) desactualizadas al precio de 1 litro de gasoil al 30 de Septiembre de 2023 a $374; mientras el actual es de $1106 como consecuencia de la inflación vivida desde octubre 2023 a la fecha.

Como así también el desajuste de los coeficientes de UP entre las especies, una foto de precios ponderados interespecies de hace más de 20 años que no aggiornan coeficientes a la realidad de los precios de hoy, en muelles y mercados internacionales; pues la primera resolución que dio inicio a la aplicación del DUE es la Resolución CFP Nro.10/2000.

El problema, como se ve, en lo económico, no es del sector privado sino de la incapacidad del Estado que no supo, o no quiso, solucionar de fondo el problema del deterioro del valor de su moneda; y en materia pesquera, del Estado argentino, por no hacer cumplir el rigor de la Ley Federal de Pesca entre sus administrados.

Ahora bien, tratar al sector todo, por irregularidades puntuales, en principio es arbitrario, inexacto y falaz; si hubo irregularidades, no precisamente en la especie merluza es donde mayor cantidad se podian haber detectado, pero es producto del pésimo funcionamiento del Estado nacional y varios provinciales, quienes lo permitieron.

Por lo expuesto, las falencias del Estado nacional las intentan prorratear entre privados, algo que escapa a las ideas de libertad que se pregona desde la asunción de las actuales autoridades políticas del país.

Sin dudas, el sector pesquero aporta muchísimo más de ese 0.15% que aún no se entiende a que se refiere el Dr. Sturzenegger, que no solamente tiene que ver con lo económico y fiscal, sino con el aporte social y productivo para el desarrollo de las ciudades ribereñas, pero por sobre todo, por el aporte a la ocupación de los confines del límite soberano argentino, lugar que es apetecible por potencias mundiales y que gracias a las pesca, hoy no están ocupadas, al margen de la labor de patrullaje que desempeña Prefectura Naval y la Armada Argentina.

Solo basta controlar y fiscalizar bien cada estamento público y privado, para poner en rigor a algunos participantes si es que sacaron ventajas de operaciones al margen de la Ley como lo venimos publicando desde hace más de 6 años, y no precisamente con la merluza sino con el langostino, pero eso, es otro tema que escapa a esta nota.

No obstante, sería más digno y honorable que el Estado nacional fije cual es el precio que pretende recaudar por la actividad primaria extractiva de las especies cuotificadas y seguramente se encontrará un punto de equilibrio. Un razonamiento lógico entre ciudadanos de bien que luchan por vivir en un país digno, productivo y pujante; y una industria operativa, en el mar y en tierra, por más de 350 días al año derramando trabajo a más de 100.000 familias argentinas en forma directa e indirecta.

Denuncian explotación laboral en algunos barcos poteros

Sitio de Internet – Mar y pesca noticias patagónicas

Las quejas se conocieron ayer por un marinero que bajó del barco potero Estella 6. “No tiene sentido continuar aquí”, reconoció.

Tras múltiples pedidos de que se respeten los horarios de descanso y se permitan las comunicaciones con los familiares, un trabajador marítimo decidió dar un portazo y bajarse el buque potero Estrella 6 que recaló ayer en la terminal marítima deseadense.

“Me bajo porque lo que sufrí aquí no lo puede pasar ningún ser humano”, sostuvo el marinero de planta y luego detalló que la embarcación que ingresó con algo más de 340 t de vaina arrancaba su operatoria a las 17:00 y continuaba hasta las 10:00 del día siguiente sin descanso.

“Tomábamos el café parado en la planta, no había descanso, y si uno hace los reclamos se te ríen en la cara, te dicen flojito, te humillan y peor a la gente más joven”, relató en diálogo con Mar&Pesca.

Acotó además que en los primeros días de operatoria, se arrojaron al mar varias toneladas de calamar que no alcanzaba a ser procesado. “Los dos pozos estaban que reventaban de pescado, lamentablemente tuvimos de tirar pescado a lo loco, y muchos eran chicos y la verdad que da pena ver eso”, reveló al dar cuenta de una situación que parece repetirse en varias embarcaciones.

Sin wifi

Otra de las quejas del trabajador estuvo apuntada hacia la fata de conectividad a bordo del buque. “No hay wifi, y yo tengo a mi papá que se tenía que hacer una operación programada y no podía saber cómo le había ido porque era algo complejo y la verdad es que se hizo muy cuesta arriba poder sostener todo sin tener noticias de su salud”, apuntó.

Finalmente, el trabajador prometió que al barco no vuelve más. “Tengo más de 15 años navegando y la verdad es que nunca me había pasado esto. El SOMU y Trabajo tienen que estar más atentos”, dijo para cerrar.

Puerto Rawson: en medio del conflicto volvió a escena la ‘causa por evasión’

Sitio de Internet – Parte de Pesca – Mar del Plata

Nelson Saldivia

Superado el fin de semana largo de carnaval, el conflicto pesquero en Chubut tendrá otro intento para ser destrabado, a partir de una reunión de partes prevista para este miércoles, propiciada desde el Gobierno provincial, que mantiene la premisa de sostener la temporada de langostino.

La semana anterior fue vertiginosa, la actividad siguió paralizada, con movilizaciones y actos violentos, sindicalistas presos en causa por extorsión, amenazas de ‘guerra’, y, por otro lado, barcos y plantas que se desmarcaron y salieron a pescar y procesar materia prima.

Este martes 13, un tema vinculado a la pesca, a la estiba y al puerto de Rawson volvió a entrar en escena. En el programa Redacción 20 que conduce Carlos Di Filippo en LU20, el secretario General de la CGT y titular del STIA puso sobre el tapete la causa de evasión de aportes y contribuciones que desde la estiba se impulsó sobre empresas que operan en Rawson y Comodoro Rivadavia, al tiempo de anunciar que la próxima semana, abogados harían público una serie de detalles de esos expedientes y también recordó otra causa de evasión que desde hace años tramita en el fuero federal.

Radio Chubut consultó al gremialista Luis Núñez sobre los alcances de los fueros sindicales ante el reciente caso del dictado de la prisión preventiva para dirigentes del SUPA denunciados por la patronal. Dijo que “los procesados son quienes habían denunciado a estas empresas por evasión. Por declarar aportes en los recibos, inferiores, a los que se les depositaba en las cuentas de los trabajadores”. Insistió en que estos dirigentes habían denunciado, entre otros, a los empresarios Gustavo González y Raúl Cereseto, como también a otro de Comodoro Rivadavia.

Además, sostuvo que “la semana que viene vamos a tener una reunión en la CGT donde van a venir abogados a exponer sobre el particular, porque es muy importante saber qué pasó con esa causa, que lleva varios meses, desde el año pasado”.

Mencionó que hay casos donde “a un trabajador se le declara 50.000 pesos cuando ganan dos millones. Esos dos millones se los depositan en sus cuentas y aparecen, por ejemplo, que el depósito no se lo hace quién lo empleó (la empresa de estibaje), sino un lavadero”, dijo sobre el ardid que había sido denunciado.

“Cuando depositan los aportes y contribuciones, depositan menos de lo que declaran en los recibos que no coinciden en nada con lo que realmente cobran. Entonces, cuando uno saca la cuenta sobre la cantidad de trabajadores, la evasión es importante”, interpretó. Núñez reveló que “hay estibadores que no se pueden jubilar teniendo 64 años por esta falta de aportes, o por haberles hecho aportes ínfimos”.

El titular de la CGT del Valle de Chubut también recordó en la entrevista radial que hay otra denuncia que en su momento realizó el exministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni. “Esta causa de evasión de aportes y contribuciones, como la otra causa que involucró a un montón de empresas pesqueras y de la estiba, donde se entregaban facturas apócrifas, truchas, todavía siguen, es la donde se presentó Massoni, y nadie sabe nada”, recordó sobre la lenta marcha del expediente en el Juzgado Federal de Rawson.

Colisionaron dos barcos de San Antonio Oeste en alta mar

Sitio de Internet – De Proa – Mar del Plata

La colisión de dos barcos de San Antonio Oeste se produjo en alta mar, a la altura de la desembocadura del río Negro. Ambos prestan servicios a una empresa pesquera

El buque pesquero Don Agustín que había salido de pesca desde el puerto de San Antonio Este, embistió en alta mar al buque Franca, también con asiento en SAO y que había zarpado el jueves pasado. La colisión ocurrió a 70 millas náuticas (129 kilómetros) al sudeste de la desembocadura del río Negro.

Según las primeras informaciones, el buque Don Agustín se encontraba en maniobras y velocidades compatibles a la pesca, cuando el buque Franca intentó acercarse para entregar elementos y en esa maniobra fue embestido por el buque que pescaba en la zona.

Esa colisión que se produjo por la banda de babor, provocó una avería de consideración en el casco del buque Franca y que por fortuna ocurrió sobre la línea de flotación.

Franca debió regresar a puerto, mientras que la embarcación Don Agustín permaneció evaluando daños por más de 40 minutos para luego dirigirse rápidamente hacia el puerto de San Antonio Este, donde permanecieron ambas embarcaciones.

Por fortuna sólo hubo consecuencias materiales y según la información el hecho ocurrió el viernes alrededor de las 22.25 hs cuando ambos buques fueron ubicados juntos en forma satelital.

En la dependencia de la Prefectura Naval Argentina en San Antonio se cumplieron las actuaciones correspondientes y se realizó una inspección de las embarcaciones sobre los daños.

La embarcación dañada continúa en puerto ya que tuvo daños complejos, mientras que el buque Don Agustín salió nuevamente a las actividades de pesca en alta mar, informó la empresa de ambos buques.

Sturzenegger insistió en la reforma de la pesca y acusó al “lobby” del sector de frenar los cambios

Sitio de Internet – 0223 – Mar del Plata

En dos conferencias en Estados Unidos plagadas de incorrecciones, el mentor de la Ley Ómnibus defendió la reforma propuesta por el gobierno de Milei. Persistió en que la pesca “es gratis” y aseguró que “los militares lo pensaron así”.

Sturzenegger insistió en la reforma de la pesca y acusó al “lobby” del sector de frenar los cambios

Sturzenegger defendió el propósito de la Ley Ómnibus y atacó al sector pesquero.

Por Facundo Suárez

El autor intelectual de la Ley Ómnibus, Federico Sturzenegger, insistió en la necesidad de modificar el Régimen Federal de Pesca que estaba contenido en el proyecto original que fracasó en la Cámara de Diputados. En dos conferencias ofrecidas en universidades estadounidenses, el economista aseguró que la reforma se frenó por el accionar del lobby pesquero, volvió a insistir que la actividad se realiza “gratis” y sorprendió al responsabilizar a “los militares” por el actual régimen que regula la pesca en Argentina.

Las exposiciones fueron ofrecidas por Sturzenegger en el Miami Herbert Business School de la Universidad de Miami y en la Universidad de Harvard, donde defendió el Mega DNU de Milei y la fallida Ley de Bases, donde remarcó que en el país existen “grupos de interés” que controlan los recursos de la población, a los que hay que “empobrecer” para llevar a cabo una reforma de la estructura política y económica de Argentina.

La situación de la pesca, en la visión de Sturzenegger, fue presentada como uno de los ejemplos de dicho escenario. En el marco de la jornada “Argentina en Transición: un foro en el Herbert de Miami”, fue donde el académico más desarrolló el concepto, en una exposición plagada de incorrecciones. La conferencia presencial se realizó el pasado 2 de febrero -aunque recién fue difundida por la Universidad este fin de semana-, el mismo día en que fue aprobada en general la Ley Ómnibus, pero cuando ya se había frustrado la reforma pesquera del proyecto.

“Una de las cosas que quedó en el camino en la Ley Bases es la reforma del Régimen de Pesca de Argentina. La ley que tiene un origen muy militar, porque la gente que pesca en Argentina, que es un recurso común … no hay derechos de propiedad en el mar entonces el gobierno da la autorización para pescar a alguien y cobra un FIP (Fondo de Investigación Pesquera) por eso. En Argentina ese FIP es 0,15%, ¿escucharon? 0,15%. Es gratis”, expuso ante el auditorio.